ESCUCHA MATADOR:

      REFLEXIONES A VUELA PLUMA
          SOBRE EL FÚTBOL,
             EL PERIODISMO Y LA VIDA

















Buscador


MaTA-dor

lunes, octubre 06, 2008

Villar torea a Zapatero



















JAVIER GÓMEZ MATALLANAS. Angel María Villar se pasa la legislación española por el forro de sus caprichos. Amparado por la FIFA, ha toreado de nuevo al Gobierno de Zapatero. El presidente de la Real Federación Española ya ganó el pulso al presidente del Gobierno antes de las elecciones del pasado 9 de marzo, en las que Zapatero reeditó victoria electoral y fue elegido para cuatro años más. Entonces, cuando una Orden Ministerial obligaba a todas las federaciones deportivas que no participaban en los Juegos Olímpicos de Pekín a convocar elecciones antes del primer trimestre de 2008, Villar convocó una Asamblea General Extraordinaria de la RFEF seis día antes de las elecciones generales, el 3 de marzo, en la que escenificó su órdago al Gobierno español al no convocar elecciones y modificar el Reglamento Electoral para no permitir presentarse a candidatos que no hubieran estado vinculados en el último año a organismos relacionados con el fútbol y en el que no aceptaba la normativa que aprobó el Consejo Superior de Deportes para regular el voto por correo en las elecciones presidenciales a federaciones deportivas.

“La normativa sobre las elecciones a la Federación Española de Fútbol se va a cumplir. El ordenamiento jurídico español vincula y obliga a todos. Esto va más allá de cualquier polémica personal y de quien esté al frente. Villar debe cumplir la Ley y convocar elecciones”. Zapatero realizó estas declaraciones el jueves 6 de marzo, tres días antes de las elecciones, en El Larguero de la Cadena Ser. Villar no le hizo ni caso, se saltó el ordenamiento jurídico español y no convocó elecciones. Fue la primera vez que toreo a Zapatero. Además, se jactaba de que si el Gobierno tiraba de decreto contra su decisión, España no jugaría la Eurocopa de Austria y Viena. Jaime Lissavetzky, secretario de Estado para el Deporte, repetía el mensaje del presidente del Gobierno. Pero Villar toreo entonces a Zapatero. Y lo ha vuelto a hacer ahora.

La RFEF y el CSD han negociado la pasada semana para que la Federación que preside Villar modificara el Reglamento. Según fuentes federativas, “la RFEF ha actuado de buena fe y ha accedido a negociar, porque la FIFA nos dijo que teníamos obligación alguna de negociar. Pero no hemos llegado a un acuerdo”. No ha habido acuerdo porque la Federación ha vuelto a torerar a Lissavetzky y, por extensión, a Zapatero. El acuerdo existió y los representantes federativos accedieron a cambiar el reglamento. La sorpresa llegó cuando se envió a las federaciones territoriales dicho reglamento sin la modificación pactada que especificaba que se sometía al ordenamiento jurídico español y el reglamento que se envió finalmente no llevaba la modificación pactada con el CSD y solo se ajustaba al Estatuto de la FIFA. Villar volvía a echar, conscientemente, otro pulso al Gobierno español.

En la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, sede de la RFEF, donde Villar tiene un despacho que visita entre viaje y viaje a UEFA y a FIFA, están muy tranquilos porque consideran que la FIFA les respalda totalmente y que cualquier injerencia del Gobierno en la reglamentación de la Federación supondría una injerencia en las normas del máximo organismo del fútbol mundial y podría suponer la expulsión de la selección española de las competiciones internacionales, lo que podría llegar a provocar que Españañ no participara en el Mundial 2010 que se disputa, en principio, en Sudáfrica. Considera Villar que el Gobierno no va intervenir porque la expulsión de la selección del Mundial provocaría alarma social y que Zapatero no se arriesgará a tener un conflicto con la opinión pública en mitad de la crisis económica que se vive en los países desarrollados. Fuentes del CSD, el máximo organismo deportivo español, aseguran que en esta ocasión no van a hacer la vista gorda, como el pasado mes de marzo, que van a tomar medidas. Aseguran que Lissavetzky ya se ha llevado un revolcón importante con el archivo judicial de la ‘Operación Puerto’, y que no va a permitir que le vacile de nuevo Villar, por más que el secretario de Estado para el Deporte hizo una genuflexión pública al presidente de la RFEF en su discurso de la comida del día de la final de la Copa del Rey.

