ESCUCHA MATADOR:

      REFLEXIONES A VUELA PLUMA
          SOBRE EL FÚTBOL,
             EL PERIODISMO Y LA VIDA

















Buscador


MaTA-dor

martes, junio 26, 2012

Los bizcochos Fontaneda

viaje a la infancia
Sucedió hace unos días en el centro de prensa de Gniewino (ayer fue nuestro último día currando allí). En la mesa donde nos han puesto algo de picar estos días durante la intensa y estresante hora en la que nos atendían (si nos tocaba) los internacionales había una bandeja con bizcochos. Me atrajeron como un imán. Pillé uno y lo di la vuleta. Tenían la misma forma, el mismo azucar por un lado, pero por detrás, en la parte lisa, no encontré la palabra Fontaneda, esa palabra que me comía letra a letra, desde la F hasta la a, mojando con cuidado y precisión en la taza de ese delicioso Cola Cao. No ponía Fontaneda, pero durante unos instantes me sentí en  la cocina de nuestra casa de Villalba con mi hermano David y mi tío Antonio comiéndonos el bicocho letra a letra. De la F a la a. O de la a la F.

Escrito por Matallanas | 3:11 a. m. | Enlace permanente