ESCUCHA MATADOR:

      REFLEXIONES A VUELA PLUMA
          SOBRE EL FÚTBOL,
             EL PERIODISMO Y LA VIDA

















Buscador


MaTA-dor

domingo, octubre 26, 2008

¿Quién cuestiona a Javier Aguirre? (Por Antonio Sanz)

el rincón de judas. artículo publicado en público


Por Antonio Sanz

Ahora resulta que nadie cuestiona a Javier Aguirre. Pero sólo hay que darse un paseo por Melancólicos para comprobar que muy pocos quieren al entrenador que cumple su tercera temporada. Desde la gloriosa época de Radomir Antic, a ningún técnico le habían otorgado el banquillo durante tres campañas consecutivas. Miguel Ángel Gil, hastiado de tanto cambio, se empeñó en mantenerlo tras cumplir Aguirre con los objetivos impuestos: le pidieron Uefa, el primer año y Champions, el segundo. En este tercero le han marcado acabar otra vez entre los cuatro primeros. Sin embargo, a la octava jornada se presenta un examen final para él. El partido de esta tarde en El Madrigal es una final para el entrenador mexicano. Tras tres derrotas consecutivas, y especialmente dolorosas dos de ellas, la semana comenzaba en los periódicos con informaciones que apuntaban a la casi segura destitución del técnico si tropezaba en Villarreal. En medio, el duelo ante el Liverpool. Este partido daba igual. Pero el de hoy, no. Lejos de la cabeza, el Atleti no puede descolgarse de la zona de Liga de Campeones. Existe auténtica obsesión en la directiva rojiblanca por este asunto. Se explica que sólo una buena Liga te devuelve a la Champions y no al revés.

No es la primera vez que Aguirre está en el alambre. La pasada temporada, tras un mal comienzo, ya le cuestionaron en público y en privado. El equipo reaccionó y solventó alguna impertinente crisis en el vestuario. Ahora, la humillación en Barcelona y la eterna derrota ante el eterno rival han envalentonado a los eternos críticos. Algunos medios de comunicación, agitados desde dentro de la entidad, abanderan el cambio. Sabido es que únicamente el dueño es quien sostiene al técnico. Pero al dueño le crecen las dudas. La contra de Aguirre martillea su cabeza, pero a favor del técnico se dan dos circunstancias: una económica -la salud monetaria no es boyante y no pueden tomarse decisiones contra los balances- y una deportiva -ningún entrenador convence al ciento por ciento-. Al dueño le gusta Juande Ramos -despedido con nocturnidad- antes que Simeone -próximo al despido-, la contra de Aguirre apostaba por Camacho -también tiene trabajo- y desde el Periodismo se postula a Víctor Fernández. Sin embargo, sólo uno podría tener protagonismo si la situación se hace insostenible: José María Amorrortu -actualmente director del fútbol base atlético, pero con experiencia como entrenador de Primera división en el Athletic y la Real Sociedad-. No es factible ni probable, pero se le fichó con esta segunda intención. Así las cosas, el tercer proyecto nació herido, la herida no cicatriza y la sangre salpica a discreción. Creo que Aguirre acabará la temporada, pero le espera un año intransitable. Cuenta con demasiados enemigos que curiosamente portan su mismo escudo.
P.D. ¿Cómo reaccionará Michel Platini tras comprobar la lección de civismo y deportividad que ofrecieron las aficiones de Atlético y Liverpool el pasado miércoles en el Calderón? ¿Se habrá sonrojado cuando las imágenes retrataban el intercambio de camisetas y bufandas al final del partido? ¿Por qué, aún no lo ha explicado, tanta ira sobre el Atleti y sobre España? ¿Modificará la inicial sanción impuesta? Demasiadas incógnitas ante tanto desatino.

Escrito por Matallanas | 7:00 p. m. | Enlace permanente