ESCUCHA MATADOR:

      REFLEXIONES A VUELA PLUMA
          SOBRE EL FÚTBOL,
             EL PERIODISMO Y LA VIDA

















Buscador


MaTA-dor

domingo, septiembre 12, 2010

Pep, el filósofo (Por Antonio Sanz)

el rincón de judas. artículo publicado en público


Antonio Sanz

Se trató de arreglar un conflicto aún asumiendo que deportivamente no se ganaba, que económicamente era una operación desastrosa y que en cuestión de carácter se empataba. Describimos la transición entre Etoo e Ibrahimovic. Mientras el africano mantenía en vilo al Manchester City, Guardiola apremiaba, respaldado por los títulos, la venta a Laporta y el mercado no ofrecía soluciones, Zlatan observaba el nudo: “vendrán a buscarte”, le decía Raiola, quien no usa escudo en su camiseta. Con todo, el entrenador del Barça, que se comió un año de más a Samuel sin ganar en ‘feeling’, acotó el cerco conociendo que debía manejar escenas paralelas de camerino: los celos de vestuario.

Rijkaard se separó del club por aceptar la indisciplinada vida de Ronaldinho, mientras Etoo desparramaba gasolina al fuego. La inquietud se apoderó del camerunés, que también vivió un episodio similar en sus últimas jornadas en Barcelona. Samuel se preguntaba por qué la afición azulgrana quería más a Messi… si el gran goleador era él. Por aquí, empezó a debilitarse el sueco. En las escasas conversaciones individuales que mantuvo con quien definió como ‘el filósofo’, las palabras de Ibrahimovic destilaban un cierto tufo receloso frente a la ‘pulga’. El hoy jugador del AC Milan protestaba porque todas las variantes tácticas se acreditaban en función de Messi, a quien no le agrada jugar en banda. A ‘Ibra’ le disgustó sentirse por detrás del ‘10’ en prácticamente todas las decisiones de sistema. Por el reproche llegó la distancia agrupada al silencio, que condicionó la salida del escandinavo. Y es que Ibrahimovic culpaba de su bajo rendimiento a Guardiola, por cómo lo ubicaron en el campo. Zlatan, que dejó de tratarse con Pep con el comienzo de la primavera, escuchaba con interés el método futbolístico de su entrenador, hasta que las lecciones futboleras se convirtieron en pura doctrina. Guardiola, con Villa fichado y el horizonte aclarado, exigió a Rosell la salida de otro nueve. No sé, pero los técnicos con severo rigor táctico acaban comprometiendo a su delantero centro. Antic, tras el doblete atlético, sacrificó a Penev, Esnaider y Vieri. Será cuestión de filosofía.

Escrito por Matallanas | 10:03 p. m. | Enlace permanente

2 Comentarios:

  • Escrito por Anonymous Anónimo, a las lun. sept. 13, 01:29:00 a. m.  

    parece que el ego de Ibra no era capaz de asumir su rol en el equipo, además de su nivel de rendimiento, que sin ser bajo, no es el que se le suponia. su marcha un acierto. aunque siempre va a haber gente que se lo va a reprochar:

    http://misterfutbol.wordpress.com/author/misterfutbol/

  • Escrito por Blogger Paquito, a las jue. sept. 16, 11:46:00 a. m.  

    Cuando Vieri sale del Atlético de Madrid, el entrenador era Sacchi. De todos modos, estuviera Sacchi o estuviera Antic, el que sacrifica a Vieri es el multiconvicto de Burgo de Osma y su nene el condenado por el Tribunal Supremo a una pena de dieciocho meses de prisión por un delito de estafa por simulación de contratos.


<< MaTA-dor