ESCUCHA MATADOR:

      REFLEXIONES A VUELA PLUMA
          SOBRE EL FÚTBOL,
             EL PERIODISMO Y LA VIDA

















Buscador


MaTA-dor

viernes, septiembre 28, 2007

La cantera y el destino

recuerdos de un aprendiz de futbolista


Miles de chavales, con sus padres y hermanos apoyándoles en cada entrenamiento y en cada partido, sueñan con ser futbolistas. Sólo llegan unos pocos elegidos y la mayoría de ellos se lo merecen. En las dos últimas décadas la fiebre por ser Raúl o Torres se ha instalado en todas las familias que cuentan con cachorros con condiciones de ser futbolistas. Hay muchas historias de chicos que podían haber llegado a la élite. Alguno no ha llegado a ser ni adulto.

Sólo me gusta recordar mi etapa de aprendiz de futbolista de manera fugaz, en destellos de aquella alegría, de aquella presión, de aquel orgullo de jugar en el Atleti. Todo son luces, pero hay alguna sombra, alguna noche que nunca amanecerá, que quizás nubla y pone en segundo plano todos esos felices recuerdos.

Me agrada haber estado en un vestuario juvenil porque funciona de una manera similar a la de un vestuario profesional y en mi trabajo de periodista deportivo me ha servido esa convivencia para saber tratar a los jugadores y detectar claves de esos vestuarios (sea el de los galácticos de Florentino, el del United de Ferguson, el del Atleti del Doblete en proceso de destrucción o la siempre volcánica caseta de mi querida España). Puntualmente, y cuando surge, recuerdo aquella etapa magnífica en la que soñaba con ser futbolista. Mi padre me ha mandado esta foto del Atlético Madrileño Juvenil (como ‘juvenil M’ se conocía en Cotorruelo) y mirando las caras de mis compañeros y la mía (estoy serio, muy serio y con pelito) he evocado aquella época.

Yo estaba en COU. No había elegido aún el periodismo (empecé Empresariales). Reaparecía ese día después de casi tres meses de recuperación de una operación del testículo izquierdo (un hidrocele formado por una patada, un golpe bajo, recibido defendiendo la rojiblanca en el campo de San Cristobal) unida a los primeros síntomas de una osteopatía de pubis de la que me operé un año después de retirado del sueño de ser futbolita. No recordaba el rival, pero cuando le mandé la foto por móvil a Ricardo, el mejor portero de España (para mí y no es pasión de amigo) me contestó al instante: “3-1, con el Levante”.

De este once, tan sólo Ricardo (Atlético, Valladolid, Manchester United, Racing de Santander y Osasuna) y Vellisca (Salamanca, Zaragoza, Almería), jugaron en Primera división. Oscar (compañero antes en el Puerta Bonita) iba muy bien, pero se rompió la tibia en el Madrileño y luego hizo su carrera por la Segunda B. Juanma Alamillos era de los mejores laterales juveniles, llegó a ir con el primer equipo convocado y creo que debutó (recuerdo una eliminatoria de la Recopa ante el Hearts escocés en la que estuvo en el banquillo), y luego estuvo en el Getafe (creo que ahora es el capitán del Ceuta). Burgos era nuestro Michel: grandes centros, pero un esguince reiterado en un tobillo le frenó la progresión. José Eugenio, el Rubio, era ideal para jugar al contragolpe. Compañero mío en el cole (Colegio Público Cid Campeador), en el Aviación, en el Puerta y en el Atleti, tampoco tuvo el recorrido soñado. Carlos también vino del Puerta Bonita y era un nueve peleón y con gol. Ayala era el mejor futbolista: técnicamente perfecto, con visión de juego genial, un todocampista. ¿Por qué no llegó? Porque hay muchos factores que influyen en conseguir la meta, porque con 17 años aún no estamos maduros y nos podemos equivocar al elegir. Pizarro era fortísimo: Angel Castillo estaba convencido de que ese atleta de color iba a ser futbolista, pero tampoco llegó.

