ESCUCHA MATADOR:

      REFLEXIONES A VUELA PLUMA
          SOBRE EL FÚTBOL,
             EL PERIODISMO Y LA VIDA

















Buscador


MaTA-dor

domingo, marzo 05, 2006

LECTURA. Un artículo de Julio Camba

SOBRE LOS NUEVOS RICOS*
Por Julio Camba

La verdad, yo no comparto ese desprecio a los nuevos ricos tan extendido en la literatura contemporánea. Para despreciar a los nuevos ricos tendría que admirar a los viejos, y yo no les admiro. Los viejos ricos quisieran persuadirnos de que el tener dinero constituye un arte, y de que sólo aquellas personas que han adquirido este arte por su tradición saben beber buenos vinos, fumar buenos cigarros, frecuentar mujeres hermosas y habitar palacios espléndidos, y claro está que la sensibilidad se educa, pero yo opino que es mucho más fácil educarla para fumar habanos que para fumar tagarninas; para comer con un viejo Borgoña, que para hacerlo con peleón; para vivir en un palacio, que para pasarse la vida en un tugurio, y para apreciar la sociedad de una mujer-palacio, Borgoña o habano, que no la de una mujer-tugurio, peleón o tagarnina. Opino que es mucho más fácil ser rico que ser pobre, y que si hay tantos pobres y tan pocos ricos en el mundo, ello no se debe a ninguna suerte de incapacidad artística para la riqueza, sino sencillamente a unas cuantas dificultades de orden económico.
-Perdonad nuestra fortuna- nos dicen los viejos ricos -; pero ¿de que os serviría a vosotros el tener a vuestra disposición los mejores cigarros del mundo, pongamos por caso, si no lograríais nunca apreciarlos en todo su mérito? En cambio, a nosotros, los buenos cigarros nos gustan tanto y los saboreamos con tanta fruición, que sólo el espectáculo maravilloso de lo que gozamos al fumarlos debiera compensaros de vuestra miseria…
Por mi parte, no creo en tales maravillas. Lo único que, en mi sentir, les da la tradición a los ricos es el olvido de sus riquezas, y toda esa distinción de que hacen gala no pasa, para mí, de ser una forma de avaricia. Los nuevos ricos, no borrados aún de su espíritu los hábitos de cuando eran pobres, suelen gastarse mucho más dinero que los viejos, y a esto los viejos ricos le llaman rastacuerismo. Es de rastacueros, por ejemplo, según los viejos ricos, el dar en el restaurante propinas del veinticinco por ciento, así como el darlas del diez es de desdichados. Una media de cuarenta kilómetros por hora en plena carretera, constituye una velocidad de automovilista pobre, mientras una media de ochenta es una velocidad de nuevo rico. La buena velocidad, la velocidad verdaderamente distinguida que usan los ricos viejos, es de sesenta kilómetros… Y a cosas así es a las que se reduce, en síntesis, todo el ruskianismo de la riqueza.
Decididamente, si en mí hay algún sentimiento contra los nuevos ricos, será por lo que tienen de ricos, y no por lo que tienen de nuevos. Los nuevos ricos, autores de su riqueza, me resultan mucho más simpáticos que los viejos, y, o yo no me enriqueceré nunca, o cuando me decida a enriquecerme, me haré nuevo rico.

*Artículo extraído de su libro 'Sobre casi todo', Espasa-Calpe Argentina, Buenos Aires, 1946, Colección Austral. (Julio Camba, biografía, pinchad aquí y en su firma de arriba)

Escrito por Matallanas | 10:41 a. m. | Enlace permanente

4 Comentarios:

  • Escrito por Anonymous Carl, a las dom. mar. 05, 03:06:00 p. m.  

    Vale,todo esto es muy bonito y tal y tal,pero hoy no pones nada de que el niño se volvio a hacer caca en el bernabeu?un atletico.

  • Escrito por Anonymous culé, a las dom. mar. 05, 04:56:00 p. m.  

    ¿un atlético firmas, carl? Lo patético aquí es mentir sobre el propio club.

  • Escrito por Blogger humphrey, a las dom. mar. 05, 04:56:00 p. m.  

    Torres no se hizo caca ni nada por el estilo en el Bernabéu. Simplemente no le llegaron apenas balones. Pero dio la cara y ya marcará al Real Madrid, con la camiseta del Atlético o con otra...

  • Escrito por Anonymous Murcia, cegato, a las dom. mar. 05, 08:31:00 p. m.  

    El único que no vio que el Madrid era un desastre por la derecha, con Salgado, fue Pepe Murcia. ¿Por qué el Atleti no explotó a Petrov? Si esto lo hace Bianchi lo matais.


<< MaTA-dor