ESCUCHA MATADOR:

      REFLEXIONES A VUELA PLUMA
          SOBRE EL FÚTBOL,
             EL PERIODISMO Y LA VIDA

















Buscador


MaTA-dor

lunes, febrero 28, 2011

La hucha de Pep (por Antonio Sanz)

el rincón de judas. artículo publicado en público


Por Antonio Sanz

El Barcelona fotografió esta semana la extensión anual de su entrenador. Tras semanas de negociación, se rubricó el contrato para continuar juntos una temporada más. Pese a que los más cercanos al técnico le insinúan que lo mejor y más eficaz es dejar ya el banquillo del Camp Nou porque no encontrará nada mejor después de tocar el cielo, Guardiola prosigue, fundamentalmente, por el compromiso contraído con el vestuario. El respeto que siente por el grupo es tal que se ve en la necesidad de no abandonar el proyecto humano y futbolístico que él y su núcleo de ayudantes conformaron hace ya tres exitosas campañas. Conocida la distancia que el técnico impone con la cúpula de poder, el nuevo presidente realizó un primer guiño convertido en acierto. Las dudas que siempre ha planteado, más en privado que en público, para ampliar se ven reducidas con la presencia en la dirección deportiva de Andoni Zubizarreta. La elección de Rosell no resultó casual: la relación personal y profesional entre Guardiola y Zubi es extraordinaria y de profunda admiración mutua. Pep mantiene entre sus principales referencias a quien fue su gran capitán en el Barcelona, circunstancia que permite mayor fluidez y confianza en el trabajo.

Pero el técnico es consciente de que el futuro de la temporada se va a ajustar en marzo. Durante los veinte días venideros -hasta la parada por las selecciones-, el equipo se mide al Mallorca -anoche-, Valencia, Zaragoza, Sevilla y Getafe, además de obligarse a remontar al Arsenal. No es extraño que el mister proponga tranquilidad a la afición avisando que él no se baja del barco. Tampoco difiere el mensaje al vestuario: “en estos partidos debemos hacer una buena ‘guardiola’ de puntos”. Ese colchón arrancó sin pasillo de seguridad, sin columna vertebral. Sin Valdés, Puyol o Xavi -más la circunstancial ayer de Alves- nos anunciará si este Barça se muestra más pequeño. Pero ahora, más que nunca, aparecerá la inspiración del mejor jugador del mundo -Messi-, la eficacia de los delanteros -Villa y Pedro- o a la creatividad de su futbolista más iluminado -Iniesta-. Mientras se espera a Cesc Fábregas, Guardiola apremia a la gente para llenar la hucha. Sólo así florecerá la institución una temporada más.

Escrito por Matallanas | 7:02 p. m. | Enlace permanente