ESCUCHA MATADOR:

      REFLEXIONES A VUELA PLUMA
          SOBRE EL FÚTBOL,
             EL PERIODISMO Y LA VIDA

















Buscador


MaTA-dor

domingo, abril 10, 2011

Dios salve a Hierro (Por Antonio Sanz)

el rincón de judas. artículo publicado en público


Por Antonio Sanz

Vaya por delante que no alabo al Hierro futbolista. Jugador excelso, aunque precisamente no guardo excelentes recuerdos de su presencia en la hierba. Dibujo al Hierro director deportivo, el mismo que está cumpliendo un trabajo excepcional y de éxito en la Federación. Probablemente, Aragonés cuente con demasiada culpa por elegir el sistema. Después, Del Bosque ha manejado la transición de manera impecable. Tras todo, Hierro se siente furioso por no poder dotar al grupo de esperanza y por desterrar a su familia de cariño. Son demasiadas noches lejos de casa y demasiados desayunos al margen de los suyos. Además, tampoco somos conscientes del enorme esfuerzo que realiza para cohesionar a los protagonistas con los que ni aparece en el crédito. Por eso, ser virtual es ajeno a quien admiran hasta los muchachos que, con dieciséis años, acreditan disfrutar de un rato con ese líbero que lo tenía todo en el Real Madrid. Precisamente, por aquí me surge el futuro. Cuando Hierro ha dicho basta porque quiere más tiempo para él y porque le incomodan determinados movimientos del poder, Florentino sonríe con maledicencia. El tándem que el presidente se cargó es el mismo que triunfó en Johannesburgo. Es consistencia para el madridismo.

Hierro no se va esperando al Madrid. Hierro se marcha porque suma demasiadas jornadas cambiando de almohada y algún que otro desajuste con el mando. En la última concentración de España, el comentario rondaba las habitaciones: “¿Qué le pasa a Fernando? No viene a Lituania, con todo lo que está lloviendo”. La explicación oficial es que debía agrupar a los juveniles. Muy raro admitían todos ante una ausencia inesperada y esquiva. Que se tire a quien respetan y a quien admiran no encontraba argumentación puesto que él sólo aparece en las peores situaciones, como la que esperaba con un pesebre de verde. Pero quien ha sumado y multiplicado se ha terminado marchitando. ¡Qué tendrá Las Rozas que los que triunfan terminan pidiendo la hora! Pero por ganar: Luis, Fernando….

Escrito por Matallanas | 5:15 p. m. | Enlace permanente

1 Comentarios:


<< MaTA-dor