ESCUCHA MATADOR:

      REFLEXIONES A VUELA PLUMA
          SOBRE EL FÚTBOL,
             EL PERIODISMO Y LA VIDA

















Buscador


MaTA-dor

lunes, junio 14, 2010

Barcelona is Spain-La Roja

CRóNICAS AFRICANAS


Ayer no parecía domingo. No es que no haya domingos en Sudáfrica, pero cuando te metes en la vorágine de la dura vida del enviado especial no sabes en que día de la semana estás salvo por las referencias de Madrid, laborales y familiares. Potchefstrom (de aquí en adelante 'Potch') se ha confirmado como una ciudad segura y divertida. Para algunos compañeros sobre todo, ya que llegar a la zona de copas se antoja imposible desde nuestro hotel. No hay taxis (no existen como tales) ni manera de desplazarte y en la primera noche de relax (la del sábado) solo los privilegiados que moran en otros hoteles pudieron darse una vuelta. Nada del otro mundo, afirman, pero se pasaron un buen ratillo para matar la ansiedad del debut de España, que ya hay ganas de que debuten nuestros chavales en esto de la Copa del Mundo, oigan.

La imagen que más me llamó la atención, con muchas connotaciones deportivas, más que políticas, es la de un cartel colgado en el centro comercial de 'Potch'. Es la primera que abre la galería que encontraréis al terminar el texto. En el cartel se da la bienvenida a España, en inglés, y el escudo que aparece es... ¡¡¡el del FC Barcelona!!! No creo que les siente bien a esos conciudadanos que ponen lo de 'Catalonia is not Spain'. Alguno hay por aquí de enviado especial, muy respetable,por supuesto, su ideología. Eso sí, si gana la Selección española les iría mucho mejor en su trabajo. Y por eso, mejor hubiera hecho en contener su radicalidad de salón en el desayuno informativo de Hierro con los periodistas y se hubiera guardado su deseo de defecarse en nuestro escudo y en nuestra bandera. No deja de ser una anécdota, porque todos le queremos y le conocemos, pero igual que le respetamos, le pedimos respeto.Y dicho esto ¡Viva Honduras!, perdón, que se me va como a Trillo, ¡Viva España!

En la segunda foto vemos al alcalde de 'Potch' con el mensaje de saludo a 'Spain-La Roja'. Y en la tercera un grupo de niños sudáfricanos alucinando con los posters de la Selección que les regaló la Federación. Pero tampoco es cuestión de ir enumerando las fotos, digo yo. Esta tarde viajamos a Durban. Nosotros salimos de Johannesburgo porque nuestro avión es más grande que el que desplaza a los jugadores y no quieren arriesgarse a despegar ni, sobre todo, a aterrizar en la pista de juguete de 'Potch', principalmente porque ya se ha producido un incidente en un vuelo interno del Mundial, no de selecciones, en el que el avión tuvo que aterrizar sin el tren de aterrizaje en un aeropuerto.

El deporte nacional por estos lares es el rugby. Sufrimos un pelín porque el restaurante que comimos (la comida buena, carne más que correcta y el sushi, exquisito) prefirieron ver un partido de rugby antes que uno de fútbol del Mundial que organizan. La verdad es que el partido era flojito, pero... Finalmente nos pusieron el match de balompie.

Ayer aproveché que coincidí con Iniesta en los estudios de Cuatro y Canal Plus y le hice una fotito con una vuvuzela que nos sirvió de portada (¡compraros el As todos los días!) para hoy. La tarde me la pasé escribiendo en el hotel y volvimos a cenar al mismo sitio del sábado que, además de estar bien, es el único que esta abierto pasadas las diez de la noche.

Y poco más. Viajamos en unas horas a Durban. Aquí en el centro de prensa donde me encuentro escribiendo (han hablado Villa y Ramos hace un rato) las comodidades son totales y la seguridad es tal que cada mañana dos perros rastrean toda la instalación para buscar explosivos. En Durban imagino que no habrá tantas banderas de España como por aquí, que en muchos locales comes jurando bandera, para disgusto de los de Catalonia is not Spain.

Por cierto, lo del Skype es un avance importantísimo para los enviados especiales. Lo usamos en casa hace tiempo para hablar y ver a mi hermano David que vive fuera de España, antes en Glasgow y ahora en Dublin, pero usarlo desde Sudáfrica para ahorrar en llamadas a fijos y a móviles y, sobre todo, para ver la cara de tu hijo mientras hablas con él y tu esposa es un lujazo. Tan lejos. Tan cerca.

Hoy no parece lunes...



GALERÍA












Escrito por Matallanas | 1:58 p. m. | Enlace permanente

2 Comentarios:


<< MaTA-dor