ESCUCHA MATADOR:

      REFLEXIONES A VUELA PLUMA
          SOBRE EL FÚTBOL,
             EL PERIODISMO Y LA VIDA

















Buscador


MaTA-dor

domingo, enero 22, 2006

LECTURA. Entrevista a Bianchi

En diciembre de 2003 fui de vacaciones a Buenos Aires con mi mujer. Aprovechando la coyuntura vacacional hice una entrevista a Rubén Cano y otra a Carlos Bianchi, mejor dicho, dos, porque en el primer encuentro, gestionado por mi amigo Carlos Salgado, la grabadora no funcionó y el Virrey, amable al extremo, repitió la conversación al día siguiente (por eso hay dos fotos de las dos conversaciones). Al publicar la entrevista conté esta anécdota y algunos compañeros me reporcharon tanto sinceridad, pero creo que si los periodistas la pifiamos también hay que contarlo... Los compañeros argentinos me miraban con un halo de enfado (¡imaginaros cómo habríamos mirado nosotros hace unas semanas a alguno que hubiesa entrevistado a Bianchi cuando no hablaba con nadie! Aunque en su estancia en el Atlético ha dado entrevistas para Francia y para China) No dio más entrevistas y se jugaba la Copa Intercontinental en cinco días. En 2005, meses antes de fichar por el Atlético, concedió otra entrevista a Marca, a David Ruiz. Entonces le interesaba venderse para entrenar aquí... Aquel encuentro también lo gestionó Carlos Salgado.
Es inevitable relacionar las respuestas de 2003 con su paso por el Atlético. Es un ejercicio interesante el análisis de aquellas palabras de Bianchi e intentar buscar los motivos de su nuevo fracaso en Europa, en esta ocasión con el Atlético de Madrid, después de haber ganado todo entrenando en Argentina..

Primer intento de la entrevista (fotos Nini)

ENTREVISTA A CARLOS BIANCHI (Diciembre 2003)
“La actitud es más importante que el sistema”
“El prestigio y la camiseta no cuenta durante el partido”
“Si cuestionan a Jesuscristo cómo no me van a cuestionar a mí”
“Soy un convencido de que la verdad del fútbol son los jugadores”

Segundo y definitivo intento de la entrevista, a mi derecha Carlos Salgado

Entradilla:
Carlos Bianchi no es amigo de entrevistas. Al Virrey, como le bautizó Víctor Hugo Morales, le espera una corte de treinta periodistas argentinos a su salida del entrenamiento, pero no les atiende. Les saluda con educación y amabilidad, pero su agenda está muy apretada. Sin disfrutar de su título número 14 en once años, el Apertura 2003 con Boca Juniors, se encuentra volcado en la preparación de la final de la Copa Intercontinental ante el Milan. Pero para MARCA sacó tiempo. Y no uno, sino dos días seguidos. Porque en la primera cita la grabadora no grabó. “Pues ven mañana”. Tanta cortesía con el desconocido se debió a que el cicerone de MARCA mantiene una estrecha relación con el técnico que más títulos ha ganado en las historia del fútbol argentino. Carlos Salgado, corresponsal de Don Balón en Buenos Aires y director del periódico El Corresponsal Deportivo, hizo posible tanta atención de Bianchi. El día de la ‘no grabación’, nos atiende en una pequeña sala de trofeos de la ‘Casa amarilla’, la ciudad deportiva de Boca. Bianchi se va rápido a comer con los ‘utileros’. “¿Qué en España se dice utilleros? No lo sabía”. La primera entrevista fue jugosa, pero la segunda oportunidad de Carlos se debió a su generosidad y a su interés en que no se trastoque ni una coma de lo que declara. Es inflexible. En Italia sacaron una frase que no dijo sobre el Milan y no va a atender a ningún medio italiano antes de la final del 14 de diciembre en Yokohama. La entrevista ‘buena’ la concede a cinco metros de la puerta del vestuario de Boca, rodeado de cabinas con cortinillas para una votación pendiente de los socios de Boca. Bianchi confía ciegamente en sus jugadores para ganar en el Milan y convertirse en el único entrenador del mundo que alce tres copas Intercontinentales. En Argentina le ven fuera de Boca, pero el dice que cumplirá su contrato. “Sólo me preocupa una cosa”, dice con solemnidad mientras se despide, “¿se ha grabado?”. Y tras escuchar su voz enlatada se marcha apresurado a comer un asado con sus jugadores junto a la piscina de la ‘Casa amarilla’. Hacer grupo es una de sus máximas. Y sus jugadores mueren por él.