A Villar le encanta ir de forajido de la ley. El ex futbolista y abogado vizcaíno sólo se somete a los designios y las normas de la UEFA y de la FIFA, donde es un dirigente muy considerado, al que consideran muy capacitado y eficaz, una imagen que no proyecta en España, donde se le observa como todo lo contrario. Villar ha convocado una Junta Directiva de la RFEF para mañana martes, cuando, según la normativa española, una vez convocadas las elecciones, una junta gestora debe llevar los designios de la Federación y el presidente no tiene competencia alguna de convocar una junta directiva en mitad del proceso electoral, ya que debía haber dimitido. La amenaza de que la FIFA expulse a la selección del Mundial 2010 si se produce una injerencia del Gobierno es extendida de nuevo como amenaza desde la RFEF, como ya sucedió antes de la Eurocopa. Entonces, Zapatero declaró: “Sobre la afirmación de Blatter, el Gobierno tiene razón. La FIFA es un organismo serio, como lo es España. Es impensable que la FIFA deje fuera a España de la Eurocopa”. Pero la FIFA no dejó fuera de España de la Euro2008 porque la Federación se saltó la normativa española, pero sí se acogió a las normas de FIFA, y el Gobierno no intervino.

Realmente a Villar no le costaría nada modificar el reglamento y adecuarlo a las peticiones del CSD. Pero pasa. Quiere estar por encima de nuestro ordenamiento jurídico, quiere ganar el pulso a Zapatero y a Lissavetzky. Y está convencido de que lo ganará. Podría hacer lo que le pide el CSD, y a ello se compretió una semana, pero luego pasó y siguió con su órdago. Villar no tenía ningún problema en aceptar la petición gubernamental porque no tiene rival para las elecciones que ha fijado para el próximo 26 de noviembre y no le perjudicaría en absoluto. Pero pasa. Villar, como dijo antes de la Eurocopa en un foro en el que le escucharon más de una decena de personas, está convencido de que será presidente de la RFEF todo el tiempo que el quiera. “Llevo 20 años de presidente y si me da la gana estaré 250 años más”. Su ego creció hasta el infinito cuando el equipo que dirigía Luis Aragonés se proclamó campeón de Europa. Se vino aún más arriba y disfrutó a tope cuando Zapatero recibió a los campeones, con él a la cabeza, en la Moncloa el pasado 1 de julio. Se sentía el gran triunfador. Había ganado la Eurocopa y había ganado al presidente del Gobierno de España.

Javier Tebas, vicepresidente de la LFP, cuya trayectoria en el mundo del fútbol ha estado ligada a la oposición a Villar, ha impugnado el reglamento electoral de la RFEF ante la propia Federación y ante el CSD. Como las elecciones ya se han convocado y el proceso electoral ya está en curso, esta actuación de Tebas se pude considerar como una impugnación de las elecciones. Además, Tebas ha solicitado al CSD que estudie si debe emprender medidas disciplinarias contra Villar por haber cometido una infracción de carácter grave o muy grave por no haber convocado elecciones conforme a lo dispuesto en la orden ministerial de diciembre de 2007. En la documentación que ha enviado al CSD se alude a las sanciones reflejadas en la Ley del Deporte, que determinan la inhabilitación temporal de los presidentes de las federaciones deportivas que incurran en infracciones graves, o muy graves, que tengan que ver con estos hechos. Pero ya se habló de inhabilitación el pasado mes de marzo y Villar se impuso por goleada a Lissavetzky. Por cierto, esa inhabilitación, que nadie cree que se produzca, podría ser extensiva a todos los directivos de Villar, entre los que están Ramón Calderón, Joan Laporta o Enrique Cerezo.

Lissavetzky llamó a Tebas nada más enterarse de su impugnación y le vino a decir que para que recurría nada, que lo mejor era dejarlo estar. A Villar le pilló por sorpresa la impugnación de Tebás que ahora será estudiada por la Junta de Garantías y por el CSD que lo tratará en el Comité Español de Disciplina Deportiva. Además, Javier Tebás también ha apuntado en su demanda al Secretario de Estado para el Deporte, quien también corre peligro de inhabilitación por prevaricación si se demuestra que no ha acutado con diligencia en este caso permitiendo que la RFEF se saltara el ordenamiento jurídico español.

