ESCUCHA MATADOR:

      REFLEXIONES A VUELA PLUMA
          SOBRE EL FÚTBOL,
             EL PERIODISMO Y LA VIDA

















Buscador


MaTA-dor

lunes, marzo 17, 2008

Transparecia, compromiso y honradez (Por Kiko Narváez)

el arquero (artículo publicado en la razón el lunes 17 de marzo de 2008)


Por Kiko Narváez


No sé qué es más difícil a día de hoy: que te toque un piso de protección oficial o un tipo digno y con unos principios tan impolutos como Camacho. El de Cieza de nuevo ha demostrado en Lisboa que antepone los intereses de un club a los suyos. Después de ver la imposibilidad de sacarle más jugo al histórico Benfica y de que su discurso «pirulase» por el vestuario sin tener la repercusión que él buscaba, decidió abrir la puerta, él solito, sin necesidad de ayuda.

A quienes le conocemos, no nos sorprendió, y a los olvidadizos les recuerdo que en la «era Sanz» se postuló al lado de su preparador físico, dejando por ello de entrenar al equipo de sus amores. Con Florentino, ante la falta de respaldo del «presi» en temas relacionados con las obligaciones de la plantilla, terminó también cogiendo las de Villadiego. «Jose» es un tipo sin dobleces, que si lo tomas tienes que leer antes varias veces su prospecto para saber las contraindicaciones y reacciones adversas. Él exige lo que da: transparencia, compromiso y honradez (suena a promesa de político, pero «Jose» sí lo cumple). En caso contrario, se pirará sin hipotecarse a un contrato o esperar a que lo cesen. En esto siempre ha sido rígido, algo para él tan simple, pero que extraña y confunde a muchos, sobre todo por la falta de ejemplos.

Está claro que esta inflexibilidad le restará propuestas, pero a su edad no creo que cambie. Como diría Alfonso Azuara, «entre el honor y el dinero, lo segundo es lo primero», menos para «Camachín». Mientras tanto, seguirá esperando junto a su inseparable escudero «Labi Champions» en Ibiza un nuevo desafío de alguien que le mire a los ojos. Míster, ojalá aproveches ahora el tiempo libre para dar unas clasecitas de pádel, porque en eso eres cortito con sifón.

P.D. Emilio Gutiérrez, gran director de comunicación del Atlético de Madrid, anduvo listo en el palco del Calderón, cuando alguien pidió una camiseta para entregársela a Richard Gere… ¿Richard Gere? «¡Cuidadín!», exclamó, al descubrir que se trataba de Clemente Villaverde.

Escrito por Matallanas | 7:08 p. m. | Enlace permanente

1 Comentarios:

  • Escrito por Anonymous Anónimo, a las sáb. mar. 22, 09:25:00 a. m.  

    Lo de Clemente, será por lo Monje Tibetano, religión que procesa nuestro querido Richard Gere.

    MAD5


<< MaTA-dor