ESCUCHA MATADOR:

      REFLEXIONES A VUELA PLUMA
          SOBRE EL FÚTBOL,
             EL PERIODISMO Y LA VIDA

















Buscador


MaTA-dor

jueves, julio 27, 2006

Madrid me Mata (Sport, 27-7-06)

Ronaldo y el régimen cuartelero de Fabio Capello: un encaje complicado

Ronaldo va a encajar mal en el régimen cuartelero de Fabio Capello. El brasileño lo pasó mal en la concentración de Brasil del pasado Mundial. A ‘Roni’ le parecía estar viviendo en un ‘Gran Hermano’. Eso de llegar al autocar tras el entrenamiento o el partido y no poder utilizar el móvil le subleva. Es un asunto menor, pero que a bastantes jugadores les molesta porque consideran que es una prohibición que invade su privacidad. Fabio Capello tampoco deja utilizar el teléfono móvil durante la concentración. Nadie puede saltarse esa norma. Ronaldo se está mentalizando para cumplirla y el hecho de que en su club no tenga que concentrarse cada día le da un poquito de ánimos porque tras los entrenamientos se irá para su casa y no vivirá el ‘Gran Hermano’ de pesadilla que vivió con Brasil en el último Mundial.

Superado el escollo de la prohibición del móvil, a Ronaldo le tocará superar el de la preparación física, el de los palizones. Fabio Capello se ha caracterizado en su carrera por ser un técnico menos dogmático que Sacchi, un entrenador que, quizás, por haber sido jugador, no trata a todos los futbolistas por igual, por más que de cara a la galería y en cuestiones como la del móvil no haga distinciones entre sus jugadores por su calidad o su salario. Se comprobó cuando cogió el testigo de Sacchi en el Milan. En ese momento, Van Basten andaba a la greña con Arrigo y Capello supo sacarle de nuevo rendimiento. En su etapa en el Real Madrid también lo demostró con jugadores como Suker o Mijatovic, hoy director deportivo del Real Madrid. Aún así, y aunque a Ronaldo le ponga un plan específico, Capello no va a tolerar que el brasileño no trabaje y va a estar muy pendiente de su vida privada. No se trata de poner detectives ni nada por el estilo, lo que hará Fabio será comprobar su evolución física, y cuenta con mecanismos para saber si Ronaldo está más desparramando de lo que debe un futbolista, como le han contado al propio Capello los detractores de El Fenómeno, los que quieren que Fabio le reciba predispuesto y con la baja redactada.

Capello confía en recuperar al mejor Ronaldo. Quiere, como dicen, y luego demuestran, los italianos, “campeones” en su equipo. También quiere recuperar a Raúl. Y así se lo ha hecho saber al capitán blanco en su primer contacto visual. De la recuperación de la doble ‘R’ dependerán los éxitos futuros y urgentes a corto plazo que tiene el Real Madrid, después de tres temporadas sin ganar nada. Ha habido muchos factores para explicar la sequía de títulos madridistas en las últimas tres campañas, desde la marcha de Makelele al control absoluto de la situación por parte del vestuario, y del marketing, lo que provocó la marcha de Camacho y de Florentino Pérez, pero una de las claves principales ha sido la mala relación entre Ronaldo y Raúl. La guerra fría entre el capitán y el ‘crack’ brasileño ha provocado clanes en el vestuario, cortijos de poder entre brasileños y españoles. Si Capello consigue que cohabiten ambos clanes (a Ronaldo le llega un nuevo aliado con Emerson y hay expectación por ver con quien se posiciona el ‘capo’ Cannavaro) tendrá mucho ganado en su objetivo de vertebrar un grupo que vuelva a ganar, un Real Madrid campeón.

Escrito por Matallanas | 11:32 p. m. | Enlace permanente

4 Comentarios:


<< MaTA-dor