ESCUCHA MATADOR:

      REFLEXIONES A VUELA PLUMA
          SOBRE EL FÚTBOL,
             EL PERIODISMO Y LA VIDA

















Buscador


MaTA-dor

domingo, mayo 27, 2007

Un instante con Serrat

encuentro en de maría con el autor de soneto a mamá*


La semanita ha estado cargada de momentos intensos y emotivos, marcada especialmente por el encuentro con dos ídolos. Tras saludar al gran Matador Kempes el martes en el Olímpico de Atenas, el viernes, en De María de Félix Boix, me crucé con Joan Manuel Serrat (un pelín por debajo de Rosendo en mi escalafón). Pasó una vez y no le dije nada, pero cuando ya se iba le pedí hacerme una fotito con él. Ha quedado muy íntima, con la miradita. Le quería preguntar por el reperterio de la gira y decirle si iba incluir Helena (ya tiene edad para interpretar en el escenario la mejor canción que ha escrito en catalán, a mi juicio). Quería intercambiar algún punto de vista, pero sólo me salió preguntarle: "¿Qué tal la gira?". Socarrón me contestó: "Bien, porque aún no ha empezado". Hay momentos en los que no hace falta hablar más, porque el buen rollo se palpa. Y no le conté como les rayé a mis padres todos sus vinilos ni que con 15 meses ya cantaba La Saeta... Otro día.

Cuando se iba hacía la puerta le hice una broma de como había quedado de tierna la foto. "Eso es empezar bien". Y se marchó con Pepe Berry, su manager y el de Sabina, al que conozco y a quien, antes del instante con Joan Manuel Serrat, había presentado a Nini y a Eli.

El repertorio será el mejor y el concierto será el concierto de la vida. Y ahí estaremos. En Madrid y, a lo mejor, en Buenos Aires.

Fa dies que no sé quants dies fa...



*Soneto a mamá

No es que no vuelva, porque me he olvidado
de tu olor a tomillo y a cocina.
De lejos, dicen que se ve más claro,
que no es igual quién anda y quién camina.

Y supe que el amor tiene ojos verdes,
que cuatro palos tiene la baraja,
que nunca vuelve aquello que se pierde
y la marea sube y luego baja.

Supe que lo sencillo no es lo necio,
que no hay que confundir valor y precio,
y un manjar puede ser cualquier bocado

si el horizonte es luz y el rumbo un beso,
No es que no vuelva porque me he olvidado:
es que perdí el camino de regreso,

Mamá...

Escrito por Matallanas | 4:43 p. m. | Enlace permanente

1 Comentarios:


<< MaTA-dor