ESCUCHA MATADOR:

      REFLEXIONES A VUELA PLUMA
          SOBRE EL FÚTBOL,
             EL PERIODISMO Y LA VIDA

















Buscador


MaTA-dor

viernes, octubre 23, 2009

Pirómanos en el Calderón (Por Alfredo Duro)

¿os suena?


Por Alfredo Duro
Cuando a un pirómano se le dan cerillas y una antorcha, lo normal es que acabe encendiendo un fuego de proporciones considerables. Lo que le gusta al pirómano es ver como arde la cosa. Lo que sea: un coche, una casa, un edificio, una ciudad, un club de fútbol. ¿Un club de fútbol he dicho? Pues sí. ¿Y por qué no un club de fútbol? Justo ahí queremos llegar. A un club de fútbol en llamas, incendiado por dentro y por fuera. Un club que es una pira funeraria porque así lo han querido los que ahí dentro están día y noche, tirando cerillas como locos para que el fuego no se acabe.

Estos, los pirómanos, llamaron un día a un bombero llamado Abel Resino, uno de tantos apagafuegos que han pasado y seguirán pasando por el Atlético de Madrid, y cuyo destino no puede ser otro que el de acabar siendo devorado por las llamas. Esta gente incendiaria y pirómana no descansa. Se vé que lo del fuego les excita. Les enciende la neurona pirotécnica y por eso siguen acumulando técnicos y entrenadores, como si ese dudoso vicio se hubiera convertido en el deporte nacional.

Hasta hace un rato, el nombre de la próxima víctima que se manejaba era el de Michael Laudrup. Perfecto. Un ninot ideal para que esta gente rojiblanca se vaya a la tienda de fuegos artificiales más cercana y se pongan a ensayar con los petardos de última generación. De camino a la tienda, al parecer, ha cambiado el nombre del incauto, y en su afán por darle carácter internacionalista al incendio, se buscan un ninot italiano. Spaletti es el que mejor les suena, pero también puede valer Mancini. El caso es que también tarde o temprano el fulano elegido, salvo que sea Quique Sánchez Flores, pueda oler a chamusquina. Por eso ahí siguen. Tan contentos. Se pasan los petardos en la tienda y siguen haciendo ensayos. Les viene bien porque si de algo saben, que no lo dude nadie, es de petardos.

Duro ¿os suena?

Escrito por Matallanas | 1:43 a. m. | Enlace permanente

3 Comentarios:

  • Escrito por Anonymous prosy, a las vie. oct. 23, 01:55:00 p. m.  

    Estoy al 100% contigo duro. Lo que no entiendo es q da la sensación de que esta forma de opinar la tiene una gran cantidad de gente atlética, pero que pasan los años y las temporadas y no se hace nada. Los socios siguen subiendo y no se lia una gorda! En fin, como se suele decir: "uno tiene lo que se merece".
    Aupa atleti!

  • Escrito por Anonymous Anónimo, a las vie. oct. 23, 02:03:00 p. m.  

    Sr. Duro...suscribo de arriba abajo su articulo...

    Espermos que por bien del Atleti, aparezca un BOMBERO serio y que ponga en orden ese club...

    Fer

  • Escrito por Blogger Ultra ATM, a las dom. oct. 25, 02:44:00 p. m.  

    Duro, un par de correcciones gramaticales de parte de un ultra (oh, sí, un ultra Alfredo):

    -Cuando dices "Lo que le gusta al pirómano es ver como arde la cosa", el "cómo" debería ir acentuado ya que es una frase exclamativa, aunque no lleve exclamaciones. Es como cuando una frase tiene intención interrogativa (por ejemplo, "No sé dónde he dejado las llaves"). Aunque no estén los símbolos de interrogación o exclamación, deben acentuarse igualmente. Si no, se confunden con un relativo (por ejemplo, "como te decía...", o "aquí es donde comimos ayer"). En estos dos ejemplos ves un "donde" y un "como" que no llevan acento, éstos sí son relativos.

    -Por otro lado, cuando dices "Estos, los pirómanos," es un pronombre personal como una casa, así que lleva tilde. No la llevaría si dijeras "estos pirómanos". De hecho, se ve perfectamente a qué se refiere ese pronombre (a los pirómanos) porque lo separas correctamente entre comas. Dicho lo cual, y de verdad van sin acritud estas correcciones, tienes razón en todo lo que dices. Y, por desgracia, ese tema tiene una solución bastante más complicada que dos acentos más puestos. Un saludo.


<< MaTA-dor