ESCUCHA MATADOR:

      REFLEXIONES A VUELA PLUMA
          SOBRE EL FÚTBOL,
             EL PERIODISMO Y LA VIDA

















Buscador


MaTA-dor

jueves, marzo 26, 2009

El caso Guti: un millón de moscas no pueden estar equivocadas

Juande Ramos aseguró, ante la insistencia del periodista en la pregunta, que no había tenido ningún desencuentro con José María Gutiérrez, segundo capitán del Real Madrid. Bastaron 48 horas para que otro de los capitanes del Real Madrid, Michel Salgado, que ahora rinde más haciendo declaraciones que sobre el césped, desmintieran al entrenador manchego y manifestase que lo de Guti y Juande sí era un desencuentro.

Que si se borró para no jugar en San Mamés, que si llegó media hora tarde a la charla táctica previa al partido de Montjuïc, que si se preocupa más de jugar al golf que de entrenarse para su profesión de futbolista, que si… Los rumores que se filtran son infinitos y todos para desprestigiar al rubio centrocampista de Torrejón de Ardoz. Se antoja complicado una solución al conflicto, aunque siempre se puede negociar. Pero quizás ni a Guti ni a Juande les interese siquiera negociar.

A Guti siempre se le trata desde una posición extremista. O le odias o le idolatras. Los admiradores exageran en el elogio y los críticos rozan el insulto en su opiniones. Los que le denostan sistemáticamente aseguran que nunca ha sido titular con ningún entrenador, que nunca ha ido a una fase final con la selección española ni jugado una final de Champions de las que disputó su equipo. Y muchos de estos le machacan por su imagen y no por su fútbol. Los que alaban le ponen a la altura de los genios que han pisado el césped de Chamartín, con una calidad estratosférica y un gusto por el fútbol que agrada al madridismo en general, al que lo que menos le gusta es la indolencia intermitente que puede mostrar Gutiérrez en algún momento.

A los que dicen que no ha jugado con ningún entrenador, dato a medias porque Del Bosque y Schuster si le llegaron a dar la titularidad, se les puede recordar el famoso eslogan anarquista que ironizaba con los mensajes publicitarios que decía aquello de “como mierda, un millón de moscas no pueden estar equivocadas”. ¿Se habrán equivocado todos los entrenadores con Guti? Probablemente. Igual que Guti también se ha confundido en numerosas ocasiones al entender y desarrollar su profesión.

Pero Guti, como lo fue el genial Juanito, es un futbolista necesario para el Real Madrid. A Juande no le hace falta en su persecución al Barça. Pero en el estadio Santiago Bernabéu se le echa de menos. Aunque sea para silbarle cuando no vuelve a defender.

Escrito por Matallanas | 10:02 a. m. | Enlace permanente

1 Comentarios:

  • Escrito por Anonymous David F., a las jue. mar. 26, 12:54:00 p. m.  

    Francamente Matallanas, no me considero ninguna mosca. Sigo sin entender el porqué de la adoración de la prensa para con este jugador, ¿os paga a todos las copas en la discoteca o qué?... No se puede decir que sea mal jugador, porque cuando quiere es capaz de tener una visión de juego y estilo exquisitos. Pero tampoco se puede decir que sea un superclase ni nada parecido, porque su indolencia (como bien defines) es patente en la gran mayoría de partidos, su falta de implicación hace que el equipo juegue con uno menos cada dos por tres, habrá entrenadores que lo acepten y habrá otros que prefieran la implicación de los 11, como parece ser Juande... Y las filtraciones se deben no por la envidia o maltrato de la afición, sino porque realmente sus salidas nocturnas y falta de cuidado físico son patentes para cualquiera que frecuente ciertos locales nocturnos por Madrid, y que incluso le ocasionaron serios problemas familiares... No creo que sea un futbolista imprescindible, creo que el Madrid debería haberlo vendido hace mucho, pero la falta de canteranos en el primer equipo le permitió continuar, existen jugadores en el mercado mucho mejores que él, lo increíble es que los pocos que ha contratado el Madrid para ese puesto resulte que tienen que jugar en otra posición... Lo dicho Matallanas, que esperaba más objetividad y un análisis del jugador en función de su rendimiento e implicación con su profesión, y no en función de las filias o fobias que pueda generar...


<< MaTA-dor