ESCUCHA MATADOR:

      REFLEXIONES A VUELA PLUMA
          SOBRE EL FÚTBOL,
             EL PERIODISMO Y LA VIDA

















Buscador


MaTA-dor

sábado, mayo 15, 2010

Cholo Simeone: "Tengo la seguridad de que algún día voy a dirigir al Atlético y no estoy apurado porque sea mañana"

entrevista publicada en as.com el miércoles 12 de mayo de 2010


Javier G. Matallanas. Buenos Aires

Diego Pablo Simeone es un hincha más del Atlético. El Cholo apoyará desde Buenos Aires para que su equipo vuelva a ganar. No pone fecha a su regreso y pide a la afición colchonera que disfruten a tope de las dos finales.

Su Atleti en dos finales, ¡quién lo iba a decir a principio de temporada!
Esto es lo lindo del fútbol. Es un equipo que ha logrado recuperarse en medio del camino, un equipo que cuenta con grandes figuras y, sobre todo, un equipo que ha encontrado en esta competición europea un camino para llegar a una final internacional que hace tiempo que no jugaba y que sumado a la final de Copa Rey hace que si nos acompaña un poco la suerte seremos el equipo que en España ha ganado más.



¿En la Copa del Rey tiene dudas de con quien ir?
No. Obviamente tengo un gran afecto por los dos equipos, va a ser una final extraordinaria. El Sevilla ha cambiado la mentalidad en los últimos diez años y ha logrado posicionarse en los mejores lugares y está camino de ganar algún campeonato y el Atlético necesita recuperar el prestigio con este tipo de triunfos. Va a ser una final hermosa.

El Atlético necesita volver a ser campeón después de 14 años de que ganó el Doblete.
Es mucho, mucho tiempo. Creo que hubo un proceso lógico por momentos, hay una construcción que se ha llevado en este tiempo y siempre ha habido mejores jugadores en el plantel y eso te lleva a que aparezcan los resultados como ahora que estamos cerca de que el Atlético vuelva a coronarse.

¿Cómo ve la final de Hamburgo?
Dura. Aparenta ser una final más accesible por el nombre del rival. El Fulham va a esperar el partido sabiendo que la responsabilidad la tiene el Atlético y eso es perjudicial. El Atlético sabe que tiene que ganarla porque sino van a decir que la perdió contra el Fulham y no que perdió la copa. Es una final para tomarla con absoluta seriedad. Lo más lindo es que el Atlético vuelve a estar en una final europea y eso es lo que los jugadores y el cuerpo técnico estarán disfrutando.

Agüero, Forlán, ¿quién puede ser el hombre del partido? ¿Será protagonista el bloque?
Si defensivamente sigue estando bien como en esta última etapa, creo que lo de Perea ha sido un acierto absoluto.

¿Aguantarle con tantos fallos?
Sí, sí. Perea ha pasado momentos difíciles al principio y aguantarlo en esa posición que le da mucha velocidad y soluciones defensivas ha sido un acierto. Creo que a partir de esa seguridad defensiva, el Atlético el gol lo tiene porque tiene jugadores desequilibrantes que entrando en zona de una final seguro que aparecerán.

El Cholo ha jugado muchas finales.
Tengo experiencia en varias y las finales son muy bonitas. Cuando uno habla de partido 'seco' uno debe vivir la final de otra manera. Una final es única, una liga la ganas como consecuencia de una acumulación de partidos. La final es algo que se vive de distinta manera porque es única, no se repite. No hay otra posibilidad.

En Liga no estuvo bien el Atlético.
Y han encontrado en este ida y vuelta, en las eliminatorias, la facilidad de poder reacomodarse y es distinto a la liga, que es el campeonato de la regularidad. Cuando uno llega adelante en las copas interpreta que o mato o me matan y creo que el Atlético lo interpretó bien.

Hubo dos versiones del Atlético muy diferenciadas.
En la liga no encontraron el juego y la agresividad que se necesita y en las copas como sabían que mataban o morían, creo que después del partido contra el Valencia empezaron a ver que se podían y hoy están en un lugar envidiable.

¿Cuándo ganó el Doblete se imaginaba que el Atlético iba a estar tanto tiempo sin ganar?
No, en ese momento no. Tengo los mejores recuerdos, era un plantel espectacular, y al siguiente año hicimos un buen campeonato. Después se fue rompiendo esa estructura que tenía el equipo. Siempre recuerdo la estructura de los grandes equipos que dejaban piezas claves para poder crecer alrededor de esas piezas. Nosotros las teníamos y nos fuimos yendo. Estábamos ilusionados en hacer cuatro o cinco años de la mejor manera y fueron luego solamente dos años.

¿Y cómo vivió su regreso en 2003?
Lo viví con alegría. Lo que siempre me entusiasmo es que cuando me ven en Europa me digan por ahí va Simeone el del Atlético, eso no me lo quita nadie. Tenía la cuenta pendiente de volver. El equipo se estaba reconstruyendo tras los dos años de Segunda, con un esfuerzo de los dirigentes para ir incorporando jugadores. Quedamos fuera de UEFA por un gol, hicimos un campeonato importante. El segundo torneo, con Ferrando, empecé a no ser tenido en cuenta y entendía que nunca sería un peso para el Atlético que es mi casa y elegí salir de la mejor manera. Fue muy buena mi salida y tuve la suerte de salir bien con gran compresión de los dirigentes, de mi compañero y de la afición.

