ESCUCHA MATADOR:

      REFLEXIONES A VUELA PLUMA
          SOBRE EL FÚTBOL,
             EL PERIODISMO Y LA VIDA

















Buscador


MaTA-dor

lunes, enero 26, 2009

Dani Alves, como Roberto Carlos (Por Kiko Narváez)

EL ARQUERO. ARTÍCULO PUBLICADO EN LA RAZÓN


Por Kiko Narváez

Qué orgullosos tuvieron que dormir los 35.000 sorianos el sábado después de ver la solidaridad que desplegaron sus jugadores a la hora de achicar agua ante la gran ola futbolística que es este Barcelona 2008/2009. Kresic lo tuvo claro desde el primer momento, aguantemos el chaparrón inicial bien juntitos para, poco a poco, ir cerrando el paraguas. Los numantinos hicieron un trabajo táctico perfecto. Las basculaciones de Barkero y Del Pino al sentido contrario del balón eran aplaudidas primero por Palacios y luego por sus laterales en los primeros 45 minutos. Todo este orden obligó por primera vez «al Pep» a sacar del cajón su recién estrenado libro de entrenador en el descanso para pasar a unas hojas intactas hasta ahora. No sólo valía que sus generales corriesen como soldados rasos porque la amplitud que él tanto pregona se tomó 45 minutos sabáticos.

Las instrucciones calaron rápidamenre en la cabeza de los suyos. Se olvidaron de entrar por el centro y le imprimieron rapidez a la elaboración con cambios de juego a las bandas. Sobre todo a la del hiperactivo Alves sin que diese tiempo a llegar a las ayudas a las ONGs de Kresic.

Creí yo que después de ver, padecer y disfrutar con Roberto Carlos me moriría sin ver a un lateral con el protagonismo y la trascendencia que demostró éste en sus años en el Madrid. Confundido estaba. Alves se ha propuesto hacerle la competencia al número uno con partidos como el del sábado. El GPS que controla a los jugadores en el campo siempre cuenta 21. A él no le da tiempo a verlo.

El automatismo que le faltaba en los primeros partidos a la hora de defender ha quedado en el olvido, dando paso a un despliegue técnico, táctico y físico que dejarán los 30 millones de euros que costó en un chiste parecido al que contaron el día de la presentación de Sergio Ramos en el Real Madrid. ¡Caro, caro! Caros son los que cuestan 10 o 12 millones y juegan ocho partidos por temporada.

No quiero acabar sin transmitir toda mi energía y respeto a ese Numancia, que al igual que Sporting y Málaga lucha por permanecer en Primera sin gastar lo que no tiene. Y encima, soportando que le metan la mano en la cartera, como le ocurrió a Del Pino.

Escrito por Matallanas | 9:32 p. m. | Enlace permanente

0 Comentarios:


<< MaTA-dor