ESCUCHA MATADOR:

      REFLEXIONES A VUELA PLUMA
          SOBRE EL FÚTBOL,
             EL PERIODISMO Y LA VIDA

















Buscador


MaTA-dor

lunes, enero 28, 2008

Nihilismo colchonero

JAVIER GÓMEZ MATALLANAS. El Atlético de Madrid tenía buena pinta esta temporada y ya no tiene tan buen color. El derbi es más que un partido para los colchoneros y la derrota ante el Real Madrid les ha dejado muy tocados y ha sacado todas sus carencias a relucir. No es cuestión de reiterar los problemas estructurales que azotan al equipo y de insistir en que con una inversión de 80 millones de euros la obligación es clasificarse para la Champions League. Simplemente, al analizar el partido de ayer ante el Mallorca se detecta que no hay fondo de armario en la plantilla, que los suplentes no están rindiendo a la altura de lo esperado y, lo más preocupante, que el equipo no cuenta con un patrón de juego.

Es cierto que Aguirre tuvo las bajas de Raúl García y Maxi y que dio descanso al Kun (le tenía que llegar el bajón al proyecto de ‘crack’ argentino después de no parar desde que jugó el Mundial sub 20 en julio), pero el Atlético dio síntomas de encontrarse cerca de un punto de inflexión hacia abajo. Si se ve el vaso medio lleno, el equipo colchonero sigue cuarto, en puestos de Champions, vivo en la Copa a la espera de una remontada ante el Valencia y con vida en la UEFA hasta que llegue la eliminatoria del Bolton. Pero las sensaciones que llegan pasan por estar en la antesala de otro desplome que sería insoportable para la paciente afición rojiblanca.

Acusan al entorno del Atlético de ser autodestructivo con su equipo, de que el chiringuito se viene abajo cuando sopla mínimamente el Levante. Y sucede que cuando la planificación inicial se modifica en función de una derrota ante el Real Madrid (se plantean fichar por la nueva humillación ante el eterno rival) algo no funciona en los despachos del Calderón. Lo más preocupante para los atléticos es que el fatalismo histórico se adueña de todos los estamentos del club. Y cuando se escucha a Javier Aguirre que el equipo no mereció perder en Mallorca, parece que el mexicano empieza a perder el contacto con la realidad. Preocupante.

¿Qué o quién descentra a un equipo que con mantener una mínima regularidad conseguiría el objetivo? Es el misterio del Atlético, es un intangible que se repite temporada a temporada desde hace una década. Igual el Atlético vuelve a tener buena pinta en unas semanas, pero las sensaciones que da son muy negativas. Y lo que es muy preocupante es que una derrota ante el Real Madrid cambie la tendencia y la crisis se instale en la ribera del Manzanares.

¿Es Tiago la solución? ¿Hace falta fichar también defensas? ¿Deben renovar ya al entrenador? ¿Bastará con que Forlán y el Kun vuelvan a ver puerta? Es fácil criticar sin aportar soluciones. Pero el Atlético es un misterio insondable cuando juega partidos como el de Mallorca. La nada vuelve y se instala en la retina de los rojiblancos. El nihilismo colchonero de la última década regresa y reaparecen los fantasmas, los traumas y las frustraciones. Los responsables del Atlético buscarán la mejor solución. En los últimos años no han dado con la tecla para conseguir que el Atlético vuelva a ser un grande. ¿Acertarán algún día?

Escrito por Matallanas | 2:38 a. m. | Enlace permanente

16 Comentarios:

  • Escrito por Anonymous Anónimo, a las lun. ene. 28, 08:49:00 a. m.  

    TODOS SABEMOS CUAL ES EL CANCER DEL ALETI PERO MUCHOS NO TIENEN LO QUE HAY QUE TENER PARA DECIRLO. QUE SI ENTRENADORES QUE SI JUGADORES QUE SI TAL QUE SI CUAL... DIGANLO POR FAVOR ANTES DE QUE NOS QUITEN LO ULTIMO QUE NOS QUEDA.

  • Escrito por Anonymous Pumares, a las lun. ene. 28, 09:23:00 a. m.  

    Los periodistas y aficionados sólo ven el vaso medio vacío o lleno según se gana o se pierde y, como dice Luis Aragonés, hay que verlo por la mitad. Los equipos de fútbol suelen tener un bajón a lo largo de la temporada y puede ser este el bajón del atleti, además de unirlo a las bajas de seitaridis, antonio lópez, raúl garcía, simao, maxi (aunque éste no es su año). Además, la despedida de Maniche puede pasar un tiempo hasta que el equipo se haga a jugar con otro como sucedió en el Villarreal el año pasado tras el despido de Riquelme en las mismas fechas. Si estoy de acuerdo con lo de que el entorno es autodestructivo, sois catastrofistas. EL FÚTBOL SÓLO ES UN JUEGO. El que rellena sus sentimientos con fútbol es porque no tiene una vida plena. Dixit.

