ESCUCHA MATADOR:

      REFLEXIONES A VUELA PLUMA
          SOBRE EL FÚTBOL,
             EL PERIODISMO Y LA VIDA

















Buscador


MaTA-dor

sábado, mayo 26, 2007

El Mono Burgos, el Teja y Los Desperdicios, en el diario Olé





GERMAN BURGOS Y OLE: SIEMPRE UN LOCO LINDO





"Me convertí en un zaguero rocker"



El Mono largó el arco hace tres años. Ahora se divierte jugando como defensor. "Y raspo un poquito... como Artico". Mientras, no deja el rock, comenta fútbol y estudia para DT.



Una entrevista de Jorge 'Topo' López



"Cuando sea técnico, mis equipos van a ir al frente como locos. Es mejor morir con una flecha en el pecho que no con una en el culo".

Germán Adrián Ramón Burgos es un personaje sabroso. Para degustar despacio. Para decodificar sus mensajes entre tanta jarana. A los 38 años está radicado en Madrid junto a su mujer Sandra y sus hijos Sasha, Flopi y Luca. Y sigue tan extrovertido y abierto al aprendizaje como siempre: cada fin de semana comenta partidos por Radio Nacional de España, colabora en el magazine matinal de Olga Viza, estudia para ser entrenador de arqueros, va a empezar el curso de DT, toma clases de guitarra, sigue con su banda de rock y juega para los veteranos del Atlético de Madrid y para un equipo de amigos llamado Los Desperdicios.

—¿Qué te aporta el curso para entrenar arqueros?

—No es que me enseñan a atajar pero sí a hacer docencia, cómo hablarle a un pibe, o el tema de los primeros auxilios. Y después, estudiaré para ser técnico.

—¿Lo tenés decidido?

—Sí, el 4 de junio empiezo un curso intensivo. Voy a tener de compañeros a Pochettino, a Hierro, y a otros conocidos más. El curso tiene tres niveles, y yo arranco ahora por el primero... Y, mientras tanto, comento partidos.

—¿Onda Macaya?

—¡Onda Burgos! No me parece muy complicado. Al contrario: veo todo lo que pasa, adivino los cambios... Y banco a muerte a los arqueros. Si pasa un mosquito y la pelota pega en el insecto y se desvía, lo digo... Je, cuando se va la pelota, empiezo a los gritos.

—¿Qué gritás?

—"Señoooraaaaa, ¿me alcanza la pelota?", jajaja... O ponemos ruidos de cristales que se rompen.

—¿El rock ya fue?

—Ni loco... Estoy preparando el nuevo disco con Javier Vargas (guitarrista) y los martes ensayo con la banda: se llama The Garb, como mis iniciales. Todo un exceso de ego.

—¿Vendés muchos CD?

—El último, Abismos, se agotó. Ahora estamos haciendo un rock más pesado, me fui a la variable del rock más duro. ¡Me llamó cada uno para tocar!

—¿Por ejemplo?

—Cuando Pappo estuvo por acá, vino y me preguntó: "Mono, ¿cuántas canciones mías conocés?". "Todas", le dije. Un placer. También toque con Rata Blanca y me invitaron los Super Ratones.

—No te volvés más...

—Al menos hasta que mis chicos se hagan grandes. Cuando se vayan, nos miraremos con mi mujer y nos preguntaremos: "¿Qué mierda estamos haciendo acá?". Luca, el de seis años, es islero, de Mallorca. Como la película de Tita Merello.

—¿Te salió arquero?

—¿Quéeee? Soy yo el que no quiero que sea arquero.

—...

—El arquero agarra las peores chicas, las más feas y se caga de frío si llueve. Le digo que juegue de 9, jeje.

—¿Lo convenciste?

—En un partido, el técnico lo puso al arco, pero fui, me metí en la cancha y lo mandé de delantero. A Lucas le encanta atajar, pero le digo: "Hijo, jugando podés dar patadas". Como el padre, claro.

—¿Y eso?

—Ahora soy zaguero. De verdad. Con mis amigos, en Los Desperdicios, juego de marcador central. Y raspo un poquito...

—¿Un Pipa Higuaín?

—No, papá, yo soy como Héctor Artico. Pero todavía no logré pasar la mitad de la cancha.

—¿Estás muy gordo?

—Bajé bastante, pero me quedan 10 kilos para estar en mi peso. Adelgacé, viste... desde que dejé de tomar vino.

-¿Te desconectaste del puesto de arquero?

—No, siempre miro.

—¿Oscar Ustari o Juan Pablo Carrizo?

—Son grandes proyectos. A Ustari se lo nombra mucho para ir al Barcelona. A Carrizo lo he visto tirarse con la cabeza, y a mí me atraen los que se tiran contra un camión. Pero indiscutible no hay nadie, sólo lo era Maradona. Escuchate una mundial: los arqueros europeos aprenden muchas cosas de nosotros. Y ahora les están enseñando a hacer la de Dios, ¡pero se las explican tan mal!

—¿Seguís pensando en un partido despedida con una banda tocando arriba de un escenario?

—No me llamaron de ningún club y yo no quiero llamar. Como hincha, atajé en River y estoy hecho. Pero si me llaman, está todo bien. No me considero una estrella del big bang pero estaría bueno para la gente. No quiero algo aburrido: que jueguen mujeres, cómicos, artistas, mucha música...

—¿Añorás a la Argentina?

