ESCUCHA MATADOR:

      REFLEXIONES A VUELA PLUMA
          SOBRE EL FÚTBOL,
             EL PERIODISMO Y LA VIDA

















Buscador


MaTA-dor

martes, diciembre 09, 2008

Schuster y la Asamblea manchan la camiseta (Por Alfredo Duro)

¿os suena?


Por Alfredo Duro

Menos mal que en medio de tanto disparate aparece Raúl en la escena para poner orden y cordura, y recordar el valor moral y también real que sigue teniendo una camiseta a la que sólo unos pocos parecen respetar. No son días sencillos para el madridismo, envuelto en mil emboscadas que ponen a prueba todo tipo de teorías. Algunas de ellas tan escandalosas como la que ha acabado por mandar a Schuster fuera del club, destapando la verdadera cara del técnico alemán, incapaz de sacar partido a una plantilla que, a pesar de sus carencias, ha sido menospreciada e infravalorada de manera muy grave. Entre otros por su propio entrenador, que desde la pretemporada decidió poner en duda la valía de unos jugadores que le habían ayudado a ganar una liga de la que ha presumido para conseguir una renovación al alza, de entrenador de primer nivel. Lástima que ese nivel se haya quedado exclusivamente en los números del contrato. De haber trasladado al campo de entrenamiento y a la pizarra la cuarta parte de esos niveles, Schuster habría sido capaz de evitar el ridículo copero ante un equipo de Segunda B y habría dotado al equipo de las soluciones tácticas que se han echado en falta mientras se ha afrontado el calendario menos exigente de la temporada.

De ensuciar la camiseta dieron un máster completo en la Asamblea de compromisarios los teóricos notables del club, que se empeñan un año sí y otro también en poner en evidencia un modelo de gestión completamente agotado, que además de no representar la voluntad de la mayoría de los socios ha conseguido generar un caudal de trampas y artimañas que se utilizan a conveniencia de los dos bandos fratricidas en los que socialmente ha terminado por dividirse el madridismo. Aparecen en la grada los Ultrasur y algunos se olvidan de otro tipo de ultras que andaban por abajo para repetir el reventón del año pasado. Aquellos que entonces sacaron pecho porque la Asamblea echó abajo la Reforma de los Estatutos y del voto por correo señalan ahora a las azafatas y la falta de urnas como ejemplos de manipulación. La exagerada brutalidad verbal con la que seguidores del antiguo régimen contaminaron el ambiente de los dos últimos años ha servido de pretexto para que Calderón y su junta cometieran el error de utilizar a los radicales como guardia pretoriana de un escenario infumable y muy, muy rancio. ¿Quién es más perverso? ¿Seguimos intentando demostrar que "¡... y tú más!", o nos tomamos en serio acabar con la estampa retorcida y en blanco y negro en la que se ha convertido esta gran vergúenza de la Asamblea y los órganos de gestión que la sostienen? ¿De verdad es tan grave plantearse un verdadero paso hacia lo que exigen estos nuevos tiempos en los que el presupuesto se vá a 400 millones de euros? ¿Alguien se puede creer a estas alturas que el club pertenece a los socios?

Con Schuster en la calle, con la plantilla señalada desde fuera y desde dentro y con Ramón Calderón y su junta directiva en caída libre hacia el más allá, la llegada de Juande Ramos coloca a Mijatovic ante su última y definitiva prueba. No hay más tiempo para medir la responsabilidad de quien aparece en la línea de fuego de todo el mundo. El director deportivo confía en los números de Juande en los torneos cortos. Le tiene como un especialista en los campeonatos que se resuelven por eliminatorias y por eso lanza el guante de mantenerse al frente de la dirección deportiva a costa de que Juande consiga traer la décima al Bernabeú. Todo o nada a la Liga de Campeones. Se juega. 

Duro ¿os suena?

Escrito por Matallanas | 7:01 p. m. | Enlace permanente