ESCUCHA MATADOR:

      REFLEXIONES A VUELA PLUMA
          SOBRE EL FÚTBOL,
             EL PERIODISMO Y LA VIDA

















Buscador


MaTA-dor

domingo, marzo 25, 2012

Póker de goles de Piru para huir del descenso y Dani dio espectáculo

desperdicios: tres puntos vitales para lograr la permanencia

Desperdicios; 6 (Piru -4-, Dani y Omar); Pumas, 2

DESPERDICIOS: Isra; Rubio, Omar, Pipi, Mena, Paunovic y Dani. También jugaron Piru, Estebaranz y Teja.

Agradable mañana de fútbol en Majadahonda. Sólo le valía la victoria a Los Desperdicios. Y la consiguieron. A falta de dos jornadas para la conclusión del Torneo Clausura de la Liga de Fútbol 7 que organiza el Rayo Majadahonda, el equipo residual se está jugando el descenso de categoría en el peor que campeonato que han disputado desde su formación. La implicación de los que pudieron venir a jugar fue total, como en el partido anterior que se perdió 1-0 ante Cresan cuando Desperdicios mereció claramente la victoria por juego y por ocasiones. El principal problema es que hay 23 fichas y para juntar 7 cada domingo se las ven y se las desean, porque la mayoría trabajan vinculados al fútbol y trabajan en fin de semana. Pero no es tiempo para lamentarse y si para buscar soluciones en forma de triunfos. Y eso se hizo en el partido de hoy.

El primero tiempo debió acabar con un 4-0 fácil. Pero Dani no tenía su mañana. Quizás influyó el cambio de hora al reloj biológico de nuestro goleador. Posiblemente. El caso es que carecía de la más mínima puntería. Piru, el mejor del partido, abrió el marcador con una de sus magníficas llegadas desde segunda línea. Pero al filo del descanso, Pumas logró el empate a uno. Omar, que reapareció tras su lesión muscular, fue vital en que no marcasen el segundo sacando un balón en la línea. Y las intervenciones de Isra fueron siempre positivas para el equipo. Reapareció también Quique Estebaranz. Aportó la sabiduría que le llevó a ser miembro del Dream Team y a quitarle ligas al Madrid en Tenerife, pero le faltaron pulmones.

Pese al empate, no hubo reproches en el descanso y se mantuvo la confianza en Dani (es un jugador que necesita sentirse querido y si le cambias porque no le entra el gol le hundes). Mena siguió más pendiente del Rubio, que cuando es sustituido se hace una media maratón, que del propio juego. Pero el Mencho tiene capacidad de hacer varias cosas a la vez y sostuvo al equipo en fase defensiva. Piru continuó llegando siempre con peligro y se marcó un ‘hat trick’ en la segunda parte que sumó al gol de la primera mitad. Dani, por fin, marcó su golito. Y Omar, después de cuatro, cinco, seis o siete intentos también vio puerta. Pumas hizo el 6-2, pero el partido, después de muchas jornadas sin haberlo conseguido, estaba controlado y la victoria nunca corrió peligro. Cuando el partido tocaba a su fin, el Rubio, quién sabe si por su desgaste aeróbico o por la presencia de un franco tirador invisible, se quedó enganchado en la valla al ir a por un balón y el pánico se apoderó del resto de compañeros de Desperdicios que respiraron al verle recuperar la verticalidad, no sin ciertos problemas.

Teja jugó de jugador y siempre aportó para el equipo, tanto en el balance defensivo como en la transición defensa-ataque. Pipi estuvo impecable, sin un fallo y sin complicarse. Paunovic aportó oficio, calidad y clase, pero faltó su golito. Omar sigue creciendo y Estebaranz debe empezar de nuevo a ganarse la confianza del grupo tras su baja por lesión, aunque todas sus acciones fueron positivas. Mencho Mena es el mariscal y el que radia los partidos desde dentro. Y Dani da espectáculo de una u otra manera. Matallanas, de baja por problemas en las cervicales, ejerció de técnico y manejó los tiempos perfectamente. Y Piru fue el ‘Man of the match’, haciendo olvidar a Melgar, quien hace un par de años fue el revulsivo de este equipo, pero que ha perdido la confianza de la directiva en gran medida por sus problemas de pubis. A los ausentes se les echó de menos, especialmente a Rober, Gonza, Rodri, Juni, Perfe, Boli y Marci. También a Bustamante, quien en el encuentro ante Cresan se marcó un partidazo. Y, por supuesto, también fueron bajas sensibles Muñoz, Denia, Riesgo y Narváez. El apoyo desde la banda de Juli, Manolín, Luismi y Acho fue vital para el triunfo. La salvación está cerca y con este bloque, implicado y motivado, Los Desperdicios pueden volver por sus fueros en la Copa. La cena de confraternización del pasado jueves hizo mucho bien al grupo. Y la exigencia puesta por la amenaza de ser incluido en la lista de bajas, también.

FOTO: De pie, de derecha a izquierda: Juli, Manolín, Acho, Dani, Omar, Mena, Paunovic, Luismi, Matallanas. Agachados: Rubio, Piru, Pipi, Teja, Estebaranz e Isra

Escrito por Matallanas | 6:05 p. m. | Enlace permanente