ESCUCHA MATADOR:

      REFLEXIONES A VUELA PLUMA
          SOBRE EL FÚTBOL,
             EL PERIODISMO Y LA VIDA

















Buscador


MaTA-dor

domingo, abril 11, 2010

La huelga general (Por Antonio Sanz)

el rincón de judas. artículo publicado en público


Por Antonio Sanz

El sindicato de futbolistas españoles ha presentado oficialmente ante el Ministerio de Trabajo la convocatoria de huelga general para la jornada de Liga que alberga entre el 16 y el 19 de abril. El grupo que lidera Rubiales y dirige Pedro Largo se ha puesto manos a la obra para encontrar luz al grave problema económico que arrastra el fútbol nacional. La crisis también toca al balompié y el nuevo grupo de ex jugadores que tomó el relevo de Gerardo González Movilla quiere dinero fresco y no viejas promesas. Es curioso, pero fue primero la patronal quien advirtió a la opinión pública su descontento con el Consejo Superior de Deportes. Y más curioso es que detrás de los movimientos del sindicato se aloja la propia patronal -la Liga de Fútbol Profesional-. Vamos que a Rubiales y compañía los tutela el mismo Javier Tebas que se encarga de manejar este deporte desde su sillón de vicepresidente ejecutivo. El mismo que consideró que era el momento del cambio porque entendía que Movilla se preocupaba lo justo tras su salto a dirigir el sindicato internacional de futbolistas -el llamado Fifpro-.

El primer aviso lo lanzó la ejecutiva de la Liga que se mostró indignada con el Gobierno cuando en la Ley de Presupuestos se incluyó la supresión de la ‘Ley Beckham’, que permitía mayores beneficios fiscales a los futbolistas extranjeros. Pero no es la única demanda de la patronal: el retorno económico que devenga al fútbol ante la futura ley de apuestas, la implantación del IVA reducido al siete por ciento como el resto los sectores de ocio o la supresión del partido de televisión en abierto. Jaime Lissavetzky, secretario de estado para el deporte, debe manejar esta patata caliente porque más del 80% de los clubes de Primera, Segunda, Segunda B y Tercera deben gran parte de sus salarios a sus empleados de vestuario. Es más, los sindicalistas, tras la reunión de capitanes celebrada en Madrid penetraron en la amenaza de futuro llamada ‘Ley Concursal’, a la que podrían acogerse una decena de entidades durante el próximo mes. Además, la Liga amenaza con no facilitar los avales que garantizan el cobro de los futbolistas cuyas sociedades deportivas se acojan al concurso de acreedores.

Con todo esto, y con muchos jugadores pidiendo dinero prestado a sus familias, sólo en el pozo de Segunda B no se pagan cuatro millones de euros, la huelga se presenta como un cataclismo organizativo y económico. En esta última parte aparece la Federación Española, que también debe pasta a la AFE. Rubiales es consciente del riesgo que asume este bisoño grupo de dirigentes y de la medida antipopular, pero sus pasos son de buzo. Sólo los medios de comunicación no parecen tomarse en serio la medida. El Real Madrid-Barcelona, la vuelta de Torres al Calderón o el penalti no pitado a Zigic cuentan con más minutos de radio y más páginas de periódico que la amenaza de huelga que habita de puntillas en las parrillas periodísticas. A partir del lunes, será cuando el CSD deba lidiar con este toro bravo que nace con ganas de embestir. No creo que a Zapatero le haga mucha gracia que unos recién llegados le pongan el fútbol a cuatro patas. A su favor, algunos jugadores pueden sufrir el ataque del esquirol. Ya lo dijo Tote, el delantero del Hércules, “faltan huevos para hacer una huelga”. Yo le creo.

Escrito por Matallanas | 10:05 p. m. | Enlace permanente

1 Comentarios:


<< MaTA-dor