  • Escrito por Anonymous iñaki, a las lun. ene. 28, 10:14:00 a. m.  

    Si, ahora va a resultar que el problema del Atleti es el entorno catastrofista, el nihilismo o la Vigen de átima.
    El problema del Atlético tiene nombres y apellidos. FAMILIA GIL Y ENRIQUE CEREZO y vosotros, los medios de comunicación sois CÓMPLICES

  • Escrito por Anonymous Anónimo, a las lun. ene. 28, 11:06:00 a. m.  

    es evidente cuál es la tecla para que el atleti vuelva a ser un grande, lo dicen las estadísticas, cuando los gilitos y cerezos se marchen de una vez; y dejen la época más negra de toda nuestra historia con ellos.
    Y, por favor, comparar la "epoca de Maniche" en el atleti con la "epoca de Riquelme" en el Villarreal ofende incluso a los que no sepan de futbol, hay cada uno con unos comentarios que parece que están viendo Heidi a todas horas...

  • Escrito por Blogger Txarko, a las lun. ene. 28, 11:36:00 a. m.  

    Primero de todo: no seamos catastrofistas. Llevamos tantos haciendo las cosas mal, que por mera estadística, este año nos toca hacerlas bien!
    Segundo: todos sabemos de quién es la culpa de que el equipo tenga estos bajones.¿Entorno autodestructivo? Tenemos un presidente que no tiene ni puñetera idea de fútbol y el resto del cuerpo directivo... Todos sabemos cómo consiguieron hacerse con el control del club.
    ¿Hablamos de la plantilla? Se suponía que lo más grande de este año era que había banquillo: ¿QUÉ BANQUILLO? Porque salvo que en el Calderón el año pasado los suplentes no tuviesen donde sentarse, el banquillo es igual o peor que otros años, a saber:
    Mista: ese gran futbolista por el que se pelea media Europa que mete goles con la rodilla cuando le rebotan los balones.
    Reyes: lo de este chaval no tiene nombre. Ya no es que juegue bien o mal, es que no le pone ni ganas el muy cabrón. Da vergüenza verle vestido con la rojiblanca.
    Pernía: me imagino a Ángel Torres descojonado de risa en su casa cuando piensa en la pasta que nos sacó por el Tano.
    C. Santana: cuando los brasileños del resto de equipos saben más o menos de qué va el fútbol, este señor junto a Eller siguen preguntánsode porque no eligieron hacer la FP.

    Y eso no es lo peor... lo peor es que nos hemos encomendado a Motta, un tipo que habrá jugado como mucho ocho partidos seguidos desde que llegó a la liga española. Y a una defensa que da miedo y risa a partes iguales. Capitaneada por Pablo, ese hombre que a veces se despierta en medio de los partidos y dice "diosanto, ¿cómo he llegado yo a este campo de fútbol?"
    ¿Y saben qué es lo más gracioso de todo? Que algunos seguimos confiando en que este año el Atleti hará algo grande. Se clasificará para Champions y ganará algún título. Solo porque ya nos va tocando.

  • Escrito por Anonymous el rinkon de kiko19, a las lun. ene. 28, 12:04:00 p. m.  

    ¿acertar algún día?, pero no dice nuestro querido presidente, que cada año es como jugar a la loteria
    http://elrinkondekiko19.blogspot.com/

  • Escrito por Anonymous Anónimo, a las lun. ene. 28, 12:08:00 p. m.  

    Aguirre no sirve para una plantilla ganadora...en cuanto meten un gol los manda recular, o directamente salimos reculando como ayer en Mallorca. Respecto a los fichajes, Simao esta para tirar las faltas, de Reyes que vamos a decir, lamentable, totalmente acabado, gordo... Luis García ha perdido la ilusion con la que llego... y algunos de los antiguos, como Maxi, lleva una temporada para olvidar. Para mi el principal culpable Aguirre, y por supuesto, el que le renovo la temporada pasada sabiendo que solo le iban a fichar delanteros y que este no tiene ni idea de jugar al ataque.

  • Escrito por Anonymous Anónimo, a las lun. ene. 28, 12:38:00 p. m.  

    "Pero las sensaciones que llegan pasan por estar en la antesala de otro desplome que sería insoportable para la paciente afición rojiblanca".

    Yo creo que esta afición es capaz de soportar todo.

    Vaya partidito en Mallorca.

