ESCUCHA MATADOR:

      REFLEXIONES A VUELA PLUMA
          SOBRE EL FÚTBOL,
             EL PERIODISMO Y LA VIDA

















Buscador


MaTA-dor

sábado, octubre 13, 2007

"¡Llevábamos 23 años esperando este momento!" Los daneses se vengan de los españoles (en el partido entre periodistas)

la condición física de base y el árbitro (caserito), clave en la derrota de los periodistas españoles


Mañana entretenida la que hemos pasado en Aarhus los enviados especiales. Los periodistas daneses contactaron hace dos semanas con Félix (José Felix Díaz de Marca) para retarnos a un partidito internacional entre informadores de uno y otro país. Tras el nombramiento de Jorge Carretero, portavoz de la Federación, como seleccionador, y gestionar la equipación oficial de la selección española (que luego nos ha regalado la RFEF: ¡detallazo!), todo estaba preparado para el duelo ante los daneses. Había gran nerviosismo entre la expedición española cuando nos dirigíamos, en dos microbuses, al campo de juego. En todo momento, informamos preceptivamente al departamento de prensa de la RFEF de nuestros movimientos, vía SMS, como habitualmente hace su jefa de prensa, Paloma Antoraz, con todos los movimientos de nuestra selección absoluta ("Salimos al estadio", "Llegamos al estadio", "Descartes: Alcalá y Rivero. Bajas: Rodrigo de Pablo y Javi Hernández", "Alineación: Pau; Miguelito...", "Doping Matallanas y Gamonal"). Como no podía ser de otra manera, Fernando Burgos, de Telemadrid, (118 veces internacional) hizo las veces de capitán. En el sorteo de campo ya empezó la cosa mal, porque pidió corona y nos tangaron. Las dimensiones del campo eran mayores que la del Santiago Bernabéu, el césped estaba alto e irregular y nos tocó defender en la primera mitad en la zona donde más se ralentizaba el balón, serio handicap unida a la consabida (¡y no hacíamos caso a Luis!) inferior condición física de base de los españoles respecto a los daneses.


Nos había fallado el portero (Sirvent, del Mundo Deportivo, no apareció y Damián, utillero de la selección, tenía tajo) y Pau, de Superdeporte, dio un paso al frente y se puso el 13 de Cañizares sin haber ejercido de guardameta en su vida. Y estuvo torero, porque para parar sin guantes, Pau, lo hiciste de cine. Todos los elementos jugaban en nuestra contra, pero la exhibición que se pegó el seleccionador Carretero en el calentamiento, tirando de una tabla de estiramientos del Cosmopolitan, nos hizo venirnos arriba y empezar a echarnos unas risas, que no pararon ni en los momentos más complicados del choque, como cuando el colegiado danés no les pitaba ni un fuera de juego a ellos (magistral Félix en su nueva demarcación de central tirando la línea a lo Baresi) y a mi me cobró tres 'off side', que no eran ni por asomo, cuando me plantaba solito ante el cancerbero danés. Hubo momentos de tensión en esa primera mitad, como cuando Julián Avila, de ABC (el mejor de los nuestros a juicio del seleccionador danés), se enzarzó con Miguel Ángel Muñoz, el Rubio, de la Cope, o cuando el propio Rubio, que rindió al máximo como siempre, se acordó de mi santa madre (¡Rubio, qué culpa tendrá la futura abuela Maribel, que estaba tan tranquila con Andrés en Monroy!) porque no le centré en la frontal de área. Jano, de Onda Cero, un clon de Roberto Simón Marina, se erigía en nuestro referente en la manija del juego, Miguelito, de Radio Marca, cogía a duras penas las medidas de un campo de fútbol once, deporte que no practicaba desde Primero de BUP, hará como tres lustros, Raúl Varela (Radio Marca) se prepara para emular a su admirado Guti (luciendo el '14', por supuesto), Bea Guzmán (Marca) daba el toque femenino a nuestro combinado (pero es mejor judoka que futbolista), Fafián (TVE) se pegó una exhición peinando el balón hacia atrás, jugando de lateral derecho, y dejándosela permanentemente a su extremo izquierda en una jugada inédita que deberá patentar, Lara (Marca) emulaba a su alter ego Pessotto y era nuestro pulmón, Alfredo Martínez (Onda Cero) dejó el pabellón español bien alto y fue una de las revelaciones, Raúl Gamonal (Telecinco), destiló calidad cada vez que la tocó (¡lástima que la tocara tan poco!), Espina (AS) se mostraba como un talento de la escuela sevillana, sin defender en exceso, y Matallanas (Cope), que se creía con el gol en la sangre por su racha con Los Desperdicios, se rompió como el '9' de España, su Niño Torres, al filo del dscanso, y no pudo realizar ninguna de las dos celebraciones que tenía preparadas (aunque José Antonio García Molero, fotógrafo de Marca que realizó la friolera de 1079 fotos del choque, le inmortalizó realizando sendos festejos).

