ESCUCHA MATADOR:

      REFLEXIONES A VUELA PLUMA
          SOBRE EL FÚTBOL,
             EL PERIODISMO Y LA VIDA

















Buscador


MaTA-dor

lunes, septiembre 08, 2008

Los extremos de España

JAVIER GÓMEZ MATALLANAS. Septiembre suele ser un mes malo para la selección. Estorban los partidos del combinado nacional, por más que sean oficiales, porque interrumpen la Liga nada más comenzar. En septiembre se suele recibir con desgana a la Roja, porque en los años pares venía siempre de caer en los cuartos de final, sino antes, de las Eurocopas y los Mundiales. Este septiembre es diferente. España llega como campeona de Europa y ese estatus le da un margen de confianza a los aficionados que reciben al equipo nacional con una confianza y un orgullo que nunca habían tenido. Por eso, las críticas al primer tiempo que cuajó el equipo de Del Bosque ante Bosnia no han sido duras. Porque en otra situación, si llegamos a caer ante Italia en los penaltis en aquellos cuartos de final que por fin superamos, habrían arreciado duros comentarios porque España no podía y sufría ante la ‘débil’ Bosnia. Pero ser campeones de Europa nos da un plus, y las fases de buen juego de la segunda mitad (debió Del Bosque cambiar a Capel antes porque el extremo del Sevilla desentona y no permite que España desarrolle su fútbol) hacen que la satisfacción por el triunfo, y por ese buen fútbol, sea generalizada.

Es inevitable comparar la etapa que se inicia con Del Bosque con el exitoso periplo de Luis Aragonés. El ex entrenador del Real Madrid ha reiterado a sus hombres que quiere mantener todo lo bueno, que considera mucho, que le dejó Luis. Aún así es lógico que intente dar su toque. Por eso alinea a Capel y por eso le mantiene en el campo. Confía en el desequilibrio individual, de un solo jugador, para romper equipos que se encierran como lo hicieron los bosnios y como lo harán los armenios el miércoles en Albacete. Pero al margen de las faltas y tarjetas que provocó el sevillista (hasta un penalti), cada vez que tocaba la pelota, mejor dicho, cada vez que conducía el balón, España dejaba de ser la España campeona de Europa que ha deslumbrado al mundo (en la cumbre de entrenadores de la UEFA celebrada en Suiza la pasada semana, fue puesta de ejemplo, según reveló Javier Aguirre en El Tirachinas el jueves). Cada vez que la tenía Capel (la llevaba pero no la tocaba Capel), España era menos buena. Y cuando aparecieron y se asociaron Cesc, Iniesta y Xavi, sobre todo, Xavi, España volvió a ser esa España que nos ha enamorado. Nada más adelantarnos en el marcador, con ese golazo de Villa (trabajó bien el asturiano y definió como un grande, pero se echó en falta a Fernando Torres y mucho), Del Bosque sacó a Xabi Alonso para controlar el centro del campo. Buen cambio. Pero Cazorla debió salir antes por Capel, porque Cazorla desborda, abre el campo y, lo que es más importante, entiende el juego de España, se asocia, se desmarca y desborda, y toca y toca. Del Bosque cuenta con él, pero aún no acaba de verle para ser titular ni el primer cambio, como era para Luis. Quizás ante Armenia cambie de opinión, cuando repase el video del partido ante Bosnia. Y seguro que hará debutar a Bojan, porque aunque no sea un asunto prioritario, sería absurdo no cerrar el caso y no hacer debutar al delantero de mayor futuro de nuestro fútbol.

España se ha acostumbrado a no perder. Ya lleva 24 partidos consecutivos sin perder. Los nuestros no juegan sobrados ni se les ha subido el haber salido campeones de Europa, pero es cierto que ante Dinamarca y ante Bosnia les ha costado meterse en el partido y crear ocasiones. La clasificación al Mundial 2010, por más que seamos tan buenos, no será sencilla. No se nos puede olvidar que aunque somos campeones de Europa nos ha costado mucho clasificarnos para esa Euro2008 que hemos ganado en junio, y que para el Mundial 2006 y la Euro2004 nos clasificamos a través de la repesca. Porque no es ningún tópico que el fútbol está muy igualado. Es una evidencia que no hay tanta diferencia entre las selecciones muy flojas y muy buenas, como se demostró en la última jornada con el sufrimiento de Inglaterra ante Andorra, la derrota de Francia ante Austria o el agónico triunfo de Italia, actual campeona del mundo, ante Chipre. España ahora tiene margen y si se produjera un tropiezo, algo que se antoja complicado, pero que puede suceder, no saltarían las alarmas. Alrededor de la selección española de fútbol, con extremos o sin extremos, con Capel o con Cazorla, ya no hay tanto ruido. Y eso es bueno. Y lo ideal es que no hagan ruido desde dentro. Porque si hay ruido dentro acaba sabiéndose y escuchándose fuera.

Escrito por Matallanas | 2:11 a. m. | Enlace permanente

6 Comentarios:

  • Escrito por Anonymous Anónimo, a las lun. sept. 08, 08:17:00 a. m.  

    no lleva un partido el seleccionador y empiezan las criticas, en un articulo anterior no ponias que le dejaran trabajar. Pues mas de lo mismo a rajar este quien este, menos con el mono sabio de hortaleza por parte de los atleticos.

  • Escrito por Blogger miguel diaz, a las lun. sept. 08, 09:26:00 a. m.  

    Creo que efectivamente la función de Capel era la de desbaratar la organizada y disciplinada disposición bosnia mediante acciones individuales. También estoy de acuerdo con que España con Capel era "menos buena". Capel debería levantar la cabeza y "chupar" un poquito menos. un abrazo. miguel

  • Escrito por Anonymous Anónimo, a las lun. sept. 08, 12:25:00 p. m.  

    Me pregunto si este articulo es de Matallana o de Relaño

  • Escrito por Anonymous Anónimo, a las lun. sept. 08, 12:49:00 p. m.  

    Mata,deja ya de meter la cuñita de Torres (y de Luis)

  • Escrito por Anonymous Anónimo, a las lun. sept. 08, 01:23:00 p. m.  

    Vamos a ver: en su primer partido contra Dinamarca, todos alaban entusiasmados la viveza y la profundidad que aportaba en las bandas. En su segundo partido, primero oficial, se le ve con menos acierto, y ya todos están cuestionando el que deba jugar minutos. Que es su segundo partido, uno de los más jóvenes de la concentración, y que viene de jugar en un estilo muy diferente en el Sevilla... El sábado, puede que no fuera el mejor Capel, pero también es verdad que era uno de los jugadores más marcados.

  • Escrito por Blogger felipe, a las lun. sept. 08, 03:58:00 p. m.  

    Se va a cargar una filosofía de juego que tanto ha costado implantar.
    Capel es un mentiroso del fútbol, que no aporta más que miseria a un equipo que el nuevo seleccionador está, me temo, dispuesto a descabalar.


<< MaTA-dor