ESCUCHA MATADOR:

      REFLEXIONES A VUELA PLUMA
          SOBRE EL FÚTBOL,
             EL PERIODISMO Y LA VIDA

















Buscador


MaTA-dor

viernes, mayo 29, 2009

El legado del Barça de Guardiola

Cuando un equipo de fútbol marca una época, su estilo se intenta imitar por los demás equipos. Sucedió con el Brasil del 70, con La Naranja Mecánica holandesa, con el Milan de Sacchi, con La Quinta del Buitre, con el Dream Team de Cruyff sucederá con el Pep Team (y con la España de Luis Aragonés).

La histórica gesta que ha logrado el Barça de Guardiola, ganando por primera vez en el fútbol español Liga, Copa y Champions en la misma temporada es positiva para el fútbol. Es bueno que gane un equipo que juega bien, un equipo que arriesga, un equipo que ataca como principio elemental, que defiende atacando. Un equipo que juega con interiores y con extremos, que es como se juega bien al fútbol, sobre todo con interiores.

No todos los equipos pueden contar con Xavi, Iniesta y Messi, no todos los equipos pueden atesorar en sus filas tanta calidad, centrales que sacan el balón jugado como Márquez y Piqué, laterales totales como Dani Alves, delanteros como Henry y Etoo, o con banquillo con Bojan, Keita o Silvinho. Pero muchos entrenadores intentarán poner en práctica el modelo de Guardiola, como todos intentaron imitar la presión, el fútbol en 40 metros del Milan de Sacchi, que triunfó y revolucionó el fútbol por contar con futbolistas de la calidad de Van Basten, Gullit, Rijkaard, Ancelotti, Baresi y Maldini.

Sir Alex Ferguson pretendió neutralizar al Barça con un ‘overbooking’ de delanteros, dejando en el doble pivote a Giggs con Carrick (este es un ‘4’ que podría jugar perfectamente en el Barça en el sitio de Touré y de Sergio Busquest). Error de principiante del experto y laureado técnico escocés que aprovecharon Xavi e Iniesta, con un Messi que creció durante el partido, para destrozar al United.

Guardiola, con el 1-0, no cayó en el conservadurismo de meter el músculo de Keita por el fatigado Henry, y mantuvo su propuesta hasta que llegó el 2-0, principalmente porque Titi salía de una lesión y ya no podía más.

El legado del Barcelona de Guardiola es importante para que el fútbol crezca como espectáculo, para que todos los equipos intenten jugar bien porque es el camino más corto para ganar y la manera de mantener los estadios llenos y las audiencias de televisión porque ofreces espectáculo. En la final de la Champions, con todo el planeta fútbol pendiente del partidazo, el Barcelona de Guardiola fue fiel a si mismo. Por eso ganó y por eso maravilló al mundo, porque jugó como lo había hecho toda la temporada y evitó especular como se suele hacer en las finales para asegurar el resultado.

Escrito por Matallanas | 11:35 a. m. | Enlace permanente

3 Comentarios:

  • Escrito por Blogger Felipe S. Mateos, a las vie. may. 29, 02:11:00 p. m.  

    El cerocerismo es el cancer de la Champions. Del buen fútbol.

    Saludos

    www.eldivandelfutbol.blogspot.com

  • Escrito por Blogger Jose Daniel, a las vie. may. 29, 02:21:00 p. m.  

    Qué gran verdad la de este post Mata, el legado de Pep es digno de admirar por todos los aficionados y apasionados de este deporte llamado fútbol, el cual ha fusionado con una forma de hacer espectáculo.

    Y por supuesto, todos los aficionados culés le estaremos eternamente agradecidos. Espero que tenga una larga vida profesional Barça, aunque cada vez más se reafirma el rumor de que no estará más de 2 o 3 años. Lo que me extrañaría mucho y sería un triste por lo menos para mí.

    Un saludo.

  • Escrito por Anonymous Javier, a las vie. may. 29, 06:34:00 p. m.  

    No creo que nadie quisiese imitar a la Quinta del Buitre, porque lejos de lo que el lobby nos ha querido vender, fue un equipito bastante limitado que al salir a Europa lo destrozarón. Que se lo pregunten al Milán de Sacchi.

    Mata, ¿te imaginas cómo hubiesen bautizado el lobby a un equipo que gana la Champions con siete canteranos si fuese de blanco?

    Ojalá Guardiola logre una hegemonía de varios años para el Barcelona. Sería bueno para el fútbol y para la democracia.

    Sólo falta que pongan una casilla en la declaración de la renta debajo de la iglesia católica que ponga real madrid.

    ¿Quién va a pagar los 400 millones que derochará Florentino en fichajes? Pues el ayuntamiento y la comunidad de Madrid, es decir los ciudadanos españoles.

    Al pueblo, pan y circo. Ya lo decían los romanos.


<< MaTA-dor