Según fuentes federativas, que se encuentran confiadas en la decisión de Villar, salvo sorpresa y repentino e inesperado puñetazo sobre la mesa de Zapatero, que apriete a Lissavetzky, que vive la situación con nerviosismo, según fuentes cercanas, Villar va a volver a torear al presidente del Gobierno. Su equipo de trabajo, que no es muy extenso y está liderado por su hijo Gorka, ya trabaja para los próximos cuatro años de mandato. Aunque en las federaciones territoriales también hay cierta preocupación por el nuevo pulso de Villar y es el propio Gorka Villar el que está haciendo una rueda de llamadas para explicar la situación y los pasos a seguir para apoyar la decisión del presidente 'vitalicio' de la RFEF. Villar está convencido de que ganará las próximas elecciones, que probablemente ni se celebrarán, a su juicio, porque no se presentará ningún adversario. En la Federación se pavonean con los precedentes de la FIFA con países en los que sus gobiernos han intervenido y tomado decisiones en sus asociaciones futbolísticas (federaciones) y están convencidos de que el Gobierno español no se atreverá a intervenir y no interferirá en nada ni obligará a cumplir las normas aprobadas por el propio ejecutivo español. Creen que no se atreverá porque la FIFA sería inflexible y expulsaría a la selección. Pero fuentes del CSD aseguran que Zapatero no se dejará de nuevo torear por Villar. Y argumentan que, aunque se produzca la intervención gubernamental, la FIFA no se atreverá a apartar a la selección campeona de Europa de la competición. Y aseguran que esta vez Villar ha pasado la raya y que Zapatero no se quedará con los brazos cruzados.

Villar se siente respaldado por la FIFA y pasa de las indicaciones del CSD. El máximo organismo del fútbol mundial acaba de dar un toque al gobierno polaco y existen precedentes en los que ha intervenido y ha dejado fuera a asociaciones porque los gobiernos de sus países habían intervenido en la gestión de su asociación nacional. Hace unos días, FIFA ha dado un ultimátum a Polonia que el gobierno polaco no acepta. Pero en la RFEF están tan tranquilos. Consideran que han tenido buena voluntad por acceder a negociar con el CSD, aunque no se alcanzara acuerdo alguno y no se modificase el reglamento. Villar, que sigue levitando por haber ganado la Eurocopa, pasa de todo, tira de muleta y sigue toreando a Zapatero. Principalmente porque cree que el ‘pan y circo’ sigue funcionando. Y mucho en mitad de una grave crisis económica. ¿Se empleará Lissavetzky a fondo después del pinchazo en hueso de la Operación Puerto? ¿Se vendrá ZP arriba en banderillas y utilizará precisamente esta crisis con la Real Federación Española de Fútbol para distraer la atención, con un conflicto real, de la crisis económica mundial que salpica con fuerza a nuestro país? Mientras tanto, Villar se prepara para otra gran estocada y no contempla, ni por asomo, una cogida de un Gobierno al que considera mansurrón, que se va suelto. Veremos que sucede.

Escrito por Matallanas | 2:42 a. m. | Enlace permanente

4 Comentarios:

  • Escrito por Anonymous Anónimo, a las lun. oct. 06, 09:58:00 a. m.  

    q tema el matador.

  • Escrito por Anonymous Anónimo, a las mié. oct. 08, 07:08:00 p. m.  

    Villar nos puede caer bien, mal o sernos indiferente. Lissavetzky para unos medios de comunicación es maravilloso y para otros un incompetente figurante. De Zapatero, paso.
    Existe una Ley del Deporte Español aprobada en el Congreso y Senado por los representantes de la soberanía popular. Existe una Real Federación Española de Fútbol, organismo privado que recibe subvenciones públicas, que tiene unos Reglamentos y Estatutos, que lógicamente no pueden contravenir Leyes de rango superior.
    Para dar o quitar razones no bastan las simpatías o intereses que puedan unirnos más o menos a los personajes de esta trifulca. Es necesario que hombres de leyes dictaminen sobre la cuestión si no hay un arreglo previo entre las partes.
    Todo lo demás no dejan de ser opiniones más o menos 'sabias'.

  • Escrito por Anonymous Anónimo, a las mié. oct. 08, 11:05:00 p. m.  

    ¿Y quién no torea a Zapatero?

  • Escrito por Anonymous Anónimo, a las vie. oct. 10, 08:48:00 p. m.  

    Matallanas este articulo parece dictador por De La Morena quien ahora se dedica a hacer encuestas a convencernos de que el comunista Lissavetzky tiene que supervisar el proceso; o sea intervencionismo leninista; ojala nos expulsen del Mundial de Sudafrica, a Blatter no le va a temblar la mano o no has visto como Polonia ha tenido que plegar velas.


<< MaTA-dor