Sólo mirando el banquillo, la diferencia de potencial entre Boca y Milan parece evidente, ¿cree que el Milan parte como favorito para ganar la Copa Intercontinental?
Las posibilidades son de cincuenta y cincuenta. Antes de un partido los dos equipos tienen las mismas posibilidades. Después hay que ver como están los jugadores que pueden cambiar las posibilidades de ganar, pero a priori tenemos las mismas posibilidades los dos equipos.
¿Cree que los equipos y aficiones europeas dan tanta importancia a la Copa Intercontinental como los equipos sudamericanos?
Sí, porque las dos veces que ganaron mis equipos como la que perdimos, los europeos jugaron para ganarla, el jugador de fútbol siempre sale para ganar. Somos gente de competición desde que nacemos y en un terreno de juego estamos para tener un resultado a favor.
Pero el hecho de que los titulares del Milan viajen unos días antes demuestra que ya se le da mayor importancia, ¿no?
Yo pienso que siempre le dieron la importancia que se merece, cuando no la ganan es el problema. El Real Madrid mostró una grandeza enorme y después de la derrota dijeron que tenían tantas ganas de ganarla como nosotros. Y hoy leo que el presidente del Milan quiere ganar la Copa Intercontinental porque sería el club con más copas del mundo. Siempre le dieron importancia, pero para menospreciar el trabajo de los demás uno tiene que minimizar los logros del otro.
Vélez era un equipo chico y Boca es un grande, ¿ve esta final un enfrentamiento muy diferente a su primera Intercontinental frente al Milan?
Hay una diferencia muy grande sobre todo en los logros, pero ese equipo de Vélez sabía muy bien lo que quería y hacía dos años que estaban jugando siempre juntos y era un punto a favor en el rendimiento de los equipos. Boca por prestigio es un club muy grande y está a la altura de los mejores del mundo, pero el prestigio y la camiseta antes de un partido puede ser importante, pero durante el partido no cuenta.
Dijo en Don Balón que Boca tiene más prestigio que el Barcelona, ¿tiene más prestigio que el Milan y el Real Madrid?
No creo, porque tiene tantas Copas como el que más, son tan grandes o más que Boca Juniors.
Sorprende que usted se salga de la norma de los seguidores de Boca y no quiera que pierda River, por ejemplo, en una competición internacional.
Porque soy argentino, es así de simple.
La mayoría de los aficionados no piensan así.
Yo no me puedo poner a los 54 años a pensar en lo que piensan los demás o que se me cuestione porque yo dé esta respuesta. Siempre a uno le van a cuestionar, le van a criticar. Si el Fenómeno es cuestionado, el Fenómeno para mi es Jesús, como no voy a ser cuestionado yo por dar simplemente una opinión natural de un argentino de que un equipo argentino si no es rival mío quiero que gane la competición.
Pero no deja de extrañar su postura, ¿está influenciado por su experiencia en Francia, calaron hondo en usted los principios de la Revolución Francesa?
(Risas). Soy argentino antes que francés. Puede ser que el principio de igualdad, puede ser que los 20 años que viví en Francia se arraigasen algunas cosas, pero soy argentino y pienso como argentino, sobre todo pienso como porteño.
Y no ha tenido problemas por manifestar que de pequeñito era de River y en Boca le ven como un dios.
Raúl dijo que era del Atlético de Madrid y juega en el Real Madrid. ¿Usted cree que la afición del Real Madrid no le quiere a Raúl? Si no le hubiera aceptado no entendería nada de fútbol. Queremos hacer un mundo de cualquier pequeñez.
Es el entrenador argentino que más títulos ha ganado y dobla a sus seguidores. ¿Se considera un ganador?
No sé lo que quiere decir la palabra ganador y si le quiero dar un cierto sentido, me considero un ganador por haber formado una familia correcta, con gente de bien a mi alrededor.
¿Cree que a Tévez le afectará el conflicto originado por no haber acudido al Mundial sub 20, que hasta Blatter ha hablado de él?
No creo porque tiene 19 años, tiene todo un mundo para recorrer, una vida para demostrar su valía.
Y en el corto plazo, ¿para la final le afectará?
No. Llega con 45 días sin jugar un partido 90 minutos, será su handicap.
No piensa que se ha manejado mal la situación, porque si Tévez estaba lesionado no podía acudir al Mundial sub 20.
