ESCUCHA MATADOR:

      REFLEXIONES A VUELA PLUMA
          SOBRE EL FÚTBOL,
             EL PERIODISMO Y LA VIDA

















Buscador


MaTA-dor

jueves, marzo 26, 2009

El Villarreal del bienestar

mata-dor. artículo publicado en marca


Las medidas adoptadas por Fernando Roig, presidente del Villarreal, de no cobrar el abono y dar facilidades a los socios del equipo que se encuentran en paro son dignas de elogio. En la complicadísima coyuntura económica que vivimos, cualquier trabajador corre peligro de perder su puesto de trabajo y pensar en los parados desde un club de fútbol pues es algo excepcional y fabuloso. Ha nacido el Villarreal del bienestar.

Habrá quien las considere medidas populistas, pero ¿qué tiene que ganar Roig con este fabuloso gesto a los aficionados del equipo que han perdido su empleo? Que se sepa no se presenta a alcalde de ninguna ciudad ni debe ser reelegido como presidente en su equipo, ya que el Villarreal no es un club de fútbol como el Real Madrid y se trata de una Sociedad Anónima Deportivo. Precisamente por eso, las medidas sociales de Fernando Roig tienen aún más mérito porque no busca un fin, las hace para intentar hacer más agradable la vida a seguidores del Villarreal, que han visto mermados sus ingresos por encontrarse en el paro y el presidente del equipo amarillo no quieren que esa situación personal les impida seguir yendo a El Madrigal a apoyar a su equipo.

No es normal ver en el mundo del fútbol un gesto como el de Roig. En los tiempos de crisis que vivimos se puede considerar una medida revolucionaria. El Villarreal ha impuesto un modelo de gestión y deportivo que le ha convertido en uno de los equipos grandes de España. Con Roig al mando, José Manuel Llaneza de ejecutivo deportivo modelo y Manuel Pellegrini proponiendo un fútbol de buen gusto el equipo amarillo ha puesto en el mapa mundial a la localidad castellonense de Vila Real y se ha hecho un hueco en la elite del fútbol europeo.

Escrito por Matallanas | 5:04 p. m. | Enlace permanente

0 Comentarios:


<< MaTA-dor