ESCUCHA MATADOR:

      REFLEXIONES A VUELA PLUMA
          SOBRE EL FÚTBOL,
             EL PERIODISMO Y LA VIDA

















Buscador


MaTA-dor

viernes, octubre 09, 2009

El auténtico Pellegrini (Por Alfredo Duro)

¿os suena?


Por Alfredo Duro

"No sé si nos sacará campeones, pero ya que es ingeniero, que por lo menos termine los codos del Nuevo Gasómetro”. Así de escéptico era el pueblo cuervo cuando San Lorenzo de Almagro se decidió por la contratación de Manuel Pellegrini en el lejano torneo clausura de 2001. En el Bernabeú, donde a todos nos parece que hace tiempo se remataron los codos, las tribunas y se reconvirtió el mítico “gallinero” en un tercer y hasta cuarto anfiteatro señoriales, dignos para un espectáculo operístico (que se note que ha vuelto Plácido y su himno centenario), al ingeniero se le requiere para otro tipo de obra. Según Florentino Pérez, al que hace tiempo que los medios no le hacen la misma falta que hace unos meses, y que acaba de abrir “noticieros” en la televisión colombiana, “para ganar y dar espectáculo”. ¡Qué novedad!


Pellegrini, que en su época de jugador fue un tenaz al mismo tiempo que torpe marcador central, generó tal grado de inseguridad en sus trece años de profesional en la Universidad de Chile, que se ganó a pulso el apodo de Peligrosini. Este dudoso apodo parece haber encajado a la perfección en el tsunami mediático que ha situado al ingeniero chileno en el ojo del huracán, señalándole como principal y casi único responsable de la ausencia de jogo bonito que los seres superiores y su correspondiente artillería periodística daban por hecho que se instalaría en la Castellana por el simple hecho de gastarse la pasta gansa que han costado Cristiano, Kaká, Benzema y compañía. No es tan simple.

Tampoco es nada simple para algunos adivinar el dibujo táctico por el que Pellegrini apuesta, salvo para aquellos que dediquen un mínimo de su tiempo a revisar la trayectoria del técnico chileno y comprueben con sorpresa la falta de argumentos que dicha trayectoria presenta como para seguir sustentando ridículas teorías. No puede haber debate alguno al repasar que, la última temporada con el Villarreal, Pellegrini utilizó en 36 de las 38 jornadas un 4-4-2. Trece de esas jornadas el doble pivote lo formaron Senna y Eguren; en seis la pareja Senna- Bruno; en cinco Bruno y Eguren; otras cinco Eguren e Ibagaza; tres la integrada por Senna y Cani; dos ocasiones para Senna y Edmilson; una para Eguren y Matilla, y otra para Eguren y Matías Fernández.

Dos partidos decidió Pellegrini cambiar su discurso, el mismo que mantuvo en su época de entrenador en Chile y también en San Lorenzo y River Plate, para utilizar un 4-1-4-1 en el campo del Betis (empataron a dos) y un 4-3-1-2 (Bruno, Senna y Eguren en un extraño trivote y el Caño Ibagaza como enganche por detrás de los dos delanteros) en un partido que el Villarreal perdió en casa con el Málaga. No parece tarea de titanes deducir que Pellegrini se sentirá especialmente cómodo con la pareja formada por Xabi Alonso y Lass Diarra, y utilizando las bandas con dos jugadores que no son extremos, como no lo eran Cazorla ni Pires ni Ibagaza, que fueron utilizados para esa función el 85% de la temporada. Menos rollo ingenieros.

Duro ¿os suena?

Escrito por Matallanas | 5:06 p. m. | Enlace permanente

0 Comentarios:


<< MaTA-dor