Este tema yo no le he tocado. Ni he hablado ni he dado mi opinión.
Siempre que suena su nombre para entrenar de vuelta en Europa se recuerda su paso por Italia, ¿considera que fracasó en la Roma?
A Lippi en la primera fecha del campeonato el Inter le echó, y era el Inter que junto con la Juventus y el Milan son los tres equipos más poderosos de Italia. Yo cuando me fui de Roma estaba séptimo, faltaban ocho partidos, el equipo peleaba por la UEFA, y resultó que se salvaron en la penúltima jornada del descenso. Con un equipo que no había formado yo, creo que no fue tan mala mi actuación. Pero en aquella temporada en los 18 equipos italianos había ocho con técnicos extranjeros y eso molestó mucho en Italia, sobre todo a ellos que son los maestros.
¿Le apetece el reto de dirigir de nuevo en Europa y probar una Liga como la española, siempre suena el Barcelona?
Sinceramente hoy no pienso en irme del país, tengo ganas de estar con mi familia, con mis hijos, mis nietos. Las ganas de volar que tenía uno a los 20, a los 54 ya uno lo ve diferente. Y según llegamos al final más ganas tiene uno de pasarlo con la gente que verdaderamente uno se siente bien y en mi caso es toda la gente que me rodea.
¿Cómo es su relación con Macri?
Yo nunca tuve problemas con Macri.
Tras su salida, quedó la sensación de que nunca volvería a Boca mientras estuviera Macri.
Cuando me fui yo dije que no tenía problemas con Macri. Nunca tuve problemas con él. Si el me respeta el trabajo, en el momento que respetan lo que yo hago, si no se meten en mi terreno y no se quieren apropiar de algo que no tienen derecho, porque esto lo manejo yo y el responsable soy yo. Yo no tengo problema con nadie soy bastante claro y bastante cristalino. Por eso yo nunca tuve problemas con Mauricio porque me respeto. El es el presidente del club y yo soy un simple entrenador.
¿Por qué no triunfó Cagna en el Villarreal y le hace rendir otra vez al máximo nivel?
Me va a hacer creer que yo sé algo. Lo más importante son los jugadores.
Usted siempre se quita importancia, nunca antepone su sistema a los jugadores.
Para mi lo más importante son los jugadores. La actitud es más importante que el sistema. La actitud es la que le doy yo al equipo y es más importante que el sistema.
¿Cuál es la actitud?
Es lo que desarrolla un equipo en el césped, puede ser una actitud defensiva, una actitud pasiva, una actitud activa...
¿Y qué actitud le da al equipo?
Yo trato de hacerles comprender que esto es un trabajo y que se tienen que dar placer. La responsabilidad del técnico cuando las cosas salen bien es del 20 al 30 por ciento. Soy un convencido de que la verdad del fútbol son los jugadores.
¿Sigue siendo su nieto un fan de Raúl?
Ya tiene su equipación. Raúl tuvo un gesto tremendo, después de la final de la Intercontinental me hizo llegar su camiseta al vestuario para mi nieto. Pero mi nieto ahora es bostero.
¿Cómo vive el décimo segundo goleador del siglo XX sin un hombre gol en su equipo?
Hoy Boca no tiene un goleador, goleador. En las inferiores, desde el año 98 todos los que llegaron a profesionales, tras ser goleadores en sus equipos, cuando llegaron al primer equipo se les hizo muy difícil la exigencia de Boca.
Palermo si aguantó la exigencia de Boca e hizo goles, ¿por qué en España no ha triunfado?
Cómo lo puedo saber yo a 12.000 kilómetros. Igual en Villarreal no jugaban con un sistema para él. No he visto como juega el Betis ...
¿Cree que Palermo volverá a hacer goles?
Para mí sí, es un jugador que delante del arco y dentro del área grande es muy importante.
¿Y Riquelme siempre tendrá sitio en su equipo?
Es un jugador bárbaro, tiene muchas cosas para demostrar en España y las va a demostrar.
El nivel del fútbol argentino es muy bajo, ¿sería una falacia que Boca ganara la Intercontinental y quedase como que el mejor fútbol es el argentino?
Todos los equipos argentinos tienen 95 por ciento de jugadores argentinos por no decir 100 por cien. Quite a todos los extranjeros de los equipos italianos y españoles, ¿qué fútbol vamos a ver? Los jugadores argentinos se marchan con 19 ó 20 años. Si Boca hubiera necesitado dinero tal vez hubiera vendido ahora a Tevez, con 19 años, pero ya dijo que no lo vendía en dos años. El fútbol argentino vive curándose de sus heridas.