  • Escrito por Anonymous Anónimo, a las lun. ene. 28, 02:22:00 p. m.  

    El catastrofismo viene de la prensa que se dice atlética tipo De la Morena o Abellán. Tú Mata, estás a otro nivel, así que no caigas en los mismos errores:

    1) No se gastaron 80 millones, se gastaron 40 millones, hay que descontar lo ingresado por Torres.

    2) Cualquier equipo pasa en una Liga por una mala racha, el MAdrid también la pasará.

    3) Muy mal se tienen que dar las cosas para no entrar en Champions con el Sevilla y el Valencia a tropecientos puntos.

    Con Simao, Raul Garcia recuperados y la esperanza de Tiago, la temporada va a terminar en positivo. Y el año que viene Maxi y Luis García estarán completamente recuperados de una lesión que necesita 18 meses de recuperación total.

  • Escrito por Anonymous Pumares, a las lun. ene. 28, 03:40:00 p. m.  

    Ya he visto porqué hemos perdido 3 partidos seguidos. El KUN tenía la mente en otro sitio...
    http://www.elconfidencial.com/cache/2008/01/28/36_maradona_avion_atleti.html

  • Escrito por Anonymous Anónimo, a las lun. ene. 28, 07:09:00 p. m.  

    Menos filosofía y más "eggs", Mata.
    Intangible debe ser la descompensación que cualquier aficionado que no se trague las motos que nos venden el "establishment" y sus palmeros iletrados y/o sobre-cogedores ha denunciado desde inicio de temporada. Intangible debe ser una política de fichajes de la que sólo se salvan Forlán y García (el navarro).Y que acabarán aburridos, como FT. Intangible debe ser un mexicano con más dotes para el humor (me cosnta que sus ruedas de prensa son ciertamente jocosas) que para la dirección técnica.Intangible debe ser su nula preparación táctica, como demuestra en cuanto nos aprietan un poco y nos meten dos jugadas a balón parado. Intangibles, ¡ay! deben ser los dos pájaros que se siguen descojonando de nosotros desde un palco que no sabe lo ques una pañolada, como sí hacen otras aficiones quizá intangibles, pero que sí saben exigir, si no por vergüenza torera, o amor a unos colores, al menos como reclamación por pagar un espectáculo.

    A ver si hablamos clarito, y menos excusas, Mata.

  • Escrito por Anonymous Anónimo, a las lun. ene. 28, 09:43:00 p. m.  

    Cada afición tiene el equipo que se merece, y la del Atléti mira para otro lado desde hace muchos años, por lo que ha engendrado un monstruo que acabará por devorarlo.

    Se ha perdido la vergüenza, el orgullo y la identidad.

    Miren lo que ocurre en Valencia. Unos por mucho y otros por poco.

    La aficición que acude cada domingo al Calderón, por poco tiempo, no quiere ver que estos directivos se hancargado el prestigio del Atlético.

    Es el Atlético de Gil, no de Madrid

    Se nesesita aire fresco por las oficinas del Calderón.

    Esta situación es vergonzosa.
    ¿Entorno autodestructivo?

    ¿Cuántos años más necesitan los Gil para enterrar al Atlético?

    Y la prensa es muy cómplice. En Madrid capital apenas hay sitio par el Atlético. Lo están empujando a su desaparición porque tiene una directiva que sólo mira por sus intereses particulares y no por los del club. Así nos va.

  • Escrito por Anonymous Pumares, a las mar. ene. 29, 11:05:00 a. m.  

    Qué pesaitos sois con los Gil. Qué vuelva el Doctor Cabeza que es forense y dictaminará si el atleti ha muerto!!

    A ver, el fútbol se ha igualado mucho, antes el atleti era tercero pero se durmió en los laureles y con el caso Bosman y los contratos de las teles se igualó mucho el fútbol. Lo que le falta al atleti es coger y gastarse 80 millones en un crack como Kaka y no 80 millones en mindundis.

  • Escrito por Blogger GaN, a las mar. ene. 29, 03:21:00 p. m.  

    pumares, ¿Es que al Atleti no le han dejado fichar jugadores europeos y no le pagaban por retransmitir sus partidos?

  • Escrito por Anonymous Pumares, a las mié. ene. 30, 09:33:00 a. m.  

    Si Gan, claro que ha podido y los demás también, por eso se igualó. Por ejemplo, antes los equipos eran 20 españoles y 3 o 4 extranjeros de los cuales los mejores jugadores españoles estaban en Madrid, Barcelona y Atleti. Ahora, al abrirse las fronteras el abanico de jugadores buenos e internacionales se abrió a todo el mundo y por eso se igualó el fútbol y el atleti no lo supo ver.

