ESCUCHA MATADOR:

      REFLEXIONES A VUELA PLUMA
          SOBRE EL FÚTBOL,
             EL PERIODISMO Y LA VIDA

















Buscador


MaTA-dor

domingo, septiembre 20, 2009

¿Borramos a Egipto del mapa? (Por Antonio Sanz)

el rincón de judas. artículo publicado en público


Imagino a Fernando Hierro, con Luis Milla, elaborando la difícil convocatoria para representar a España en el próximo Mundial sub-20, frontera entre la pubertad futbolística y la incipiente presencia de estos jugadores en el campeonato doméstico. Egipto es el país señalado para el encuentro de todos, menos del último campeón y del gran animador de este torneo. No dudemos que la ausencia de Argentina, en esto no tiene responsabilidad el ínclito actual seleccionador que conduce con desenfreno a la albiceleste a su fracaso más histórico, emborrona un torneo que siempre ha embellecido el país sudamericano. Que nadie olvide que, en su día el llamado Mundial juvenil, era la antesala donde lucían las estrellas que pedían paso en el espacio sideral futbolístico, pero aún, como meritorios. En Japón’79, descubrimos a Maradona, tras el castigo de Menotti un año antes; en Chile’87, a los entonces yugoslavos Prosinecki o Boban; o más recientemente en Malasia’97, Riquelme, Aimar o Leo Franco; en 2001, Saviola; y en los dos últimos campeonatos, donde los elegidos fueron Messi y Agüero, el último campeón. España también ha hecho ruido: Losada, Etxeberria o Pablo se proclamaron máximos goleadores en el 85, 95 y 99, donde levantamos el único título logrado hasta el momento con Xavi y Casillas como estandartes del grupo. Iniesta lideró el subcampeonato de 2003 y Raúl, Morientes o De la Peña sólo pudieron ser cuartos en 1995, donde Ibagaza y Biagini transportaron otro título a la Argentina. Y si todo es tan bonito, ¿por qué entonces tanta polémica y tanto desencuentro?

El problema nace desde la raíz: en el calendario internacional, acordado por la FIFA, no figuran las competiciones internacionales de base, tampoco el próximo Mundial sub-17, a celebrar en Nigeria. Con este panorama, los clubes no están obligados a ceder a sus jugadores para estos eventos. Pero ninguno quiere provocar a sus respectivas federaciones negándose a ceder a los futbolistas. Sin embargo, otros han optado por evitarse problemas. Así la Federación Inglesa decidió no polemizar con la Premier League y no convocar a los jugadores que forman parte de la primera plantilla del club (ver). En Alemania, las autoridades, que organizan el campeonato profesional, consideraron iniciar acciones legales contra el máximo organismo mundial del fútbol. Pero Blatter ni se inmutó. Por las dudas, los alemanes acuden con el equipo ‘B’. El drama para Abel, Camacho, Marcelino, Preciado, Michel o Caparrós es que les arrebatan nueve titulares con impositiva presencia en la Liga. Eso en Primera, porque a Eusebio, Garrido o Luis Enrique también les afecta en otro escalón. La Federación tuvo claro desde el primer día que con la ‘roja’ acudirían los mejores. Los patinazos, en Suecia con la sub-21 y en Alemania con la sub-17, sonrojaron a quienes están acostumbrados a presumir de medallas. Sólo el embrión de quienes nos representarán en Egipto triunfó en los Juegos del Mediterráneo, para aportar luz a unos extraños fracasos en las inferiores. Pero queda bajo sospecha la licenciatura de Bojan. Lo ocurrido con Silva en Sudáfrica forzaba al azulgrana a acompañar al grupo porque podría llegar recuperado para el tramo final. El doble rasero de medir incomoda: o todos o ninguno, claman con justicia desde otros banquillos.

Escrito por Matallanas | 6:06 p. m. | Enlace permanente