ESCUCHA MATADOR:

      REFLEXIONES A VUELA PLUMA
          SOBRE EL FÚTBOL,
             EL PERIODISMO Y LA VIDA

















Buscador


MaTA-dor

martes, diciembre 12, 2006

Alfonso Azuara escribe en Don Balón sobre la crisis presidencial del Real Madrid

Presidente provisional, Okupa efectivo


Por Alfonso Azuara

Ni la presidencia del Real Madrid podía llegar a menos ni el socio José Ramón Calderón Ramos a más. Este provisional ocupante del sillón de don Santiago Bernabéu es un “OKUPA” efectivo que alterna el sistemático trolerismo de sus palabras con el no menos sistemático trilerismo de sus hechos. Su verdad, como la de un conocido locutor de televisión, es la mentira perfeccionada.

Miente con profesional premeditación, zaina nocturnidad y alevosía consentida por demasiados pseudoperiodistas que maman y tragan. Cualquier día sufrirá en el socializado palco presidencial de Chamartín un ataque de vanidad y populismo zote que salpicará, de ego resentido, a toda esa “oligarquía financiera” que él desprecia ahora y a la que ha servido con la misma fidelidad perruna que los caniche de Florentino Pérez le lamen sus zapatos.

“Si el setenta por ciento de los socios, dice, no me votó es porque no querían a Kaká”. Ni a usted con o sin Kaká, le replican. La madrileña calle de Concha Espina está mojada, luego ha llovido, diría el silogístico Calderón. Falso. El sofista palentino, a pesar de su ahorrativo hermano, meó fuera del tiesto y mojó la rúe. Nepotismo y despotismo sin ilustrar a partes iguales.

Cuando la presidencia de “pinocho” sueña en voz alta en las peñas dice las mismas mentiras que estando despierto en sus medios de comunicación, lo que unos achacan a su comisionada riqueza onírico-holandesa y otros a su contumacia presidencial de hecho, del derecho, del revés y del código ético...

Promesas y fichajes incumplidos, cuentas que parecen cuentos del contrato de televisión, demandas judiciales interpuestas y burdamente negadas cuando no atribuidas a un Baldasano que le dio sopas con honda jurídica y votos por correo que almibaró caminó de la estafeta y pretendió suplantar en los sobres de las azafatas “in itinere” de las urnas. Las cámaras de TV dejaron constancia de las fechorías y el auto judicial lo corroboró. Un pigmeo para un club gigante.
Si don Vicente Calderón podría ufanarse de que el Atlético de Madrid todavía exista tras el paso del forense Alfonso Cabeza y del extinto Jesús Gil, don Santiago Bernabéu debería sentirse igual si tras el fugaz Martín, Montejano con manual rima y Calderón con rima acentuada, no hacen que la FIFA le retire al Real Madrid el glorioso título del mejor club del siglo XX.

Cien años para alcanzar el cenit del fútbol mundial y menos de cien semanas para estar en el nadir aun haciendo socio de honor al presidente de la FIFA, quien, tras recibir la insignia de oro y brillantes del RM que rodó por el suelo, dijo: “El Real Madrid es más que un club”. Lo que me hizo pensar que este suizo, apellidado Blatter y “Gamper”, conoce el fútbol español como Fidel San Román la tauromaquia. Mientras Calderón y su corte de bufones aplaudió la pavada del “fifo”, las esencias del viejo madridismo chirriaron y en los predios de Joan Laporta se brindó con el mejor cava al comprobar como su eslogan más “políticamente deportivo” y visible en el “Nou Camp” lo asumía el máximo dirigente del fútbol mundial para mortificar al eterno rival a domicilio. Cornudos y apaleados... pero tan felices como tontos intonsos.
¡Váyase señor Calderón! Usted no sabe nada del auténtico Real Madrid. Usted es capaz de ofrecer una misa por Puskas –fuera gorros- y asisten 40 feligreses. Convoca la asamblea de socios compromisarios en la víspera del puente más largo del año y aún consigue que 313 socios le manden a la mierda con su voto por correo. Su dureza facial convierte al Real Madrid en su fotomatón nacional y “modus vivendi” social.

Basta ya de tanta impostura, desvergüenza y encuestas al gusto. Es la hora de la decencia, de la grandeza y de que “EL TAPADO” deje de serlo para que si, al fín, se va “fofó” Calderón tampoco llegue “fefé” Tapias porque detrás de algunas tapias solo están el cementerio, la cárcel y Villar Mir.

Escrito por Matallanas | 1:07 p. m. | Enlace permanente

3 Comentarios:

  • Escrito por Anonymous Anónimo, a las mié. dic. 13, 04:58:00 p. m.  

    pues no he podido con el ladrillo infumable del Sr. Alfonso Azuara...

    pero en fin... ¿saben lo mas interesante??? que no tiene ni la menor trascendencia ni el menor eco en el entrono madrileño, escribe para nadie.

  • Escrito por Anonymous supertramp, a las mié. dic. 13, 08:04:00 p. m.  

    Debes tener un problema personal con el señor Calderón, sino no entiendo que en un sólo artículo se pueda destilar tanto odio hacia una misma persona. Quieres hacernos pasar a todos los madridistas por tontos, pero déjame decirte que sabemos perfectamente distinguir cuándo un presidente hace las cosas bien y cuándo las hace mal, y en este último caso intentaremos que las cosas no sigan haciéndose de mala manera. Se pueden decir las cosas de muchas formas, pero la tuya seguramente es la peor.

    Un saludo mata y, a pesar de tener que soportar parrafadas como las de este señor, enhorabuena por el blog.

  • Escrito por Anonymous Anónimo, a las mié. dic. 13, 09:02:00 p. m.  

    Bueno, yo pongo mi granito de arena con el TERCER" comentario a este post. Una auténtica avalancha de comentarios!


<< MaTA-dor