Lo de entrenar al Atlético, ¿cómo lo ve?
Con tranquilidad. He vivido cuatro años con demasiado vértigo porque me ha tocado dirigir a tres equipos argentinos y un cuarto el Estudiantes que hoy, no cuando yo fui, está entre los equipos más importantes de Suramérica. Hubo demasiado vértigo.

Viviendo lo mejor y lo peor. Ganando títulos y sufriendo.
Sí, seguramente. El fútbol argentino tiene eso, tiene momentos importantísimos y brillantes. Fíjate Velez, cuenta con plantel exquisito, salió campeón y hoy merodea por la tabla en el puesto número diez, once, fuera de la Copa Libertadores.

En España no se entiende que Boca y River no estén siempre arriba.
Yo se lo explico: la sociedad argentina es tan cambiante que se nota también en los equipos de fútbol. Nos pasó en River, en este campeonato a San Lorenzo, le ha pasado a Lanús, le ha pasado a Boca, le sucede a muchos equipos que realizan un campeonato muy bueno y en el otro torneo te centras en la Libertadores o la Sudamericana y vas dejado de lado el campeonato. Caes en esas competiciones y te ves en la clasificación lejos de todo y el equipo se te va cayendo y creo que el futbolista argentino te da todo y en el segundo semestre se cae, si no se va del equipo traspasado. En Europa, en el Barça se va Etoo y viene Ibrahimovic, del Madrid ni hablar. Y así en todas las ligas, en Italia, en Inglaterra, se va un fenómeno y traen a otro. El seguir ganando es parte de la naturaleza de los equipos. En Argentina la naturaleza es tener siempre cada vez mejor economía se pierde el éxito por culpa de la economía. Huracán casi salió campeón con Cappa y luego no salió último porque Tigre hizo un campeonato malísimo. Y se le fueron tres jugadores nada más.

¿Tiene ansiedad por ir entrenar en Europa?
Las cosas llegan cuando tienen que llegar. Hay que estar preparado y yo me considero preparado por eso no me apuro por cuando debe llegar el momento. Sigo corrigiendo cosas, aprendiendo, el entrenador está expuesto permanentemente. Y las expectativas que uno genera le exponen mucho más. Se me exige mucho más después de haber ganado tan pronto dos campeonatos y es lógico. Y se me critica mucho más. Hay que seguirse preparando y no dejar de pensar en lo que va a venir para cuando llegue sea un paso más en el crecimiento como entrenador.

¿Para triunfar hay que ser un entrenador obsesivo como Guardiola o Mourinho?
Hay distintas maneras de que te vaya bien. Se lleva dentro la necesidad de controlar todos los detalles que te apasionan. Pero ser muy obsesivo a veces no es bueno. La globalización del trabajo en lo táctico, en lo estrátegico, en los psicológocio encuentra la mejor manera de transmitirle seguridad a los jugadores, no el obsesivo que por ahí absorbe todo el juego que no lo debe absorber.

¿Quiere parecerse a Mourinho?
No busco el parentesco con nadie. No busco parecerme a un entrenador. Me gusta muchas cosas de Guardiola y muchas cosas de Mourinho y son muy diferentes. Guardiola tuvo un detalle enorme tras el Barça-Inter que no se ve en muchos entrenadores. Para mí hizo una declaración fantástica cuando todos criticaban a Mourinho por la forma en que buscó la clasificación. Y Pep entendió que no encontraron los caminos para romper todo el trabajo defensivo del Inter. Hay entrenadores que miran al otro y dice tras el partido que el rival se le encerró. Pues busca los espacios, ¡proponlos! Esta uno que quiere ganar de una manera y otro de otra. Por eso es un juego y cada uno tiene su metodología, su estrategia y no es mala la del otro porque sea defensiva ni es buena la tuya porque sea ofensiva.

Lo de Guardiola es impresionante.
A partir de ahora las expectativas con él son grandísimas. Es como con Messi, se le criticó tras la eliminación del Inter y para mí jugó igual de bien que siempre, pero el portero le sacó un gol y Bojan no metió el pase que le dio. Si se concretan esas dos situaciones de gol diríamos que fue determinante en el partido y lo fue igual. A Guardiola se le va a exigir.

¿Se ve mucho tiempo sin entrenar?
No tengo apuro. Me gusta entrenar y es mi pasión. Cuando se dé una alternativa que me seduzca de tal manera que motive pues la estudiaré. Soy una persona que se exige mucho y los grandes desafíos siempre me encantaron más allá de los riesgos que se corran.

¿Y pone fecha a su llegada al Atlético?
El Atlético no tiene fecha. Tengo la seguridad de que algún día voy a dirigir al Atlético y no estoy apurado porque sea mañana.

Un mensaje a la afición.
Disfruten estas dos finales. Es una gran alegría como hincha apoyar a este cuerpo técnico y a estos jugadores para que sean los que más ganen en España esta temporada. ¡Ojalá!


Escrito por Matallanas | 2:05 p. m. | Enlace permanente