ESCUCHA MATADOR:

      REFLEXIONES A VUELA PLUMA
          SOBRE EL FÚTBOL,
             EL PERIODISMO Y LA VIDA

















Buscador


MaTA-dor

miércoles, noviembre 30, 2005

Bianchi se queda sin crédito en la plantilla del Atlético

Las dudas crecen cada día más en torno a la figura de Carlos Bianchi. Las positivas expectivas con las que acogimos (hablo por un servidor) la llegada del técnico argentino se han convertido en una desazón y un pesimismo creciente partido a partido, planteamiento a planteamiento. Los jugadores, entre los que faltan líderes que tiren del vestuario ("somos un equipo sin alma", comentan varios futbolistas sobre su vestuario), ya han ido a la zona noble del Calderón a quejarse de que el entrenador no prepara los partidos, que apenas habla con ellos salvo la charla a lo Molowny de antes de los partidos de "salir y jugar", que no analiza a los rivales, que les ha pegado unas palizas físicas tremendas...
Y es que, aseguran fuentes del vestuario rojiblanco, Bianchi no ha trabajado en ningún entrenamiento la táctica para su famoso sistema, que tanto le hizo ganar con Boca. Optimista empedernido que soy, aún espero una reacción del que debe ser de nuevo el tercer equipo de España, pero veo la cosa mal porque Bianchi no está a la altura de su historia ni de nuestra Liga y no parece tener un método de trabajo competitivo porque no muestra vídeos a sus jugadores del rival ni da la más mínima indicación de como deben jugar. En el Atlético ya se empiezan a explicar el fracaso de Bianchi en un fútbol tan competitivo y táctico como el italiano en su etapa de la Roma.
Los goles a balón parado recibidos, la falta de cintura táctica el día de la expulsión de Antonio López ante el Real Madrid, los cambios programados a priori, los pocos balones que les llegan a Kezman y a Torres (es la temporada en la que menos remata el Niño desde que subió al primer equipo) y los pésimos números del equipo(está en los guarismos del año del descenso según publicó El País) es sufiente bagaje para que los responsables del Atlético se planteen una destitución de Bianchi. Pero si aguantaron el tirón con Manzano y Ferrando, cuyo despido salía bastante más barato que el del Virrey, también lo harán con Bianchi, porque la destitución del argentino sería un duro golpe económico para las maltrechas arcas del Atlético. Esperemos que no haya que tomar medidas drásticas, que el Virrey se lo curre y que el Atlético resucite... Más moral que el Alcoyano...

Escrito por Matallanas | 7:35 p. m. | Enlace permanente

0 Comentarios:


<< MaTA-dor