ESCUCHA MATADOR:

      REFLEXIONES A VUELA PLUMA
          SOBRE EL FÚTBOL,
             EL PERIODISMO Y LA VIDA

















Buscador


MaTA-dor

lunes, marzo 26, 2012

El caniche de Mou (Por Alfredo Duro)

¿Os suena?


Por ALFREDO DURO

Anda Mourinho de un tiempo a esta parte empeñado en sacar a pasear una especie de mascota en la que el madridismo no había reparado especialmente. Debe ser esa la razón por la que, de repente, se han hecho tan frecuentes determinados ladridos que han acabado por llamar la atención del personal. La mascota se ha puesto a ladrar casi desesperadamante, sobre todo cuando en su paseo diario aparece algún periodista inquieto que se pregunta las razones por las que su amo, el de la mascota, le ha dado la vuelta a algunos de los mecanismos futbolísticos que mejor funcionaban en el Real Madrid. La coincidencia de ese volantazo táctico con los imprevistos empates ante Málaga y Villarreal y la consiguiente rebaja en la diferencia de puntos con relación al Barcelona han sido suficientes para que, además de ladridos, se oigan llamadas al escarmiento de los que no comulgan con la doctrina del gran señor. En esa doctrina, cualquier opinión discrepante es susceptible de convertirse, como poco, en una amenaza. En una conspiración que debe ser atajada con mano de hierro. Nada de atención a la prensa. Nada de declaraciones salvo para emprender otra cruzada contra el arbitraje y las instituciones que lo cobijan. ¡Otra vez al lío!
En este escenario resulta inconcebible que desde el club se permita que Mourinho saque a pasear ese caniche ladrador que atropella el buen juicio y todo lo que se ponga por delante. Periodistas, árbitros, rivales y hasta los propios aficionados que acuden al Bernabeú y que acaban siendo objeto de burla y desconsideración. Mourinho ha advertido en varias ocasiones del "incómodo" silencio del estadio, poniendo como ejemplo a los que se ponen "detrás de la portería". Su caniche, sin embargo, ha ido incluso más lejos, hasta el punto de tener que pedir disculpas públicas por su torpe imprudencia con la afición madridista.

Mientras algunos de los jugadores más emblemáticos del vestuario se han negado a hacer de los arbitrajes la única causa de los problemas que generó el lamentable partido jugado en Villarreal, la cúpula del club se ha limitado a enviar de manera tibia y poco convincente a Pardeza y Butragueño como emisarios de la "falta de proporcionalidad" en las decisiones arbitrales. Nada grave en comparación con la desconcertante complicidad que el presidente y la junta directiva parecen mostrar con las disparatadas acusaciones que el caniche de Mou acostumbra a ventilar en las redes sociales y a través de alguno de los tristes esbirros periodísticos que, al igual que el propio caniche, tanto gustan de lamer la mano de su amo.
Duro ¿os suena?

Escrito por Matallanas | 3:22 p. m. | Enlace permanente

1 Comentarios:

  • Escrito por Anonymous Anónimo, a las lun. abr. 02, 09:14:00 p. m.  

    Vaya chaqueta que te has mercado. Ni en el circo se atreverían los payasos a ponersela.


<< MaTA-dor