—Sí, extraño mucho. Pero acá camino y es lo mismo que si estuviera allá. Me gritan hasta de los camiones de basura. La gente me banca. Con el tema de la música no veía ni los partidos, pero la radio me fue metiendo de nuevo. Extraño, ¿viste?

—¿Qué extrañás?

—El vértigo que te da el fútbol. Extraño mucho los insultos, que me digan "la puta que te parió". Ahora firmo autógrafos a chicos que no saben ni lo que hice porque ya hace tres años que no juego.

—Pero en tu Mar del Plata natal seguís siendo Gardel...

—Me declararon ciudadano ilustre de Mar del Plata, pero les pedí una calle: con barrera, tipo peaje. Si cada uno que pasa me tira un peso, estoy hecho, jaja...



un '2' para Coco Basile

Por Javier Matallanas (Periodista y compañero)

"Encontramos un 2 para Basile", bromeaba un argentino que descubrió al Mono jugando en un torneo de Fútbol 7 de Majadahonda. Y Burgos acabó tan exultante como extasiado tras su debut con Los Desperdicios. Con bastantes kilos de más, ha abandonado el arco y ahora, de amateur, juega de defensa central: se mandó un partido perfecto en su nueva ubicación. Los Desperdicios vencieron (vencimos) 4-0 y el Teja, el portero, apenas tuvo trabajo. Burgos fue un valladar. No dejó pasar ni una. No tuvo un error. Por arriba ganó todas. La intensidad que mete es la misma que en River o el Atlético. Vio una cartulina amarilla "por reiteración de faltas". En una se sumó al ataque, hizo una pared y su remate lo sacó el arquero cuando se colaba pegadito al palo.

Estaba preocupado: si pasábamos a cuartos, no podría estar ya que debía ir de comentarista a Radio Nacional. Pero nos eliminaron. Ahora, su obsesión es bajar de peso (lleva una dieta severa), sacar el título de DT y ganar la Copa con Los Desperdicios.



Con la ilusión de un chavalito


Por Kiko Narváez (Ex ídolo en el Atlético)

Siempre que nos retiramos, nos cuesta reubicarnos... Algo así le sucedió a Germán, pero ahora está encontrando sus sitios y se entusiasma con todo lo que hace. La gente no lo tiene identificado como ex jugador del Atleti, sino como un personaje de todos. Lo quieren en el norte, en el sur, en Pontevedra, en Mallorca... Es tan querido que mantiene la tradición de desayunar con quienes fueron sus compañeros frente al estadio del Atleti. O con los jardineros, o la gente de mantenimiento...

Le veo la ilusión de un chavalito de escuela. Como jugador, me ha sorprendido. ¿Si tiene los pies redondos? Pues como otros tienen los pies cuadrados, no da la nota. Al contrario... Bien paradito de defensa central, si choca contra otro rival les puedo asegurar que lo desplaza, mínimo, seis metros. ¡Es como darte un golpe con un camión!

Para el final, una confesión: es tan apasionado que no le gusta que hagamos tonterías o tiremos caños en la mitad del campo. Se enoja y se caga en nuestras madres...


De verdades y sonrisas


Jorge López (jorgelopez@ole.com.ar)

Los especialistas aseguran que la risa tiene poderes curativos. Basta, entonces, con una llamada al celular español del Mono para asegurarse buena salud en esta vida y en el más allá. La dificultad se plantea desde lo periodístico: ¿Es posible que hable en serio? Sí, claro, y además tiene la virtud de decir las verdades con una sonrisa. La charla debió postergarse 48 horas porque le había prometido a su hijo Luca a llevarlo al cine a ver El Hombre Araña III y debió cumplir. La entrevista, finalmente, fue durante una noche española, con Germán en la calle, varios cortes en la llamada, sirenas de fondo, o interrupciones para pedir la comida en un local de fast food... Y a la distancia, además de notarlo enchufado, quedó la sensación de que se muere por venir a tocar a la Argentina, rodeado por sus músicos, pero los costos no cierran. Lo entusiasma el lanzamiento de un nuevo compilado. De dirigir acá, ni rastros aún. De un partido homenaje, sólo si se lo ofrecen... Y de la Selección, la banca incondicional al Coco...

El Mono está como siempre. Más grande, igual de jodón.



PIE DE FOTO EN OLÉ





Los Desperdicios. De pie (de izquierda a derecha): Kiko (¡un
crack!), Javier Matallanas, Boli,el Mono Burgos, Kami (DT), Dani Guzmán (conocido actor español) y Oscar Mena. Abajo: Pedro Bonti (ex fisio del Getafe), Teja (arquero de Tercera), Toni Muñoz (ex capitán y ex director deportivo del Atlético), Omar Ayyashi y David Bustamante(cantante español salido de Operación Triunfo) .




Todos los links de la edición digital del Diario Olé



Escrito por Matallanas | 1:19 a. m. | Enlace permanente

2 Comentarios:

  • Escrito por Anonymous Anónimo, a las mar. may. 29, 09:15:00 a. m.  

    Mata, por favor convence al Mono y a Kiko para que escriban de vez en cuando en este blog ganarías 2 columnistas espectaculares, y no estoy de acuerdo con eso de Kiko ex-idolo, o se es o no.

  • Escrito por Anonymous sinfirinin, a las mar. may. 29, 03:05:00 p. m.  

    Menuda pareja, con el teja de portero y el mono de defensa no hay quien se acerque al área, la última vez que vi unos caretos así estaba en el pasaje del terror...


<< MaTA-dor