ESCUCHA MATADOR:

      REFLEXIONES A VUELA PLUMA
          SOBRE EL FÚTBOL,
             EL PERIODISMO Y LA VIDA

















Buscador


MaTA-dor

domingo, noviembre 09, 2008

La gran evasión de Camacho (Por Antonio Sanz)

el rincón de judas. artículo publicado en público


Por Antonio Sanz

Apasionante la película de John Sturges, relato apoyado en un hecho real. Apasionantes para el cinéfilo dos escenas de la cinta con el gran Steve McQueen: el golpeo con la pelota de béisbol, guante en mano, contra la pared de la nevera y su evasión conduciendo una motocicleta antes de ser capturado por enésima vez. El capitán Virgil Hilts de la USAAF norteamericana, un experto en fugas, no se parece mucho a José Antonio Camacho. Pero encontraremos una similitud en las veces que el técnico murciano se ha evadido de los banquillos. Tiene mérito. Entre otras cosas porque fabrica un mundo a la contra: habitamos en un fútbol dónde se destierra a los entrenadores mientras que él se encarga de dejar hueco en los vestuarios a otros compañeros. Con el ascenso del Espanyol a Primera división y la Copa de Portugal con el Benfica en la vitrina, son más los reconocimientos que recibe por su manera de entender la vida futbolística. Por eso, su carrera como técnico está salpicada de evasiones.

En pleno desarrollo Olímpico’92, Camacho debutó en el banquillo del Rayo Vallecano. Se entendió como primer éxito aquella campaña. No le importó descalzarse para bajar a Segunda y ascender, para después consolidar al Espanyol dos años después. El primer revés le esperaba en Sevilla. Tras 22 partidos, los resultados lo destronaron. Encontró rápido refugio nuevamente en Barcelona antes de afrontar la primera evasión. Tras otra Liga en blanquiazul, Lorenzo Sanz le llamó para entrenar al Real Madrid. Y tras 22 días en el cargo decidió dar un portazo al club de su vida Era la mañana del 9 de julio de 1998. Poco le importó que afición y periodismo aplaudieran su contratación. Unos problemas con los contratos de sus ayudantes dinamitó el acuerdo de dos años ya rubricado. Recuperó banquillo en Alberto Bosch. La destitución nacional de Javier Clemente, tras la debacle en Chipre, situó a Camacho con el objetivo de la clasificación para la Eurocopa del 2000. Allí, España cayó ante la Francia campeona de Zidane. El mister continuó hasta Corea del Sur para después forzar la segunda evasión tras un Mundial donde el egipcio Ghandour gafó los cuartos. La Federación le ofreció seguir, pero el murciano dijo no. Tras emigrar al histórico Benfica de Portugal, donde en año y medio devolvió el orgullo a las águilas portuguesas, Camacho volvió a la piel de Hilts. Tampoco hubo que esperar mucho para la tercera evasión. Florentino Pérez le encomendó el Real Madrid ‘galáctico’. Tras ganar a Mallorca y Numancia, a la primera derrota en la tercera jornada, el vestuario le sacó de quicio y dimitió. El destino le preparó la cuarta evasión en Lisboa. Llegó en marzo de 2008 tras caer en Uefa ante el Getafe y empatar con el colista. Con este panorama, Izco le recupera para Osasuna. Tras tres derrotas consecutivas en Liga y un empate en Copa, muchos son los que piensan que el ‘Kun’ y compañía pueden desembocar en la enésima huida. Otros más optimistas le auguran que podría esperar a la vuelta copera o al partido de San Mamés. De lo que estamos seguros es que a Camacho no le temblará el pulso para tocar retirada. Si los resultados no llegan, el capitán Virgil Hilts volverá a la nevera.

P.D. Que bonito ha sido ver al Atleti en Anfield. Los que surcamos por carretera el infierno desde Ferrol a El Ejido le damos el valor que merece a la gesta de casi ganar.

Escrito por Matallanas | 8:29 p. m. | Enlace permanente

0 Comentarios:


<< MaTA-dor