  • Escrito por Blogger Let97, a las mié. ene. 30, 02:25:00 p. m.  

    Resulta razonable no dejarse llevar por el catastrofismo, pero tampoco conviene negar la realidad. El Atlético aún está a tiempo para todo, aunque ni siquiera un año triunfal quitaría a los dirigentes su responsabilidad por una gestión desastrosa.
    A pesar de que se haya lavado la imagen de la grosería y las decisiones intempestivas, no hay que olvidar que el Atlético sigue comandado por las mismas manos que lo sumergieron en el pozo. La política gerencial ha sido calamitosa, y tan reiterada en el tiempo que no hay plantilla que la aguante: el equipo se ha acostumbrado al clima del fracaso y al más ligero soplo se desencadena una ventisca. Desde que en 1987 cambió la historia del Atlético se han producido tantas decisiones sonrojantes que sería titánico recordarlas una por una; sin embargo todas tienen un denominador común: el apellido Gil. Una de las más nefastas, al hilo de lo que se comenta, se tomó precisamente en 1996: con la Liga en el bolsillo, la Champions en el horizonte y aquellos estudios de salida del club a bolsa, el Atlético era uno de los platos más apetecibles de las televisiones, con cuyos ingresos se produjo una financiación insospechada para los equipos. En plena cresta de la ola, cuando todo le invitaba a dar el paso definitivo hacia la élite europea, a los dirigentes rojiblancos les dio un ataque de pánico y optaron por racanear. Decidieron la austeridad en medio de una efervescencia de fichajes millonarios, y para disputar la Champions se trajeron a Bejbl, a Esnaider y a Pablo Alfaro. Las hemerotecas dejan constancia que el entrenador propuso el fichaje de unos jovencísimos Ronaldo y Morientes. Quedó patente la ineptitud de los Gil y su falta de miras: el dinero de las televisiones permitió el salto del Deportivo y del Valencia. El Atlético, por el contrario, reculó; el resto de la historia la conocen todos. Una historia de progresivo envilecimiento y banalización.
    Y así hasta nuestros días. El Atlético puede clasificarse para la Champions, puede ganar la Copa, la UEFA..., no seré yo quien reste ilusión a la hinchada, pero la realidad es que resulta totalmente improbable que cualquiera de esas cosas suceda, porque el club sigue siendo una empresa caótica, viciada desde la cúpula de su administración. Miren al Villarreal: 60 millones de presupuesto, el Atlético 129. Y no sólo esta temporada, las cinco últimas también los presupuestos estaban a doble y mitad. Y ahora miren los dos equipos, miren cómo juegan, miren la clasificación. Y no sólo de esta temporada, sino de las cinco últimas.
    Regentar un presupuesto que dobla al de tu rival y quedar insistentemente por debajo suyo en objetivos sólo puede calificarse con un nombre: fracaso. Esto es lo que coleccionan con reiteración Gil y Cerezo. Un deprimente catálogo de chascos y decepciones junto con una buena nómina de culpables: los entrenadores, los árbitros, los directores deportivos, los jugadores-mercenarios, la eterna mala suerte... una buena lista de pretextos; todo es válido para los dirigentes excepto la asunción propia del fracaso. El ejemplo del Villarreal es bien patente, un equipo con recursos y apoyo social insignificantes por comparación con el Atlético, le supera sin embargo con amplitud en lo deportivo y en lo institucional.
    No conozco ningún caso de administradores de empresa que se mantengan en el cargo tras doce años continuados de ruina. Tampoco comprendo que la prensa ignore estas verdades. O que se encarnice con Soler (cosa que probablemente merezca) y calle con Gil. ¿Es acaso más censurable el año penoso del Valencia que el haber liquidado la grandeza del Atlético? ¿O es que alguno espera que finalmente, en un año de suerte, el equipo recuperará de un solo golpe toda la gloria perdida? No se restaura el prestigio tan fácilmente y menos con esos mandantes; no es el primer caso de un grande caído; miren si no dónde están algunos que fueron poderosos en su día: el Torino, el Nottingham, el Hamburgo, el propio Athletic de Bilbao.
    Pero mucha culpa tenemos también nosotros. No me entra en la cabeza que en el minuto 90 del derby se levantara de las gradas un fenomenal canto de apoyo al Atlético, un equipo que había entregado el partido... ¡en el descanso! Esto me pareció simplemente lamentable. No recuerdo que ocurriera nunca cosa similar en el Madrid o el Barcelona, por duros que fueran los tiempos. Si se quiere justificar el apoyo incondicional aun en los momentos más adversos, entonces es que nos sentimos cómodos en la fatalidad, y este es el peor argumento al que puede acogerse un club.


<< MaTA-dor