ESCUCHA MATADOR:

      REFLEXIONES A VUELA PLUMA
          SOBRE EL FÚTBOL,
             EL PERIODISMO Y LA VIDA

















Buscador


MaTA-dor

viernes, marzo 31, 2006

FIRMA INVITADA. José Antonio Martín Otín 'PETÓN'

Aragonés de casta. Futbolista, periodista, agente de jugadores, escritor, y, por encima de todo, del 'Aleti'. 'Petón' cumple su promesa y debuta como Firma Invitada en exclusiva para este blog. Aquí anunciará, más temprano que tarde, su candidatura a la presidencia del Atlético de Madrid, que está siendo reclamada por unanimidad en la masa social colchonera. Sin por ejemplo.

PREFACIO
Por 'Petón'
Este entrañable gordo, tan pesado, me arrancó al comienzo de su aventura en la red una promesa facilona: "sí, cualquier día te escribo cualquier cosa". Este entrañable gordo, tan insistente, tan periodista que es capaz de llevar a sus amigos al matadero en plena noche y hacerles una faena histórica, no sabía que iba a provocar la ola del "usuario anónimo" que tantas veces esconde su verdor en las redacciones de los medios. Matallanas, que firma, tiene más cojones. Como todos los que firman, vaya. Tiene un afán ineludible por comunicar. Y otro por liar a sus amigos. Así que ya en el lío, le paso hoy lo que me queda por decir de la camiseta. De nuestra camiseta pues hablo desde el rojo y el blanco. Aunque lo intento sustentar en la historia de esos colores, admito que quien habla es la pasión y por lo tanto, admitidlo vosotros, es difícil que la entienda quien no puede apasionarse por el asunto. Por eso mismo, le rogué a Javier que no fuera carne de debate; es muy serio para los de dentro y extraño por ajeno para los de fuera. No se trata de si la camiseta del follón es bonita o fea. A mi me parece muy bonita, nada extraño porque Nike hace camisetas preciosas. Simplemente no es la del Aleti. No es una pugna estética; es otra cosa. Es lo que viene abajo:

LA CAMISETA, LA CAMISETA
Por José Antonio Martín Otín, 'PETÓN

¿Contra quién juega el Feyenoord el domingo? Hay razones de mercado para diseñar a capricho vendedor una camiseta partida en dos. Ninguna histórica. Tampoco sentimental. El argumento que pretende relacionar la nueva distribución de los colores con la primera fotografía del Atlethic Club de Madrid es audaz, es apetitoso, es inteligente. Pero es mentira. Quitar las rayas rojas y blancas de la camiseta contradice lo que la Historia dictó y no nos devuelve al origen, cuando vestíamos con una semejante a la que se propone. En azul y blanco. Uno de los nuestros, Juanito Elorduy, jugador del club y viajero a Inglaterra, recibió el encargo de abastecer los vestuarios de Madrid y Bilbao con una equipación comprada en la misma cuna del balompié. El vasco, leal a la muy española costumbre de dejar todo para lo último, se encontró el día de retorno dando vueltas por Southampton con el ferry esperando para cruzar el canal. Camisas azules y blancas, no hay; a rayas rojas y blancas las que usted quiera. Juanito embarcó con 50 blusas abotonadas, rojas y blancas como las del F.C. Southampton. 25 quedaron en Bilbao al amarrar. 25, que se estrenaron antes, bajaron para Madrid: las colchoneras. Y desde entonces vamos al Estadio del Aleti no a ver a los futbolistas que pasan y se van; no a ver si ganan, que nos alegra, o pierden, que lo contrario. Vamos para ver como salen por el túnel once camisetas rojas y blancas y a la altura del corazón siete barras, siete estrellas y dentro del nuestro, el escudo de Madrid. Esas camisetas somos nosotros.

Escrito por Matallanas | 9:03 a. m. | Enlace permanente