Y Manolo (de pie, el segundo por la izquierda) no llegó ni a ser adulto. Como muchos canteranos, se tuvo que ir cedido. Dejar el Atlético era un bajonazo y muchos dejamos el fútbol después de vivir las comodidades de la cantera de un equipo grande. Manolo se marchó cedido. Tenía su vida perfectamente enfocada en el estudio, porque era muy buen estudiante. Una lesión muscular prolongada le tenía a mal traer. Cayó en una depresión y decidió dimitir de la vida. Aquella muerte de Manolo nos impactó mucho. Ricardo y yo, siempre en permanente contacto todos estos años, tratábamos de explicar lo inexplicable. Nunca alcanzas una conclusión rotunda, mucho menos sabiendo que el autor de ‘Palabras para Julia’ también se suicidó. Quizás Manolo (un buen medio centro, en Cotorruelo le llamaban cariñosamente el 'Chepa') se vio futbolista y luego vio que no lo iba a ser y se hundió. Quizás el fútbol tuvo nada que ver y fue el destino.


Atlético Madrileño Juvenil. Temporada 88/89


De pie, de izquierda a derecha: Galán (delegado, luego entrenador), Manolo, Ricardo, Burgos, Javi (Matallanas), Oscar.


Agachados, de izquierda a derecha: Pizarro, Carlos, Ayala, 'Rubio', Juanma y Vellisca

Escrito por Matallanas | 5:07 a. m. | Enlace permanente

17 Comentarios:

  • Escrito por Blogger Mario, a las vie. sept. 28, 07:59:00 a. m.  

    ...Colegio Público Cid Campeador...

    ¿De Getafe?

  • Escrito por Blogger Juan LFC, a las vie. sept. 28, 09:41:00 a. m.  

    Quién hubiese dicho en aquella época que perderías el pelo xD

  • Escrito por Anonymous Anónimo, a las vie. sept. 28, 09:42:00 a. m.  

    de Aluche. Por cierto Javi ¿donde esta Jara? Pedazo de pareja de centrales en infantiles

  • Escrito por Anonymous Anónimo, a las vie. sept. 28, 09:43:00 a. m.  

    De aluche.

    Por ceirto ¿donde estaba Jara? pedazo de centrales del Infantil del atleti.

  • Escrito por Anonymous Juan, a las vie. sept. 28, 11:32:00 a. m.  

    Mata, ¿por qué no te describes tu como futbolista?

  • Escrito por Anonymous Anónimo, a las vie. sept. 28, 12:34:00 p. m.  

    Me ha encantado el post Mata. Enhorabuena.

    Todos los que somos padres y nos encantaría que nuestros hijos hiciesen deporte, deberiamos transmitirles que el objetivo no es llegar, sino disfrutar cada momento. No aguanto a los padres en las competiciones de base, criticando a sus hijos, insultando a los árbitros, etc.

    Dicho eso, que mi hijo vistiese la camiseta del Atleti, aunque fuese en juveniles o la del Estu en basket me haría muy feliz.

  • Escrito por Blogger Matallanas, a las vie. sept. 28, 02:13:00 p. m.  

    El Cid Campeador es (era) de Aluche, cerca del Poli, pegado al Carmen López de Haro y a una guardería (mi guarde y la de mis hermanos)

    @Juan
    Como aprendiz de futbolista era un central aguerrido y apañado, consciente de mis limitaciones. Ahora, en Los Desperdicios, me he convertido en un MaTA-dor, llevo el gol en la sangre. Jejejeje!

    @anómimo que pregunta por Jara
    No he querido poner nombres de mis compañeros en la cantera porque me olvidaría a muchos y no quería. Jara era un fenómeno, se rompió el cruzado (¡¡¡como sonó!!!, un chasquido como si se rompiera una rama en un entrenamiento en Cotorruelo). Recuerdo a Jabato (¡qué futbolista!), a Soriano (mi amigo aún de Don Benito, el mejor extremo de España juvenil), a Goyo (goleador y con clase), a Fabián, a Bravo, a Blanco, a Juanjo, a Lozano, a Manolo Alfaro, a Campos, a David, a Tomás, a Gaitán (ahora juega con mi hermano en el Majadahonda), a Patri, a Aguilar, a Pomares, a Alejandro, a Koldo (portero titular de la selección de Andorra), a Nino (el hijo de Di Stéfano), a Marín, a Iñigo.................. y se me están olvidando muchos y me da mucha rabia no nombrarlos, leches!!! Otro recordaré a los entrenadores...
    Abrazo!!!