DOS APUNTES DEL VIRREY
El proceso de mejora de Tévez: “El tampoco tenía muy definido en su cabeza lo que quería. Fue muy inteligente cuando yo le pregunté en qué puesto se sentía cómodo, estando Guillermo Barros Schelotto y Delgado el dijo enganche, número 10, el quería jugar. Estoy convencido de que es un segundo punta. Y con un referente, un hombre gol en el ataque, complementaría su juego”

Sobre Fernando Torres: “Muy buen atacante, con un futuro tremendo”

Escrito por Matallanas | 1:50 p. m. | Enlace permanente

12 Comentarios:

  • Escrito por Blogger tenientecolombo, a las dom. ene. 22, 06:51:00 p. m.  

    ¡Qué gran decepción me he llevado con Bianchi! Pensaba que nos iba a hacer grandes de nuevo y ha sido el mayor de los fracasos. Espero que algún día se cuente toda la verdad acerca de lo sucedido. Todo es muy raro. Ni siquiera se ha despedido de los jugadores, ni de la prensa. En fin, que Pepe Murcia tenga mucha suerte, la va a necesitar. De momento matar el doble pivote y jugar con rombo es una buena señal.

  • Escrito por Anonymous Cuéllar, a las dom. ene. 22, 08:16:00 p. m.  

    No hablo de jetas que vienen a pasar de todo y a llevarse la pasta. Y, además, despreciando a la gente. No concede entrevistas a los periodistas españoles (donde trabajaba) ni a los argentinos (compatriotas suyos), pero sí a periodistas franceses y chinos. Y encima dice que a su edad no tiene tiempo para hablar con la Prensa. A los que dicen que es una postura personal que puede tomar,les diré que de eso nada, que uno no quiere hablar con Bianchi (que a mí me da igual lo que vaya a decir), nosotro queríamos hablar con el entrenador del Atlético, que es el club que le paga y del que tiene que dar buena imagen, no Carlos Bianchi persona. Hala, a la puta calle...

  • Escrito por Blogger Pablo J. Rivera, a las dom. ene. 22, 08:58:00 p. m.  

    Te veo dolido Cuéllar.

  • Escrito por Anonymous salanova, a las dom. ene. 22, 10:07:00 p. m.  

    Increible Matallanas,me pareces un genio a la altura de abellán,en serio os sigo desde hace 3 años cuando tenia casi 10 años,te leia en marca y le comente a mi hermano que le marca ya no fue lo que era me encantaba miguelez y me encanta en la cope, kiko y sus flechazos, ahora no me gusta tanto engradecen demasiado al madrid un saludo. salanova

  • Escrito por Anonymous Cuéllar, a las dom. ene. 22, 10:43:00 p. m.  

    No joer, no es dolido propiamente, pero me jode que haya tan buenos entrenadores españoles en el paro y vengan jetas como Luxa y el Bianchi este para llevárselo. Que ni conocen el fútbol español, ni les interesa y encima van de listillos y soberbias. Fuera con ellos. ¿Tengo razón o no?

  • Escrito por Anonymous salanova, a las dom. ene. 22, 10:53:00 p. m.  

    Muchísima razón cuéllar,jabo irureta,vcente del bosque,víctor fernandez......gente muy buena entrenando,gente que ha ganado títulos con sus respectivos equipos,irureta tiene que volver ya!!!,del bosque también debeíra hacerlo y fernandez ¿no matallanas?

  • Escrito por Blogger guille schäfer, a las dom. ene. 22, 11:17:00 p. m.  

