ESCUCHA MATADOR:

      REFLEXIONES A VUELA PLUMA
          SOBRE EL FÚTBOL,
             EL PERIODISMO Y LA VIDA

















Buscador


MaTA-dor

jueves, junio 12, 2008

Cuando te hace un guiño la buena suerte (Por Antonio Sanz)

EL RINCÓN DE JUDAS. ARTÍCULO PUBLICADO HOY EN PÚBLICO


Por Antonio Sanz

Luis Aragonés mantiene desde siempre que la suerte, como acción fortuita o casual, no existe. No he conseguido que me cuente quién le condujo hasta esta tesis. Pero asume que lo que reina en todos los órdenes de la vida es la buena o la mala suerte. El debut de España en Austria ha estado presidido por la más óptima de las fortunas. Y así lo reconoce el seleccionador y así sucedió en los momentos puntuales del partido: Zyrianov mandó un balón al poste cuando lo fácil era superar a Casillas y empatar o cuando la buena suerte sonrió a Luis con el desenlace del choque que forzó la ley del contragolpe, estilo de juego cuyo sello histórico pertenece al entrenador madrileño desde su inicial etapa en el Atleti. Y es que la tarde se había puesto británica. En el césped, sólo uno de nuestros ‘ingleses’. El y Villa se desenvolvieron como dos mariscales de campo. Ni se arrugaron, ni se escondieron. Es más, tocaron a dúo como solistas. Más generoso Fernando que David, pero con más pólvora el asturiano que el madrileño. Bueno, hasta que el genio de la suerte decidió el enésimo castigo a Torres. El ‘7’ puso taquígrafos a la decisión del seleccionador y reconoció, al dedicarle los goles, lo que el entrenador se negó a premiar. El gesto, que fortalece al grupo, dibujó una sonrisa pícara en ‘el niño’ para hacerle olvidar el golpe del cambio. Un dato para todos: Luis ha alineado en 41 partidos a Torres, pero en sólo 12 ocasiones ha disputado los noventa minutos. Y en esa docena de encuentros al completo, el ariete de Liverpool ha marcado 10 goles. En un partido rápido y vertical, con espacios y con el contragolpe como arma arrojadiza, el ‘9’ volvía otra vez a sumar desde el banquillo. Porque para ser justo, a Luis, una sustitución extraña, le salió bien. Ahora, el técnico desliza un presunto enfado y desafía. Suena más al lógico principio de autoridad que a otra cosa. Recuerde míster cuando usted era jugador. Cuentan que le sentaba a cuerno quemado cuando sus nalgas reposaban en el cemento.


La eterna canción del cambio no debe oscurecer una noche ofensivamente brillante de España. Con David Villa en un magnífico estado de forma y en racha goleadora, las lagunas son defensivas. Mejoró Puyol, más cerca del buen central que lidera al Barça, y equilibró Senna. El brasileño, el único que se tocó el corazón con la mano cuando sonaron los himnos nacionales, lideró con fortaleza, colocación y sentido. La creatividad partió de Xavi, y funcionó. Quizá porque lo que más cerca tuvo fue su propia sombra y participó tan libre, como abiertos fueron los espacios que nos dejaron. Y Rusia, mal. Y Hiddink, sin cintura. Decepcionante el papel del combinado ruso: sin cerrojos en defensa, sin ideas en el centro del campo y sin tino en ataque donde se golpearon con la madera. Para España todo son loas, pero recuerden: esto no es como empieza…

Escrito por Matallanas | 5:42 p. m. | Enlace permanente

1 Comentarios:

  • Escrito por Anonymous Carlos, a las jue. jun. 12, 07:18:00 p. m.  

    Lo de Torres es una ñiñería que debe quedar atrás cuanto antes. Coincido que el equipo fue tan débil que no sé si es un medidor muy exacto dele stado de nuestra selección.


<< MaTA-dor