ESCUCHA MATADOR:

      REFLEXIONES A VUELA PLUMA
          SOBRE EL FÚTBOL,
             EL PERIODISMO Y LA VIDA

















Buscador


MaTA-dor

lunes, abril 28, 2008

El Levante, la huelga y la AFE

JAVIER GÓMEZ MATALLANAS. El sindicato de futbolistas españoles es la envidia del resto de sindicatos españoles. En el caso del Levante se ha vuelto a demostrar su efectividad y eficiacia a la hora de resolver conflictos y defender los intereses de sus afiliados. "¿Qué hace la AFE? ¿Cómo ha permitido llegar hasta una convocatoria de huelga?" Se ha escuchado a los profanos e indocumentados clamar contra el sindicato de futbolistas españoles cuando el plante de los jugadores del Levante estaba convocado para el pasado sábado, echando la culpa a la AFE de que los futbolistas del conjunto valenciano no tuvieran otra salida que acogerse al derecho de huelga que reconoce el punto segundo del artículo 28 de la Constitución Española de 1978 y desarrolla el Estatuto de los Trabajadores. ¡Como si fuera culpa de la AFE que los jugadores granotas no cobraran!

Echar la culpa a la AFE de que los jugadores del Levante no cobren y decidan, como última medida de presión, convocar una huelga es como culpar a Comisiones Obreras (CCOO para Urdaci) o UGT de que vaya a la quiebra cualquier empresa en la que ocupen el Comité de Empresa los dos sindicatos mayoritarios españoles. Y supone, principalmente, desconocer que Gerardo González Movilla, presidente de la AFE y presidente de Fifpro (el sindicato mundial de futbolistas), junto a los abogados del sindicato, lleva más de tres meses negociando con los dirigentes del Levante y con el Ayuntamiento de Valencia para desbloquear la situación y conseguir que los futbolistas levantinistas cobren el dinero que se les adeuda desde hace 18 meses en muchos casos.

Tras la primera cumbre con el Ayuntamiento de Valencia, Movilla provocó la salida de Villarroel de la presidencia del Levante y que Julio Romero pasase a ser el accionista mayoritario del club con el 51 por ciento del club. Con la salida de Villarroel, el Ayuntamiento de Valencia se comprometía a buscar fórmulas para garantizar el pago a los futbolistas granotas. Pero el consistorio valenciano no cumplió en un principio su compromiso y, tras varias reuniones más (en todas presentes Gerardo González Movilla), y el incumplimiento de sucesivos plazos, de diez en diez días prorrogados, se decidió convocar huelga para los jornadas 34 y 35 de Liga, tras una reunión de dos horas del presidente de la AFE con el vestuario del Levante, con la presencia de los abogados de AFE y el presidente Julio Romero.

Además de sus viajes constantes a Valencia, la comunicación telefónica de Movilla con Luis Manuel Rubiales, capitán del Levante, ha sido diaria en los últimos meses. Hasta ocho ocasiones en un día llegaron a hablar el presidente de la Asociación de Futbolistas Españoles y el interlocutor del vestuario levantinista. Con la huelga convocada se consiguió desbloquear el paro, previsto para el partido de ayer ante el Recre, a última hora del pasado viernes porque el Ayuntamiento de Valencia llegó a un acuerdo con la AFE y con el club, que las autoridades municipales valencianas eran reacias a adoptar porque hace dos temporadas también consiguió 55 millones de euros que se han malgastado en dos campañas. El consistorio valenciano no quería volver a dar dinero a fondo perdido y apelaba a la responsabilidad de los dirigentes por lo que exigió que desapareciera del Levante su dueño, y responsable del desastre económico, Villarroel.

Mientras negociaba una solución al impago a los jugadores del Levante, Gerardo González Movilla también consiguió desbloquear y solucionar el conflicto por impago a la plantilla del Algeciras alcanzando un acuerdo con el Ayuntamiento de Algeciras que concedió una subvención de 180.000 euros, cantidad que la AFE ha avalado, para pagar la deuda. La AFE pagó de sus fondos 18.000 euros en concepto de la manutención de los jugadores del Algeciras durante el encierro que realizaron como medida de protesta.

Los futbolistas españoles son los trabajadores más protegidos de España al contar con el sindicato más eficaz en la resolución de conflictos. Además de solucionar en el último mes los impagos de Levante y Algeciras, los dirigentes de la AFE también consiguieron en los últimos años que cobraran los futbolistas del Tenerife, tras alcanzar un acuerdo con el Cabildo Insular de Tenerife, gobernado por Coaliación Canaria. También consiguió González Movilla que cobrasen los jugadores de la Gimnástica de Torrelavega, tras alcanzar un acuerdo, en nombre de la AFE, con la Consejería de Turismo y Deporte del Gobierno Cántabro, ocupada entonces por el Partido Regionalista Cántabro. Los recientes acuerdos con el Ayuntamiento de Algeciras, gobernado por el PSOE, y con el Ayuntamiento de Valencia, con mayoría del PP, demuestran que el sindicato de futbolistas españoles negocia y soluciona los conflictos de sus asociados al margen del signo político de las instituciones que solucionan los desaguisados de los dirigentes de los equipos, que en ningún caso están controlados, como se puede controlar, por su patronal, la Liga de Fútbol Profesional.

Por tanto, dudar de la AFE y de su presidente Gerardo González Movilla, es desconocer la actividad imparable y la eficacia del mejor sindicato de España. Los hechos lo demuestran.

Escrito por Matallanas | 1:50 a. m. | Enlace permanente

2 Comentarios:

  • Escrito por Anonymous Anónimo, a las lun. abr. 28, 09:47:00 a. m.  

    Los acuerdos siempre con ayuntamientos y conserjerías, es decir, el pagano siempre el pagador de impuestos español.
    Ahora resulta que estamos pagandole el sueldo a los futbolistas.

    El redactor del artículo está encantado. Esperemos que no le lea el señor Cacho.

  • Escrito por Blogger calvot8, a las lun. abr. 28, 07:51:00 p. m.  

    ¿Porque siempre hay que salvar corriendo y a cargo del erario publico a un colectivo de privilegiados?. Que hubieran elegido mejor su empresa o se hubieran hecho fontaneros. Es lo que tiene el mundo del espectaculo, y si el empresario es un chorizo, a la carcel.
    Claro que entonces de que van a vivir los supuestos "periodistas deportivos".


<< MaTA-dor