ESCUCHA MATADOR:

      REFLEXIONES A VUELA PLUMA
          SOBRE EL FÚTBOL,
             EL PERIODISMO Y LA VIDA

















Buscador


MaTA-dor

lunes, diciembre 01, 2008

Messi, Messi, Messi (Por Kiko Narváez)

el arquero. artículo publicado en la razón


Por Kiko Narváez

Messi, Messi, Messi... ¡¡¡Pero qué bueno eres ‘quiyo’!!! Muchos estaban pendientes por ver al FC Barcelona en un escenario complicado como Nervión. Empezaba el Everest para los de Pep y se lo subieron como si fuera Navacerrada. Si el Barça se ha caracterizado siempre por tener escaladores de categoría, ahora cuentan con casi dos sherpas por puesto para poner en práctica la ruta de Guardiola. El encuentro del Pizjuán estuvo en el primer tiempo sin el control exagerado ya habitual de los culés, con mucha ida y vuelta que a buen seguro desesperó al perfeccionista de Pep, que había diseñado una salida de balón, en busca de la superioridad en el centro del campo, mandando a Dani Alves al extremo, para que Luis Fabiano, que no paraba de taponar a Márquez, subestimara la calidad técnica de Piqué que fue el que iniciaba coherentemente las embestidas culés. Esto provocaba las constantes coberturas de Puyol, formando un trío de centrales con Piqué y Márquez, variante que no se descarte utilice el Barça para partidos a vida o muerte de Champions ante los Manchester, Liverpool, Chelsea, Inter y compañía.

Messi, Messi, Messi... ¡¡¡Pero qué bueno eres ‘pisha’!!! En el segundo tiempo fue un control apabullante. La mejor defensa es la posesión del balón. Y Yaya Touré y Keita la roban, la tienen y la saben tocar, algo que agradece Xavi recibiendo unos metros más arriba, con mayor frescura que le permite aún mayor claridad. Xavi hace unos giros perfectos, que ya los quisiera hacer Salinas en el ‘Mira quien baila’. El FC Barcelona muestra tal ambición que ves su partido empezado, sin saber el resultado, y parece totalmente que van perdiendo, ante la ambición, el empuje y la presión con la que atosigan al rival, sea el Sevilla, el Atlético o el Valladolid. Más que un puñetado en la mesa de la Liga, el sábado, viendo a su eterno rival sufrir en Getafe, dejaron ‘groogy’ al resto de aspirantes. ¡Y eso que solo llevamos un tercio del campeonato! A no ser que lo mire el mismo tuerto que al Madrid, se llevan la Liga de calle.

Messi, Messi, Messi... ¡¡¡Pero qué bueno eres monstruo!!! En el primer gol que hiciste, defines como si estuvieras en el área chica. ¡Qué facilidad! Y qué decir del segundo, que dejaste a Palop con el molde. El Barça es un equipazo, pero cuenta con el mejor futbolista del planeta en la actualidad. El argentino descarta rivales como si fueran farolas. La sensación de superioridad es como la que siento yo en los campus de verano cuando juego con críos de 9 años. ¡Qué gustazo cuando ves que no te la pueden quitar! Surte fútbol, se asocia y asiste. Además distrae a los rivales, despejando y allanando el camino a Xavi, Etoo y Henry. Lo hace todo a una velocidad de vértigo y sonriendo. Da a gusto verlo. No tiene un mal gesto ni un reproche para los rivales ni para sus compañeros. Al contrario que Cristiano Ronaldo en El Madrigal, que se hartó de levantar los brazos reprochando todas las acciones a sus propios compañeros y a los rivales. Por ahí también le gana, a día de hoy, Messi a Cristiano.

Escrito por Matallanas | 5:30 p. m. | Enlace permanente