ESCUCHA MATADOR:

      REFLEXIONES A VUELA PLUMA
          SOBRE EL FÚTBOL,
             EL PERIODISMO Y LA VIDA

















Buscador


MaTA-dor

domingo, octubre 21, 2012

La magia de Manu, el instinto de Piru y el trabajo de equipo dan otro triunfo a Los Desperdicios

Los Desperdicios, 3 (Piru -2- y Manu); Aluminios Las Rozas, 1. 

Partido disputado el de este mediodía (empezó a las 13:15 horas) que se saldó con una trabajada y merecida victoria de Los Desperdicios en la segunda jornada del Torneo Apertura de fútbol 7 del Rayo Majadahonda. Acabamos el primer tiempo perdiendo 0-1, pero igual que ellos (Aluminios Las Rozas) merecieron hacer algún más, nosotros tuvimos tres ocasiones claras que neutralizó su portero, que paró muy bien, como el Teja. En el segundo tiempo buscamos el triunfo y conseguimos el empate con un golazo de Manu. Ellos tuvieron el 1-2, pero se encontraron con el poste y una triangulación perfecta entre Busta, Mata y Piru anotamos el 2-1. Con ellos volcados, Piru volvió a marcar y el partido acabó 3-1.

Jugamos en equipo, nos sacrificamos todos en defensa, Melgar acabó tocado muscularmente pero aguantó al equipo en defensa. Omar estuvo en su línea, Pipi también bien, aunque a veces los dos se creen delanteros y tiran para arriba a la vez. Bustamante se marcó un partidazo a todo campo a todo tiempo. Manu sacó su zurda a pasear. Gonza dio criterio mientras le aguantó el físico (se juega demasiados partidos cada fin de semana). Piru vino con el instinto goleador afilado y el Teja estuvo muy serio. Un servidor, bien, gracias... Echamos de menos a los ausentes, todos con motivos para no venir, por cierto.

Los Desperdicios: Teja; Pipi, Omar; Busta, Piru, Manu y Melgar. También jugaron Matallanas y Gonza. Delegado Manolín. Apoyo logístico: Juli, Alejandro y Leo. 

EL MEDALLERO
El crack: Piru. Dos goles decisivos.
El dandy: Manu. Rendidor y jugón.
El duro: Pipi. Pegó lo justo y bien.
¡Vaya día!: El 11 de ellos. No hubiese marcado ni jugando tres días seguidos.



Escrito por Matallanas | 4:31 p. m. | Enlace permanente