ESCUCHA MATADOR:

      REFLEXIONES A VUELA PLUMA
          SOBRE EL FÚTBOL,
             EL PERIODISMO Y LA VIDA

















Buscador


MaTA-dor

viernes, diciembre 29, 2006

¿OS SUENA? Por Alfredo Duro

bolos autonómicos fútbol club

Por Alfredo Duro

Discutíamos el otro día en la radio sobre este inacabable debate en el que se está convirtiendo la falta de fútbol en nuestro país durante la época navideña. Este año, en concreto, el fútbol profesional está paralizado en España desde el pasado 21 de diciembre , y no recuperará su pulso competitivo hasta el próximo 6 de enero. En total, dieciséis días en los que el aficionado no tiene otro remedio que conformarse con la “doctrina anglosajona” del bombardeo futbolístico a modo de Reserva Espiritual de Occidente. El ejemplo inglés es recurrente y suele ser empleado de manera ventajista por un buen número de puristas, alguno de ellos ocasional, para señalar esta especie de sesteo navideño en el que nosotros nos sumergimos. Lo cierto es que ninguno de los dos modelos cumple con el deseo de la gran mayoría y en ambos casos aparecen tantas ventajas como inconvenientes; pero los que hacemos el papelón y disfrazamos la realidad somos nosotros con esta sucesión de inaguantables pavadas autonómicas que a modo de partidos de “selecciones nacionales” saturan el calendario vacacional.

Siempre he pensado que hay un punto intermedio entre el atracón británico y la abstinencia hispana. Encontrar una fórmula para que el calendario de estos días haga hueco a un par de partidos que muy bien pudieran ser de Copa del Rey, no me parece tan complicado. Serviría, entre otras cosas, para dotar a la maltratada competición de Copa de un cariño y una cercanía con el aficionado de la que carece actualmente. Cualquier cosa con tal de acabar con una discusión que aburre y que pone en evidencia una vez más que los órganos encargados de tomar decisiones y aportar soluciones en nuestro fútbol han hecho de la pereza un sinónimo de la incapacidad. No recuerdo una sola iniciativa en los últimos años para hacer frente a esta insatisfacción general. Las partes implicadas, Federación Española, Liga Profesional y Asociación de Futbolistas se acogen a lo “sagrado” de un Convenio que, según ellos, garantiza el equilibrio laboral. Una solemne estupidez cuando comprobamos que, a la vuelta de las vacaciones, los equipos jugarán ¡¡¡seis partidos en veinticinco días!! A saber, liga los días 6 y 7; copa del rey el 9, 10 y 11; liga el 13 y 14; más copa el 16 y 17, más liga el 20 y 21; repetimos liga el 27 y 28 y rematamos el mes con otra ración de copa el 30 y 31. ¿Estamos de cachondeo?

Pues esto es lo que hay en la particular e intransferible manera que tenemos en la piel de toro de interpretar el equilibrio competitivo, pero además, con un clásico producto nacional: el bolo autonómico navideño. Consiste básicamente en que una serie de ciudadanos que conviven en la misma región y al amparo de los políticos que gestionan su comunidad reivindiquen valores y señas de identidad con profusión de banderas que, en algunos casos, reclaman independencia. Se caracterizan porque cada año vá menos gente a los estadios donde se juegan los partidos. También porque eligen como rivales selecciones poco identificables o con escaso peso y trascendencia. Este año incorporan una novedad, las dificultades que tienen muchos de ellos para convencer a sus jugadores seleccionables y poder reunir a un número suficiente con el que pasar el rato. La pregunta surge con ingenuidad: ¿no dice el convenio que durante estos días los jugadores descansan?

Duro ¿os suena?

Escrito por Matallanas | 1:39 p. m. | Enlace permanente

37 Comentarios:


<< MaTA-dor