    P:Usted siempre se quita importancia, nunca antepone su sistema a los jugadores.
    R:Para mi lo más importante son los jugadores. La actitud es más importante que el sistema. La actitud es la que le doy yo al equipo y es más importante que el sistema.
    P:¿Cuál es la actitud?
    R:Es lo que desarrolla un equipo en el césped, puede ser una actitud defensiva, una actitud pasiva, una actitud activa...
    -----------------------------------

    Analizando este fragmento de la entrevista y recogiendo su concepto futbolístico, me planteo algunas interrogantes y las traspolo a su paso por el Atlético:
    1)¿Tenía Bianchi viviendo en Madrid la mejor actitud posible de cara a su compromiso?
    2)¿Supo Bianchi trasmitir a su plantilla el sistema de trabajo?
    3)¿Se "ganó" a sus jugadores?
    4)¿Se contagió la plantilla de su actitud no adaptada al medio?
    5)¿Hablaba con sus jugadores, o lo habló todo en las ciudad de las rozas con el barco al garete?
    6)¿Faltó esa actitud que habla él y por lo tanto no hubo sistema?
    7)¿En qué magnitud caló en él el hecho de que el Atlético no pudiera fichar a Román Riquelme?
    8)No concede prácticamente entrevistas: ¿Es eso una coraza?¿Necesita de ella para luego no estar siempre a la defensiva como lo demostrado en las ruedas de prensa?

    La mejor de las suertes para Bianchi en su próximo proyecto.

  • Escrito por Blogger Pablo J. Rivera, a las lun. ene. 23, 12:07:00 a. m.  

    En el caso de Bianchi y Luxa sin duda Cuéllar que tienes razón, pero también ha habido entrenadores extranjeros que han enriquecido el fútbol español.

  • Escrito por Anonymous salanova, a las lun. ene. 23, 12:09:00 a. m.  

    si,pero hay que confiar más en los españoles.....no tener a cuatro extranjeros ineptos que no saben entrenar bien y van de divos.

  • Escrito por Blogger Matallanas, a las lun. ene. 23, 12:40:00 a. m.  

    Creo que no hay que mirar la nacionalidad sino la aptitud y la actitud de los técnicos. Al fútbol español han venido técnicos extranjeros que han resultado y sus métodos han aportado al desarrollo de nuestro fútbol, me vienen a la cabeza Miljanic, Boskov, Cruyff, Antic, en el Atlético del Doblete, el Toto Lorenzo con el Atlético, Ranieri, en su primea etapa en el Valencia, Toshack, en el Madrid del record goleador de la Quinta, Aguirre, esté aportando ahora, Venables, en el Barcelona aunque se cargó a Schuster, Cúper, en su primera etapa en el Mallorca y en el Valencia, Capello, cuando hizo que el Madrid volviera a ganar la Liga (aunque el fútbol que proponen estos dos últimos no es el que más me agrada), el propio Rijkaard, que está haciendo un hibrido del rondo grande del Barça de Cruyff con la presión a todo campo a todo tiempo del Milan de Sacchi... Como digo, hay muchos técnicos extranjeros que lo han hecho bien, alguno de ellos habiendo demostrado la aptitud en otras aventuras variaron su actitud y fue el síntoma de su fracaso, en esos casos pueden estar enmarcados los fracasos de Luxa, de quien algunos madridistas aseguran que vino a llevárselo y que no trabajaba como en Brasil, y del propio Carlos Bianchi. Su problema ha sido de actitud, quizás pasiva, hacia nuestro fútbol, en el caso de Bianchi, seguro...

    @Guille Schäfer
    Excelente análisis e interesantes cuestiones las que planteas.

    @Cuéllar
    Como me mola tu pasión, como lo vives!!! Y que al futbolín no vale ni media ni hueco.

    @Salanova
    Coincido contigo en lo incomprensible de que Del Bosque, Camacho, Irureta, Víctor y algún otro técnico español estén en el paro... Ya encontrarán trabajo, pero es que hay muchos entrenadores!!!

  • Escrito por Anonymous Diego, a las mié. feb. 14, 06:23:00 p. m.  

    Me parece una falta de respeto que critiquen a los extrangeros, donde es un pais que el futbol existe gracias a ellos. Y si no, fijensen los fenomenos en cada uno de sus equipos de que nacionalidad son.
    El dia que tengan entrenadores que hagan jugar a los perros hablamos, me hablan de Del Bosque, para mi es un fenomeno, pero sin Jugadores no es nada.

  • Escrito por Anonymous Maxi, a las dom. dic. 02, 05:22:00 a. m.  

    "si,pero hay que confiar más en los españoles.....no tener a cuatro extranjeros ineptos que no saben entrenar bien y van de divos."
    No se que clase de persona puede escribir algo asi, para empezar carlos bianchi no es ningun inepto, y los resultados internacionales estan a la vista.
    Que le haya ido mal puede ser, pero son muchos los factores que intervienen y no podes hecharle la culpa a una persona solamente.Nunca nada te salio mal a vos??


<< MaTA-dor