ESCUCHA MATADOR:

      REFLEXIONES A VUELA PLUMA
          SOBRE EL FÚTBOL,
             EL PERIODISMO Y LA VIDA

















Buscador


MaTA-dor

sábado, agosto 05, 2006

Crónicas Asiáticas. Día 11. Real Madrid, Asian Tour 2003. La evangelización. (Marca, 5-8-03)

De la Ley Sin Humo al ‘Señor Roca’
Los locos de la electrónica hacen realidad su sueño en Tokio. Hay de todo, pequeñísimos y modernísimos artilugios de ultimísima tecnología que da cosa hasta usarlos de lo sofisticados que son. En medio de todas esas espectaculares tiendes, en el centro de Tokio, se ha promulgado la Ley Sin Humo. El fumador está perseguido y no puede ni encenderse un pitillo en mitad de la calle. Si lo hace, no aparecen los intocables de Elliot Ness para detenerlo, pero se juega por una caladita una multa de unos 180 euros. Para acentuar la sensación de gueto y apestados, los fumadores sólo pueden fumar en locales habilitados en las esquinas de las calle, se llaman ‘Smoke corners’ y si te echas allí un cigarrito, en medio de un receso en las compras de productos de electrónica, reflexionas sobre la conveniencia de dejar de echar humo al ver el aspecto de tus compañeros de sala, que tendrán el mismo careto que el que les mira. Bueno, no se puede fumar ni en el hall del esplendoroso hotel Four Seasons.
De las habitaciones de este hotelazo impacta casi todo, principalmente, el servicio. Y sobre manera la taza del water. El ‘señor roca’ era el tema central de todas las conversaciones de ayer entre jugadores y periodistas, que aunque algunos lo conocían de sus intercontinentales no deja de impactar por su sofisticado sistema de limpieza integral, que dio más de un problema y provocó situaciones embarazosas a más de uno de los huéspedes, que vivieron también escenas como la de Peter Sellers en ‘El guateque’. Las conversaciones pasaban de describir un gag de comedia de Willy Wilder a expresiones de anuncios de Dodotis del estilo de “el culito se te queda limpio y seco”. Los ‘actores’ que vivieron escenas cómicas repitieron situaciones similares: primero tuvieron serios problemas buscando como tirar de la cadena, buscándola, dieron a todos los botoncitos mientras se empapaban a la altura de su cintura y el habitáculo donde se encuentra la taza se iba inundando y cuando descubrieron como parar el chorrito juguetón, se percataron de la indicación imprescindible de las instrucciones, escrita en japonés y en chino: para usar este sistema tienen que estar sentados sobre el W.C. ¡Acabáramos! Y entonces uno se lee detenidamente las instrucciones y al que no le importa experimentar se pega un lavadito. Hoy habrá un nuevo cambio de hotel tras el partido, para alojarnos junto al aeropuerto de Narita donde se partirá muy temprano a Hong Kong. Los que le han cogido el gustillo a los modernos ‘tronos’ japoneses se preguntan si en el Hilton Narita también los habrá. De Hong Kong solo se habla de las compras pendientes porque los jugadores se quedaron con las ganas en Pekín de comprar las logradísimas imitaciones de primeras marcas.



P.D. (5-8-06). Minicrónicas colchoneras
Aquel 5 de agosto de 2003 andabamos ya por Tokio (la escena del water es de las más graciosas que me han pasado y son unas cuantas porque soy bastante patán), este 5 de agosto seguimos por Shanghai y nos hemos entregado al arte del regateo sin consiones. La Nini andaba cohibida al principio, pero luego se ha metido en el juego y, sobre todo, ha hecho de intermediaria en las compras del doctor Villalón, Pernía y Perea para sus chavales... Creo que hemos comprado bien, aunque reflexionas y te estás pegando por un euro arriba o abajo, ese es el juego, y seguro que los chinos siempre ganan al final. Comimos con Gato, Cote, Alejandro, Piku, Carpintero y Sirvent en un italiano (llevábamos cinco días comiendo nada más que en chinos y hacía falta un descansito al estómago, que estos tíos comen hasta palomas y, aunque ni la catamos, tampoco nos acordarnos de la gripe aviar cuando catamos pollo o pato, y Sirvent nos lo ha recordado hoy en el italiano al pedir una ensalada con pollo...), y nos hemos echado unas risas de enviados especiales. Todos están en el Hilton alojados y flipaban porque dejan la ropa por ahí desordenada (lo normal) y cuando les hacen la habitación se las doblan y se la dejan colocadita. Están pensando en dejar el lunes la maleta abierta, como el que no quiere la cosa, y que se la hagan también las camareras... Del Aleti, poco, habló Mista en rueda de Prensa, tres minutos de reloj, y salieron de compras. Galletti es el que está con un pie y medio fuera del equipo colchonero, aunque su mujer no se quiere ir a Grecia...

Escrito por Matallanas | 2:26 p. m. | Enlace permanente

0 Comentarios:


<< MaTA-dor