  • Escrito por Anonymous CMM, a las vie. sept. 28, 02:35:00 p. m.  

    Bonito artículo. Como ha dicho alguien antes, me gustaría que mis hijos tuvieran la oportunidad de participar en deportes de equipo. El objetivo no debería ser llegar, sino aprender y practicar los muchos valores positivos que hay en el deporte.

  • Escrito por Blogger Juan LFC, a las vie. sept. 28, 04:21:00 p. m.  

    ¿Y conservas esas camisetas?

    Deberías hablarnos más de tus recuerdos como jugador del fútbol base rojiblanco (nunca categorías inferiores, como bien dijo un día Petón). Son tan memorables como las de los que consiguen la fama. O incluso más.

    Más post de esta línea Mata, por favor!!!!!!

  • Escrito por Blogger Miguel, a las sáb. sept. 29, 12:58:00 a. m.  

    Muy bonito el post.
    Muy triste lo de Manolo, como también lo fué lo de Jesús "El esponja".
    Un saludo Matador!
    Miguel, 16 años...

  • Escrito por Anonymous Judas, a las sáb. sept. 29, 01:42:00 a. m.  

    Gordo, ¿y por qué esta melancolia?

  • Escrito por Anonymous Anónimo, a las sáb. sept. 29, 11:03:00 a. m.  

    Pareja de centrales buena,la que formabas en el aviación con Perico,y con Adolfo de guardameta...

  • Escrito por Anonymous Anónimo, a las sáb. sept. 29, 02:19:00 p. m.  

    Tengo 20 años y he estado toda mi vida jugando al futbol en diversos equipos malagueños, siempre en categorias altas de la base, lo tuve qeu dejar en juveniles debido a una grave lesion de rodilla, todo empezo con una tendinitis y terminó con una rotura de ligamentos.Ahora solo puedo echar pachangas con los colegas, con esto quiero decir que al principio es muy duro pero que con esfuerzo y con la compañia de tus colegas y familia se puede salir adelanta.Y recordad, que no todo es llegar, lo que hay que hacer es disfrutar.Saludos.

  • Escrito por Blogger Meridiana, a las lun. oct. 01, 09:08:00 p. m.  

    Me ha encantau, Mata, en serio, genial.

  • Escrito por Anonymous Anónimo, a las mar. oct. 02, 09:36:00 a. m.  

    eres un genio, lo eras en el Santa cristina y lo sigues siendo. de lo que mas me acuerdo es de tu foto marcando al Buitre. ya nos veremos en algun partido

  • Escrito por Anonymous jabato, a las vie. mar. 28, 10:26:00 a. m.  

    Soy Javi, aunque me llamaban Jabato, y aún lo siguen haciendo mis buenos amigos. Jugué en la cantera del Atleti a la vez que lo hizo Mata-dor.

    Javi, me emociona ver que tú también recuerdas todo aquello que yo guardo en lo más profundo de mi corazón. Aquello años fueron, posiblemente, los más bonitos de mi vida. No eramos conscientes -nadie lo es a esa edad- de las posibilidades que teníamos de alcanzar el éxito en algo tan bonito como el fútbol, pero tuvimos la posibilidad de soñar al menos con la gloria de ser futbolista de 1ª división. Al menos, tuvimos ese priviliegio que muchos no tuvieron.

    Javi, quiero enviarte un abrazo muy fuerte, y también a todos aquellos que compartieron vestuario con nosotros: Ayala, Burgos, Ricardo, Iñigo, Jara, Blanco, Velli, Oscar, Soriano, Pomares, y tantos otros a los que no quiero olvidar. Todos esos recuerdos no se perderán nunca.

    Jabato

  • Escrito por Anonymous Anónimo, a las jue. mar. 19, 01:26:00 p. m.  

    Juanma Alamillos también jugó en Primera División con nuestro Atleti. Fue en dos partidos. Debutó contra Osasuna en el Calderón el 10 de noviembre de 1993sustituyendo a Pizo Gómez y repitió, esta vez como titular, ante el Depor el 27 de noviembre del mismo año.
    Al César lo que es del César.


<< MaTA-dor