En la retina del centenar de aficionados que contemplaron el formidable espectáculo quedará el momento en que Miguel Ángel Díaz, Miguelito de Radio Marca, se elevó entre dos torres daneses y consiguió emular a Santillana en un gran cabezazo al que le faltó coger portería. Pero tuvo que ser Fernando Burgos el que dejara el pabellón español bien alto haciendo su golito, mínimo, de cada partido. Lo celebramos, como no podía ser de otra manera, como si hubieramos ganado el Mundial y al grito de "A por ellos", ante el estupor de los daneses que nos sacaban ya algunos goles de ventaja (no recuerdo si eran uno, dos o cinco, ¡de verdad!). Burgos se señaló el dorsal número '7' en un gesto que no sabemos muy bien a que venía (¿o sí?). Espina hizo nuestro segundo y definitivo tanto, a pase genial de Guti, perdón, de Raúl Varela, y le dedicamos el gol al seleccionador Jorge Carretero, por su saber hacer y su entusiamo (Enrique Ortego de ABC siempre fue el seleccionador de periodistas, pero nos lo hemos limpiado sin ningún motivo).

"Llevabamos 23 años esperando este momento", nos decía, satisfecho y sonriente, en un perfecto español, un periodista danés cuando nos estrechábamos la mano a la conclusión del encuentro. Y es que nos tenían muchas ganas desde que se la liamos en la Eurocopa 84 y se sacaron una espinita. No es excusa, pero los daneses jugaron con ex futbolistas (había uno, Morten Bruun, que fue campeón con Dinamarca en la Eurocopa 92). Nosotros no pudimos tirar de comentaristas. Intentamos que Kiko viajara por la Cope, pero no pudo ser, y no era cuestión de tirar del comentarista de TVE, Alfredo Relaño, que no está para estos trotes (como muchos de los que jugamos, digo).

El tercer tiempo fue también espectacular. Nos invitaron a salchichas y cerveza danesa. Hecho algo en falta, me dejo seguro detalles importantes para la cróniquita a vuela pluma. No sé, no sé... ¡Ah! ¿El resultado? Nosotros hicimos dos goles, si nosotros marcamos dos golitos (Burgos y Espina). Ellos alguno más, sí, alguno más. Pero pocos...



GALERÍA FOTOGRÁFICA



Momento Miguelito












El gol de Burgos, alegrías y jugadas























Escrito por Matallanas | 6:12 p. m. | Enlace permanente

6 Comentarios:

  • Escrito por Blogger Hijo de Guti, a las sáb. oct. 13, 07:06:00 p. m.  

    Estaría bien que dijeses quien es quien! Sólo he sabido sacar con el texto a 6!

    PD: dile al Rubio que sigue igual de guaperas que siempre.

  • Escrito por Anonymous Anónimo, a las dom. oct. 14, 04:42:00 p. m.  

    Por que Alcala fue descartado?

  • Escrito por Blogger piterino, a las dom. oct. 14, 08:07:00 p. m.  

    Jeje, sí que lo pasasteis bien. Le podríais haber pedido a Luis que os dirigiera desde el banquillo, no habría tenido precio todo lo que allí se hubiera dicho y escuchado ...

    Saludos!

  • Escrito por Blogger Veli_6, a las dom. oct. 14, 08:52:00 p. m.  

    No había nadie de la SER?

  • Escrito por Anonymous chapu, a las dom. oct. 14, 09:46:00 p. m.  

    jodé como cambian los tiempos venancio,estas mas delgao que José Félix.vaya un figurin se te ha quedao.
    Vas a contar tu la verdad de por que no va raúl?
    Vamos que tu seguro que lo sabes,compartelo con nosotros.
    Imagino que ahora dejaran de tocar los huevos estos juntaletras que tanta caña le dan a ESPAÑA con el tema del trotón de Villaverde.Hace 4 dias le querian retirar y ahora sin él no somos nadie....
    besitos matador.

  • Escrito por Blogger filomeno2006, a las dom. feb. 17, 02:19:00 p. m.  

    Ortego y Relaño, autores del libro Gracias vieja


<< MaTA-dor